Escala de grises.

Tamaño de fuente: - +

Que nunca faltes.

Que me falte el aire, la risa
La pena
Pero que no me falte nunca tu mirada
Fiera.

Que me falte el sueño,
Que me falte todo
Menos el vino y tu presencia

Que me falte el cobijo
O un buen abrigo
Pero que no me falten tus labios,
Sabor a vino tinto.

Que me falten la dicha,
Que la rima me falle
Que mis manos duelan
Sino tiene la arcilla de tu cuerpo cerca.

Me podrá faltar el arte
El verso que rima y el que no lo hace
Pero no podrá faltar en mi mente
El arte de tu imagen al despertarte.

Podrán faltarme versos, tiempo,
Pero que vos nunca me faltes
Que no hay pena más amarga
Que la despedida de un amante.

Que me falte todo, cariño mío,
Menos la amnecia de tus palabras
El cobijo de tu silencio
Y tu cuerpo junto al mío todas las mañanas.

Que me falte todo
Pero que no me faltes
Hasta que mis ojos se embriaguen
Y se cierren en un sueño eterno.

Que no me faltes,
NUNCA, NUNCA,
hasta que mi corazón falle...
 



Adriana G.M.

#1691 en Otros

En el texto hay: poesía muerte, poesia corta, poesia negra

Editado: 10.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar