¡ Esa Chica Es Mía !

Font size: - +

Capitulo XIX

ALLISON

Voy de regreso a casa, opte por venirme caminando, no me queda para nada lejos, así que prefiero disfrutar de una caminata para por lo menos despejar un poco mi mente, la brisa choca en mi rostro, el frio del invierno ya se está haciendo presente.

Esto es asfixiante, moría por darle un puño a esa zanahoria, pero nunca le haría eso a un chico, además eso sería abrir la brecha y lo que menos quiero es problemas para Dante, está en juego su puesto en el equipo de futbol, él se sentiría realmente mal si lo llegaran a expulsar.

A una distancia observo mi casa, acelero el paso ya quiero llegar rápidamente, pero al adentrarme al frente de casa me detengo en seco, la figura de una chica esta de espaldas hacia mí, al voltear lleva su cabeza gacha, al subir un poco más, noto que quien está delante de mi es Marisol.

Aquello realmente me sorprende, me acerco hasta ella, al voltear noto que no hay nadie en casa, el coche de mis padres no está y de seguro mi nana se ha ido de compras, ambas nos observamos yo con un ligero movimiento de cabeza le pido que me acompañe, tomamos asiento en la mecedora del jardín.

-Te doy tu tiempo para hablar –digo sin siquiera mirarla.

-Yo.. Supe que mi hermano fue a vuestro instituto –al mirarla tiene su vista fijamente al frente.. –Lo siento, Franco suele ser algo impulsivo.

-No me digas –digo con sarcasmo.. – ¿Por qué viniste a mi Marisol? No hemos tenido buenos encuentros para ser sincera –ella esboza una sonrisa y asiente.

-Lamento lo de aquella vez, lo de tu cita con Tadeo, me dieron celos verlo con otra chica, no debí actuar de esa manera, debo dejar de ser una perra mala –asiento y voltea a mirarme.. –Yo no estoy con él por mi propia culpa, lo orille a un montón de problemas por mis estupideces de allí el motivo por el cual su madre no me quiere –el tono de su voz se tiñe de tristeza.

-¿Por qué sentiste celos por mí? Que acaso tú no eres novia de uno de los amigos de tu hermanito –ella agacha la mirada y niega.

-Quise alejar de una manera muy cruel a Tadeo, le estaba arruinando su vida tranquila, sé que en el fondo yo no soy tan mala como lo aparento, ¿Sabes porque ellos se mudaron a este lado de la ciudad?

-No tengo idea, ¿Quizás por el trabajo de sus padres? –ella sonríe y niega

-Por mí, sus padres no conseguían la manera de desprenderlo de mi lado, así que decidieron mudarse del norte, yo no pude estar más de acuerdo –veo como de pronto al callar sus hombros tiemblan.. –Ni siquiera comprendo porque esto me afecta tanto, somos adolescentes, conoceremos más personas en el camino de nuestra vida, ni siquiera sé si llegaría a estar una eternidad con Tadeo, pero le echo de menos, mucho.

-Llora.. –digo y ella voltea a mirarme, lagrimas apunto de bajar por sus mejillas.. –Deja de retener el dolor contigo y llora, te has mantenido tan fuerte con todo esto que ni siquiera te has tomado tu tiempo para liberarte un poco del dolor, es necesario llorar, créeme que si retienes el dolor en tu corazón se intensificara y luego no encontraras manera de liberarte solo un poco –en ese momento sin siquiera pestañar lagrimas comienzan a brotar de sus ojos.

-Lo siento –dice con voz ronca por el montón de emociones que la arropan.. –El merece, a alguien mejor que yo, lo sé, él es, tan bueno –la necesidad de abrazarla titila en mi mente y eso hago.

La rodeo y la abrazo, cada ser humano lidiamos con algún tipo de dolor, esta de nuestra parte hacerle sentir por unos segundos que todo estará bien.

Su llanto se intensifica, no puedo evitar sentir un nudo en mi garganta, se lo que es esto, en noches amargas me echaba a llorar al tratar de comprender como es que Dante no quería saber nada de mí y efectivamente nadie nunca estuvo a mi lado para por lo menos hacer que el dolor fuera menos.

 

 

DANTE

 

Me encuentro recostado en mi cama, mi vista fija en la ventana observando como la claridad de el día se disminuye para darle paso a la noche, escucho dos golpes a la puerta al voltear noto que es Brad quien ha venido a visitarme, como perro por su casa entra y se deja caer de espaldas sobre el colchón, el olor a fresa por el caramelo que ahora come.

Podría decir que Brad más que mi mejor amigo y compañero del equipo de futbol es como mi hermano, sabe la mayor parte de mi vida al igual que yo se la dé el, con el tengo una gran manera de hablar de mis problemas aunque el como siempre diga, eso se escuchó muy gay.

-Desembucha –le escucho decir y volteo a verle.

-Estoy enamorado de ella o eso estoy comenzando a sentir –esboza una sonrisa y asiente.

-Eso se escuchó muy gay mi amigo, pero adelante estas en todo el derecho de sentirte de esa manera, Allison es una muy buena chica, no deberías arruinar lo que tienen, además ¿Quién podría soportarte? –esbozo una sonrisa y asiento.

-No quiero problemas con Franco y su grupo, si sabes que son terribles ¿No? –Brad asiente y me entrega un caramelo.. –Pude notar claramente en su mirada que Allie será un maravilloso juego para él, además sabe que ella es mi chica y lo hará con más intensión.

-Déjame decirte que la manera en como esa chica se enfrentó a él hizo que los vellos de mis brazos se erizaran, no le tiene miedo a nadie y eso que siempre se mantuvo callada, pero como dicen, las calladas son quienes dominaran el mundo –rio y confundido lo observo.



Fabiola Gz

Edited: 16.01.2019

Add to Library


Complain