¡ Esa Chica Es Mía !

Font size: - +

Capitulo XXI

La risa de Selena es la más notoria del grupo de amigos que nos encontramos en un local de comida rápida que está abierto las 24 horas y siempre es la próxima parada de un adolescente o cualquier persona después de una larga y divertida noche de fiesta.

El maquillaje de Sel está un poco arruinado, al verla te hace creer que miras al guasón en versión mujer, André y ella comparten un trozo de pizza mientras que Claire y Nick en vez de compartir comida se preocupan en compartirse mimos y besos, Tadeo se encuentra con su compañera de trabajo, se llama Marcela y realmente es muy divertida.

Dante esta junto a mí, ambos tomando una malteada cada uno, a su lado también se encuentra Brad, quien no quería venir al principio pero Selena decidió llevar la fiesta en paz y ahora él está junto a la chica con quien bailaba, Camila, misma que es amiga de Nikki, pero es muy tratable, por eso nunca se debe juzgar a nadie sin conocer.

-Propongo irnos al terminar aquí para el lago –todos de inmediato observan a Selena y niegan.

-¿Acaso no sufres de frio? Si sabes lo jodido que está ahorita, ¿No? –es Nick quien le habla, todos de acuerdo con él.

-Niñitas, todos –dice mientras que come un trozo de pizza.

-¿Niñitas? ¿Eso crees que somos? –volteo con prisa a ver a Dante, niego, retar a Selena es lo peor.

-Sí, niñitas, el frio, por dios –observa al castaño enarcando una ceja y le guiña.

-Probémoslo.

Dante se levanta y toma camino fuera, yo choco mi cabeza en la mesa para después de decir un montón de profanidades levantarme e ir tras él, Selena sale disparada al igual que todos, subimos en los respectivos coches y mi chico toma camino al lago, todos pitan en modo de diversión, yo realmente no puedo creer donde nos dirigimos, el frio es insoportable, el agua del lago debe estar como una nevera.

Volteo a ver a Dante, lleva una sonrisa amplia, esto le divierte, mucho a decir verdad, yo niego y llevo mi mirada al frente, pero una sonrisa se forma en mis labios y disfruto del trayecto, aun no hay siquiera señales de que el sol este por salir, no quiero ni saber qué horas son, me la he pasado estupendo, estar riendo con los chicos y escuchar todas sus tonterías.

-Deberías dejarlos –volteo a ver a Dante, frunzo el ceño.. –Los lentes, deberías dejarlos, te ves aún más hermosa sin ellos –siento mis mejillas arder y asiento.

-Lo estoy considerando, tengo otro motivo para dejarlos.

-¿Ah sí? ¿Cuál?

-A mi chico le gusta verme sin ellos, dice que soy muy bonita, que los lentes de contactos son mejor –me encojo de hombros él sonríe.

-Muy buenas palabras de tu chico, espera un momento –voltea y me mira fugazmente.. –Ese chico soy yo, que partidazo que tengo –aquello me hace reír, no decimos nada más y continuamos el trayecto.

 

Todos se estacionan, entre risas nos adentramos al pequeño bosque para salir justamente en el lago, recojo mi cabello en una cola, la mano de Dante se entrelaza a la mía y al voltear mantiene su mirada al frente, bajo mi mirada observo nuestras manos, mi corazón late con prisa.

La luna ilumina absolutamente todo, el cielo está despejado, la brisa fría hace que los vellos de mi cuerpo se ericen, un pequeño muelle de madera esta frente a nosotros, nadie ni siquiera hace el intento de meterse al lago, solo quitamos nuestro calzado, de tan solo verle sé que está muy fría, ni siquiera puedo pensar en entrar.

-Muy bien, las mujeres primero –Dante le habla a Selena quien de brazos cruzados le observa.

-Ja, niñita –la rubia sube los dos escalones del muelle y comienza a tomar camino hasta la punta para luego lanzarse.. – ¿Qué tal difícil es? Es solo lanzarte y sumergirte, de verdad que sois unas gallinas, todos –vamos detrás de ella, su caminar firme, pero luego disminuye su andar yo estoy desde ya reprimiendo una sonrisa.

-¿Y bien querida retadora? Esperamos por ti –se detiene al inicio del muelle, quita las prendas de su disfraz.

Observo como su pie sube y baja repetidas veces eso es señal de que esta indecisa si hacerlo o no, nos ve a todos por encima del hombro y la risita de Nick detrás de mí se escucha, observo a Dante, la mira con gracia, se quiere carcajear, todos para ser sincera quieren hacerlo.

-¡Ja! Eres una pequeña y diminuta gallina –Dante exclama con humor y a su vez corre con prisa desde una considerable distancia y se sumerge en el lago, Selena voltea y me mira.

-Odio a tu novio –yo me encojo de hombros pero luego tomo impulso y al correr le tomo del brazo y con un grito fuerte ambas nos adentramos a la fría agua del lago.

-¡¡ALLIE!! –el grito de Selena al salir a la superficie, Dante nada hasta mí y me abraza desde atrás.. –Corrección los odio a ambos.

La risa de los chicos se escuchan no tardan en echar a un lado el pavor de meterse al lago y comienzan a saltar uno a uno, todos ríen y juegan dentro del agua, se avientan agua y se hunden los unos a los otros.

Por otro lado Dante y yo nos alejamos solo un poco de ellos, ambos nos observamos, él sonríe, yo le imito, se acerca a mí y tomando mi cintura debajo del agua me atrae a él, su aliento con olor a chocolate por la malteada choca en mi rostro, sus labios rozan los míos, aquella sensación que me provoca me recorre todo el cuerpo.



Fabiola Gz

Edited: 19.01.2019

Add to Library


Complain