¡ Esa Chica Es Mía !

Font size: - +

Capitulo XIII

DANTE

No entiendo porque siempre tengo ese maldito impulso que me invade de ir a verla, cojo las llaves del coche y comienzo a manejar, me siento como un robot automático, el camino a su casa lo sé perfectamente, mi corazón se acelera cuando siento que ya estoy por llegar, quiero abrazarla, besarle, ver sus ojos, esa sonrisa que aleja todo lo malo de mí.

Miro su casa y veo su sombra detrás de las cortinas de su habitación mientras se aleja, mi corazón se acelera y le envió un texto, deseo verla, su sombra vuelve aparecer acercándose a la ventana y allí esta con un semblante sorprendido y con esa sonrisa que me acelera hasta el alma, sonrió y le pido que baje.

Al verla salir de casa mi corazón quiere explotar, veo como se acerca poco a poco y de pronto la tengo entre mis brazos, siento como si hubieran pasado años de no haberla visto, pero recién la vi esta mañana y parte de la noche anterior.

-Me gustan tus ositos en los pies, deberíamos comprar unos de parejas Allie –adoro cuando ríe y su repentino beso me acelera el corazón.

-Te extrañaba osito –rio al escuchar ese apodo.. –Ahora más que nunca sé que eres quien provoca mis sonrisas –la abrazo y la bajo para mirarle mejor.

-Y tú la mía Allie, extrañaba sonreír de verdad, gracias.

-Prometo hacerte sonreír siempre –asiento y me besa.

Los besos de Allie son como rayos de luz que te calientan hasta el alma, deseo tenerla siempre a mi lado, pero necesito alejar todo lo malo de mí, para comenzar a ser parte de ella, sin mierdas que me rodean, ser sincero y puro, estar a su altura.

 

_~_

 

Mamá está por llegar a casa y todo sigue en orden, sonrió al ver las flores que Allison recogió para darle un pequeño toque hogareño a esta casa que ha sido sombría desde que volvimos, deseo que pronto mamá vuelva a verla, sé que se llevaran muy bien, igual a como mamá es con la madre de Allie, al menos agradezco que tiene una amiga sincera y que a pesar de todo nunca la dejo sola.

Escucho la llave en la puerta y antes de que abra yo me adelanto, ella se sorprende y sonríe, la abrazo tan fuerte que la alzo y le doy vueltas que ocasiona que ría a carcajadas, extrañaba el lado gracioso de mamá, papá le quito tanto, que yo no fui capaz de hacerla regresar, la veo más radiante, con sus ojos más brillosos y menos sombríos, la bajo para que descanse de su risa, mientras ella me mira se coloca de puntillas y me da un beso en la frente.

-Que tal te fue solo Dan, la casa esta reluciente, debería irme más seguido no crees –ella voltea sonriendo mientras yo volteo mis ojos.

-No, no deberías irte, no debes dejar a tu hijo sin tus deliciosas comidas mamá –ríe y se asombra al notar el jarrón con sus flores del jardín.

-Oh, me has sorprendido, elegiste las más hermosas.

-No lo hice yo mamá, fue –ella voltea y puedo notar enojo en sus ojos.

-¡No me digas que esa tal Nikki toco mis hermosas Amapolas! Ya suficiente tengo con que sea tu noviecita o que se yo –si, a mamá no le agrada Nikki..

-Oye mamá déjame hablar, no fue Nikki y nosotros no somos novios, en realidad la que te dejo eso allí fue Allison Benz la hija de la señora Victoria –mamá se sorprende mientras que yo solo puedo sentirme apenado.

-¿Que? Allie ¿Tu ex amiga de la infancia estuvo en casa? A ver Dante cuéntame porque no entiendo nada.

Me siento en la sala con mamá comienzo a contarle todo, como necesitaba este momento con ella, contarle que pasaba por mi mente, ella nunca se imaginó nada de esto, y mucho menos que Allie es la chica a quien en realidad quiero, ella no deja de sonreír mientras le cuento todo poco a poco.

-Sé que detesta que te de sermones Dante, pero solo te digo una cosa, si le haces daño a Allison juro que te las veras conmigo, porque no hay nada peor que el sufrimiento ¿Ok?

Asiento y sonrió, ahora sé que mamá será sobreprotectora con Allie y serán dos mujeres contra mí, pero deseo tanto verlas juntas, tomar un café, regar las flores, reír, cocinar, que tengan salidas, lo deseo y pido que se me cumpla, al menos son para mí las mujeres que más quiero en mi vida.

 

ALLISON

 

El domingo se fue de inmediato, mientras que yo solo me dedico hacer mis actividades, deseo mucho que a la mamá de Dante le haya gustado el detalle de las flores, sonrió al recordar cuando las coloque sobre la mesita, fue con tanto cariño y deseo que ella así lo piense, recuerdo que me tome una foto con Dante en ese lugar, una sonrisa plasmada en mis labios.

El olor de la cena me activa de inmediato el hambre y automáticamente salgo para ir a ver quién es la culpable de que huela tan delicioso.

Mamá está sentada con papá en el sillón y solo me queda una persona, mi nana, ella es la culpable, sonrió y comienzo a caminar para ir a la cocina, pero papá me llama y desvió mis pasos, me siento frente a ellos quienes sonríen algo extraño, mamá da miedo con ese rostro y papá ni se digan parecen la pareja asesina de The Purge que horror, los miro confundida y carraspeo para que alguien comience hablar.



Fabiola Gz

Edited: 19.01.2019

Add to Library


Complain