Esclavos De La Unión: El Continente Renacido

Tamaño de fuente: - +

CAPÍTULO 3:LECCIONES DE HISTORIA

- ¿Pero tú estás loca? - Le digo gritando a Abigail una vez estamos dentro de nuestra casa, con la puerta cerrada por supuesto. - Ese golpe debe de haber afectado a tu cerebro. Sí eso debe de haber ocurrido. No carburas bien. No, no. Eres... Eres... No sé lo que eres. ¿Sabes lo que nos hubiera podido pasar? No sé si eres consciente de lo que acaba de pasar. Si no fuera porque la Jefa es buena a saber cómo estaríamos ahora. ¿Qué tienes que decir al respecto?

- Que visto como han reaccionado los niños no me arrepiento de mi acción. Ese tipejo se merecía una lección de humildad. - Increíble la respuesta de Abi, no puede ser verdad lo que estoy escuchando. - Lo volvería a hacer.

- Hay formas de hacer las cosas bien, y esa no es la manera. Deberías de haber hablado con la Jefa y decirle tu opinión, y ella ya decidiría que hacer. No es asunto tuyo, como ciudadano solo debes de ir a tus superiores.

- Claro y cuando la Jefa haga algo esas criaturas ya tendrían la espalda llena de golpes. Muy útil tu plan.

- Pero es que es así como se hacen las cosas.

- ¿Y por qué se debe hacer así?

- Porque la Unión así lo ha dictaminado.

- La Unión, la Unión. Que pesados todos con la Unión. A la mierda la Unión, que les den. Eso n oes justicia es abuso de poder. Y nosotros como ciudadanos no deberíamos consentirlo.

- Tu golpe ha sido más grave de lo que pensaba. -Digo anonada por lo que acaba de decir Abi. - No puede ser otra cosa. ¡Estoy conviviendo con una loca! Una loca de los pies a la cabeza.

- Tu sí que estas locas si piensas que esto es lo normal.

- Parece que no entiendes la situación, ¿verdad?

- ¡No recuerdo una mierda Alicia! No sé en qué mundo vivimos, ni cómo.

- De acuerdo tranquilicémonos, empezaremos por ahí. Mierda, yo no soy una profesora, y la verdad es que no leo mucho ni estoy culturizada, pero hare lo que pueda. Voy a coger un par de libros de historia aprobados por la Unión. - Abi resopla al escuchar otra vez la Unión. - Y a ver qué podemos hacer.

Me voy a la estantería que tenemos en el salón-comedor y empiezo a rebuscar entre los libros. Encuentro un libro con el nombre de Historia antigua reciente, este me servirá. También cojo La Unión, sociedad para la convivencia, su gran historia, Jerarquía y conductas adecuadas para desenvolverse con corrección en esta nuestra sociedad. Con estos tres libros podré explicarle más o menos nuestra situación. A demás estos libros estaban adaptados en un lenguaje que todos los habitantes pudieran entender, para que no hubiera interpretaciones equivocadas

Regreso cargado con los libros y me siento en el sillón, luego le indico a Abi que coja asiento en el sofá y se disponga a escuchar lo que tengo que decirle.

- Lo que tú digas. - Responde Abi.

- Bien, ¿por dónde quieres empezar?

- Mm, creo que, con un poco de historia, no sé dónde estamos ni por qué.

- Vale, creo que te voy a resumir la situación que había antes de que viniera la gente a habitar el Continente Renacido. Leo: "En aquella época la tecnología era bastante elevada y estaba al alcance de la mayoría de la gente de lo que se conocía como el primer mundo. El segundo mundo estaba en auge y por su parte lo que se consideraba el tercer mundo eran unos países donde los derechos humanos, es decir las garantías de una sociedad para que su gente tuviera justicia." En otras palabras, en el tercer mundo se pasaban por el forro los derechos humanos. – Le aclaro a Abi, la cual me hace que sí con la cabeza. - Sigo leyendo: "Pero los abusos del tercer mundo en su mayoría provenían de la explotación del tercer mundo. Para mantener sus elevados privilegios, el primer mundo abusaba del tercero. Realmente, aunque en aquella época se decía que en el primer mundo había democracia los que realmente mandaban eran empresarios y empresas sin escrúpulos. Que lo único que querían era ganar más y más dinero a costa de los demás. "

- Resumiendo los del primer mundo abusaban de los del tercero para sus intereses.

- Eso parece. Vamos a ver, se inventó: el OMNIAUM, las Esfeprisiones i muchos otros inventos que al final requirieron unos recursos considerables...Pasamos, pasamos... falta de recursos...los caníbales... Aquí, te leeré el siguiente párrafo: "Con los recursos naturales casi agotados la vida humana no era posible como había sido los últimos siglos. No seremos tan arrogantes de pensar que podemos cargarnos el planeta, pero sí que nos cargamos nuestros medios de supervivencia. Pero algo pasó. Con el aumento de la temperatura del agua, producido por el cambio climático, se derritió el hielo de uno de los continentes más inexplorados. La Antártida, tierra que ahora recibe el nombre de Continente Renacido. Entonces empezó una guerra para colonizar aquella nueva tierra, rica en recursos naturales. Finalmente, los empresarios i los gobiernos más ricos pudieron hacerse con territorios, dejando a la mayoría de la humanidad abandonada. Ellos personalmente seleccionaron a sus habitantes, cogiendo amigos, familiares o secuestrando bebés. Una vez repartido el territorio entre los ganadores quemaron los últimos recursos que quedaban del antiguo mundo i generaron una barrera que envolvió el Continente Renacido, pero era i es, una barrera especial. Una barrera que solo impide el paso al ADN humano, para todo lo demás, peces, corrientes... Es como si no existiera esa barrera."



Verdepradera

#1172 en Ciencia ficción
#5984 en Otros
#685 en Acción

En el texto hay: distopia, tecnologia, chicas protagonistas

Editado: 24.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar