¡ Esa Chica Es Mía !

Font size: - +

Capitulo XII

Quisiera imaginar que todo esto es un sueño, pero no, de verdad son los labios de Dante junto a los míos, me llenan de vida, hacen que no piense en nada mas, no nos separamos, solo nos reímos entre besos y recuperamos el aliento.

Dante se aleja un poco, me mira fijamente, vuelven sus labios a los míos, una sonrisa en mis labios, ¿Se puede ser adicta a unos labios? Si no se puede, pues lo siento porque yo ya me estoy sintiendo adicta a los de él, nos separamos y puedo ver como su mirada es más llena de vida, pero no solo el, yo también me siento de esa manera, deseaba mucho besarle, sus manos acarician mis mejillas, une su frente a la mía y cierra sus ojos.

-Eres tan hermosa –susurra, yo sonrió.. –Lamento todo lo que te hice pasar desde que volví Allie, de verdad lo siento –niego y acaricio mi nariz con la suya.

-No hablemos de eso Dante –el asiente.

 

La noche ya está acá y la luna comienza a darnos luz, nos pasamos toda la tarde hablando y riendo, Dante me abraza, mientras que con las yemas de sus dedos comienza a trazar figuras en mi brazo, yo mantengo mi mirada fija en el techo, pero luego volteo y lo encuentro de la misma forma, viendo el techo

-¿Sucede algo Dante? -me siento sobre el colchón y él voltea a mirarme

-Allie ¿Qué ocurrirá entre tú y yo? –lo miro y vuelvo acostarme a su lado.

-Dímelo tu –ambos nos observamos.. –Solo espero por ti.

-¿Desde cuándo te volviste tan directa? –sonríe, yo le imito.

-Desde que decidí ir a todo por ti –ni siquiera yo me creo lo que digo, estoy asombrada.. –Te quiero Dante, nunca lo he dejado de hacer –lo observo sonreír y me cubre en un abrazo.

No puedo evitar querer abrazarle de la misma manera, nos quedamos en silencio, siento la necesidad de saber aún más acerca de su padre pero preferí no volver a tocar el tema, incluso lo único que me comento fue que su mamá estaba saliendo con alguien, pero que en ocasiones la tristeza la abraza y ella solo se echa a llorar.

Mi estómago gruñe eso es alerta de que desea comida y yo me oculto entre las sabanas con vergüenza, cuando no es Selena que me deja en ridículo es mi estómago hambriento, Dante ríe y me lleva a la cocina, comienza a sacar rebanadas de pan, jamón, queso y aderezo, intento hacer el mío pero él no me deja, dice que es su casa, yo soy su visita y me debe atender como debe ser, yo hago pucheros porque quiero un enorme emparedado, pero creo que leyó mi mente y me hizo uno enorme.

Fuimos de regreso a su habitación y comenzamos a ver la tv, comenzamos a ver una película de acción y solo nos dedicamos a prestar atención, el comienza a jugar con mi cabello mientras que yo juego con sus dedos entrelazados, mis ojos comienzan a sentirse pesados, lo miro, el me da un pequeño beso en los labios y con una sonrisa apoyo más mi cabeza en su hombro, cierro mis ojos y no tardo en optar dormir solo un rato.

 

Mi móvil suena y me despierta, puedo ver la habitación iluminada.

-¡Mierda! –me levanto exaltada, estoy en la habitación de Dante, tomo mi móvil de prisa.

 

De: Selena <3

Buen día Allie, no pude pasar por ti en la noche, no te preocupes tus padres creen que dormiste aquí, le envié un texto a tu mamá y se lo ha creído paso por ti en dos horas, ponte hielo en la vagina para que puedas caminar bien.

-Dios Selena ¿Cuándo cambiaras? –mascullo y dejo el móvil sobre la cama.

Al menos solo yo leí este mensaje, que vergüenza si alguien tomara el móvil y leyera lo último, un rico olor a tocino termina se adentra a la habitación, tomo una franela de Dante, la que llevaba no es muy cómoda a estas horas.

Salgo en busca de él, allí está frente a la cocina haciendo huevo, tocinos y pan tostados, lo abrazo por atrás y le doy un pequeño beso en su hombro, el voltea para encontrarme y sonríe al verme, me da un beso casto y me invita a la mesa.

-Estas tranquila Allie lo digo porque para haber pasado una noche fuera de casa, te imagine histérica –yo rio.

-Creo que no recuerdas que tengo una amiga que se las sabe todas, Selena le dijo a mis padres que dormí en su casa, por eso estoy tranquila

-Selena es una gran chica, en ocasiones ruda, pero gran chica al fin y Nick bueno, me odia por algo que yo no hice –me detengo y lo miro sorprendida.

-Quieres decir que ¿Tú no tuviste nada que ver con la salida de esa chica? –aun no salgo de mi asombro.

-No Allie, el culpable fue uno de los chicos del equipo de futbol de aquel año, pero como yo era el nuevo chico fácilmente me culparon a mi ¿Me crees capaz de intimidar a una chica?

-Si, a mí ya me estabas comenzando a intimidar –digo arqueando mis cejas.

-Allie lo hacía porque me gustas, no es obvio –lo miro y puedo sentir mis mejillas arder, asiento y sonrió con vergüenza.

Terminamos de desayunar y comenzamos a limpiar su casa, su mamá llega mañana y no puede encontrar este desastre, tomo las tres botellas de licor de la nevera y las vació una a una, él no me discute y se va a recoger su habitación, yo limpio la sala y veo que su mamá tiene en el pequeño jardín de la parte trasera muchas flores pero unas hermosas amapolas robaron mi vista, comienzo a cortar algunas y las pongo en un jarrón para que su madre mañana sonría al verlas.



Fabiola Gz

Edited: 10.01.2019

Add to Library


Complain