¡ Esa Chica Es Mía !

Font size: - +

Capitulo XX

Las yemas de sus dedos iban recorriendo entre caricias mi piel desnuda, mi cuerpo entero tiemblan, mi corazón late con mucha prisa, siento mis mejillas tibias por la vergüenza que ahora llevo conmigo.

Mi senos desnudos, todo mi cuerpo sin una prenda de ropa, me apoyo de mis antebrazos y lo observo, sus labios dejando besos en mi abdomen, sube su mirada y una sensación más se suma a todas estas que de hace un buen rato se estaban aferrando a mi cuerpo.

La mirada fija de Dante, su rostro serio, cierro mis manos en puños y aprieto con fuerza para por lo menos disminuir un poco la vergüenza que ahora siento, sé que esto era lo que deseaba, mas no llegue a pensar que me sentiría tan diferente, desnuda delante de un chico con el cual literalmente crecí y solo jugábamos en un parque.

Desnuda solo para él, no sabía que esto era de tal manera, que tus pensamientos comenzarían a enviarte una tras otro recuerdo con prisa, dejándome caer las sabanas frías hacen que mi cuerpo se siente de una manera placentera, siento que Dante vuelve a mí a medida de que sus labios son dejados en mi abdomen, entre los senos, mis ojos cerrados, sus labios encontrando los míos.

-¿Quieres que continuemos? –mis manos acarician sus antebrazos, su pecho desnudo y cálido chocando con el mío, ligeramente asiente.. –Puedo detenerme Allie, podríamos hacerlo luego, de verdad, no estoy apresurado, yo..

-Shhh –coloco mi dedo índice en sus labios.. –Estoy intentando hacerlo lo mejor posible, ¿Lo estoy haciendo bien? –su ceño se relaja y una sonrisa se forma en sus labios.

-Eres tan hermosa Allison –une su frente a la mía, su nariz rozando mi nariz, su respiración chocando en mi labio superior.. –A veces siento que eres tanto que no te merezco.

-Dan –susurro, el asiente.. –Yo también lo siento de esa manera y mírame, aquí estoy intentando dejarme llevar por el amor que siento por ti –ambos cerramos los ojos.. –Sé que somos adolescentes, que tenemos tanta vida para conocer personas, pero créeme, no quiero a otro que no seas tú –abro mis ojos dejo un beso casto en sus labios.. –Mi mejor amigo, mi compañero de juegos, mi novio, mi primer amor.

Adentra sus brazos por debajo de mí, logrando así poder abrazarme, sus labios nuevamente en los míos, el beso cada vez se intensifica más, claramente me podría sentir mal porque él no me dijo nada después de yo decirle tanto, pero es que últimamente quien tiene la brecha del amor abierta de par en par es él, y si, esto era lo que más necesitaba, su abrazo, su beso, su calor, el simple silencio que me dice que él siente lo mismo que yo aunque no lo diga.

Dejándome llevar por aquel beso, abro mis piernas, nuevamente el miedo vuelve a mí, siento unas jodidas nauseas porque yo no sé si sea capaz de hacerlo bien, Dante sabe todo sobre esto, yo ni siquiera me considero una principiante, yo me encuentro en el nivel cero, no tengo idea de que más hacer.

Siento su intimidad rozando con la mía, trago con dificultad, mas allá de mi mente perdida puedo decir que se siente muy bien su roce, mi cuerpo entero tiembla, abro mis ojos en medio del beso, un segundo más y el abre los suyos, me pregunta con la mirada yo simplemente asiento lentamente mientras que sus labios besan los míos, saca una mano debajo de mí, baja lentamente por mi costado mientras acaricia, la adentra entre nuestra intimidad.

Cierro mis ojos con pavor, el comienza a rozar su intimidad en la mía nuevamente, un jadeo brota de mis labios, la vergüenza se aferra más al sentir lo húmeda que en este momento estoy, en este momento pienso donde diablos estaba mi mente cuando explicaban la clase del cuerpo humano, cuando las clases se tornaban mas sexosas, donde sin pudor y sin tabúes la profesora explicaba todo acerca de esto.

-Tengo miedo –susurro, sus labios besan aún más los míos.. –Dan, tengo miedo –vuelvo a susurrar, él se aleja solo un poco y nos miramos.. –No sé qué hacer, ¿Qué se supone que deba hacer? ¿Lo estoy haciendo bien? ¿Crees que estoy hablando demasiado? –él sonríe y asiente.

-Allie, podemos parar.

-No! –digo con prisa.. –No es lo que quiero Dante, es solo que, quiero ser buena en esto, no quiero decepcionarte, yo no quiero que el día de mañana pienses lo mala que soy, yo..

-Silencio –susurra en mis labios.. –Tú eres tanto y más, ¿Cómo podría yo pensar eso de ti? –no digo nada, simplemente me mantengo callada.. –Seré cuidadoso, ¿Esta bien? –levemente asiento.

Él se aleja colocándose de rodillas entre mis piernas con dificultad y tomando su jeans busca su cartera y allí con prisa busca un envoltorio azul platinado, claramente sé que eso es un condón, siento que el temor está disminuyendo solo un cinco por ciento, en segundos se lo coloca y vuelve nuevamente a mí.

Le pido a mi mente no pensar nada más, relajarme, no hablar, simplemente no pensar tantas cosas, mis manos se aferran a la ancha espalda de Dante, su miembro roza con el mío, el con ayuda intenta adentrarse en mi pero con un quejido me alejo, la respiración se me dificultad en un jodido segundo, asiento, el vuelve a intentarlo, mis manos comienzan a temblar.



Fabiola Gz

Edited: 16.01.2019

Add to Library


Complain