¡ Esa Chica Es Mía !

Font size: - +

Capitulo XVI

Me encontraba junto a Tadeo, quien estaba recibiendo la atención médica mientras que André y Selena estaba informándole a sus padres, tiene la parte izquierda de su labio superior partido, moretones en sus brazos, el golpe en su ojo, fuerte dolor en sus costillas pero que por suerte no pasó a mayores.

La enfermera quien le atendía se termina de retirar y Tadeo se recuesta en la camilla, le observo desde cierta distancia, toma una bocanada de aire y yo caminando hasta el tomo asiento en la silla junto a la camilla, ambos nos observamos.

Tadeo y yo somos cercanos, pero no puedo obligarle a decirme sus cosas, lo veo enfocar su mirada al frente, tan pensativo, tan fuera de este momento, lo veo cerrar sus ojos y sonreír con cierta amargura.

-Intente buscar a Marisol –dice pero no intenta mirarme.. –Tiene nuevo novio –vuelve aquella sonrisa sin pizca de alegría.. –El mejor amigo de su hermano, al parecer le hizo creer a su hermano que el del problema de nuestra relación era yo –en ese momento voltea y me mira.. –Y no es cierto Allie..

-¿Ella estuvo cuando te golpearon? ¿Por qué no lo evito? Era lo mínimo ¿No crees? –el esboza una sonrisa y niega.

-No estaba en ese momento, ellos simplemente fueron por mí al trabajo, quise darles la cara pero me encontré con otra situación, eran más que yo, no pude defenderme –el claro enojo en su tono de voz.. – ¿Cómo pudo ella hacerme esto? Yo no hice más que quererla de verdad, ella solo piensa en su situación.

Al momento de darle mi opinión la puerta del pequeño cuarto se abre, los padres preocupados de Tadeo entran, Selena me da una mirada, esa que me dice que es mejor marcharnos ahora, sin siquiera despedirme salgo de ese lugar junto a mi mejor amiga, André y sus padres están junto a Tadeo nosotras tomamos camino a las afueras del hospital.

Allí nos detenemos, no tenemos si quiera dinero para volver, debemos esperar por André, así que me encamino a las escaleras de la entrada y tomo asiento, ya la noche este sobre nosotros, escucho los pasos de mi compañera y termina por sentarse a mi lado, volteo a mirarla, ella mantiene la suya al frente.

-André dice que esto no es primera vez –frunzo el ceño la observo.. –Desde que inició su relación con esa tal Marisol, Tadeo estaba constantemente metido en problemas y todo por ella.

-Pero él no tiene culpa en este momento –apunto con prisa, no quiero que le juzguen.. –Me lo dijo, fue el hermano de Marisol y sus amigos, Tadeo estaba trabajando –me encojo de hombros.. –Que de poca de esos chicos, un montón contra uno –niego con semblante enojado.

-¿Tú le conociste no? ¿Cómo es ella? –en ese momento detengo mis ganas de hablar, pues al enfocar mi mirada dificultosa al frente la veo venir.

-Allí la tienes –me levanto y Selena confundida observa a la chica quien con prisa y rostro preocupado se acerca más y más.

¿Cómo tiene el coraje de venir a ver a Tadeo? Si ella es la culpable de todo mínimo debería mantener su distancia, evitando que tome camino dentro del hospital bajo los pocos escalones y me coloco delante de ella.

Ella me mira preocupada, no tiene esa mirada de la otra vez, de superioridad y arrogancia, intenta pasar junto a mí pero lo evito, al igual que Selena, frunce el ceño y se cruza de brazos.

-¿Podrías dejarme pasar?

-No –digo con simpleza.

-¿Disculpa? ¿Acaso eres la dueña del hospital? Ya déjame pasar, ¿Quieres? –niego.

-Lo siento, pero si pretendes ir a ver a Tadeo no te dejare hacerlo, no tienes idea de lo que tu hermano y sus amigos hicieron –ella intenta hablar pero se detiene, mira por encima de mí y al voltear noto que Tadeo viene con la ayuda de André y junto a sus padres.

En ese momento su madre nos mira, su ceño endurecido, le pide a su esposo y André llevar a Tadeo al coche, Selena y yo nos quedamos mientras que el ligero taconeo de sus zapatos se escuchan más cerca, noto que Marisol se tensa con prisa.

La señora Amanda se detiene delante de Marisol, dejándonos a Sel y a mí a un lado y en ese momento como un relámpago su mano se estampa en la mejilla de la chica quien mantiene su mirada a un lado, puedo observar como el cuerpo de Amanda tiembla, me quedo perpleja, observo a Selena quien también está de esa manera.

-¿Cuándo acabaras? –habla con enojo.. – ¿Cuánto más falta para que termines de arruinar la vida de mi hijo? –Marisol intenta hablar pero sus ojos están cristalizados.. –Aléjate de Tadeo, no te quiero cerca de él y dile a tu hermano que mañana a primera hora le estará llegando una cita, a ver si dejan de ser unos matones golpeando a chicos indefensos.

Amanda con prisa se aleja sin siquiera dejarle hablar, Selena y yo la observamos, aquella castaña llora en silencio.

-Díganle que lo siento, realmente lo siento.

Con prisa sale corriendo del lugar y yo me quedo viéndola a la distancia, era tan obvio que las palabras de la madre de Tadeo le dolieron, lo que sé es que aquí hay muchas cosas ocultas, ¿Quién es ese tal Franco? ¿Es tan malo así? ¿Por qué Marisol se veía aún más dolida?

 



Fabiola Gz

Edited: 16.01.2019

Add to Library


Complain