Esclavos De La Unión: El Continente Renacido

Tamaño de fuente: - +

CAPÍTULO 11: LAS TERMITAS

Llegamos a casa en silencio. Alicia ni me habla, solo saluda a nuestras mascotas. Yo tampoco tengo ganas de hablar del tema con ella, supongo que es mejor que las cosas se enfríen. Me dirijo a la cocina y me preparo algo. La verdad es que tengo mucha hambre.

Pongo la radio y escucho música mientras devoro el trozo de carne con pan tostado, con un poco de ajo, que me he hecho. También le he añadido tomate rallado y un poco de queso. Una de las cosas que más me gustan del mundo es la comida. Puede sonar cruel, ya que estas comiéndote a otro ser vivo, pero que le vamos a hacer. Me gusta. Soy de las que piensa que por algo somos omnívoros y que es nuestro derecho comer carne. De hecho, la Unión considera que para que un trabajador de su máximo potencial debe de consumir carne obligatoriamente, aparte de que así se controla la población animal, sin olvidar las frutas y verduras necesarias. Es más, en la teoría el vegetarianismo y el veganismo están prohibidos, pero como la Unión es eminentemente capitalista en la práctica solo comes lo que puedes comprar, aunque las reglas de la Unión recomiendan, o más bien ordenan, que se priorice la compra de carne sobre los vegetales. Según la ley de la unión la infracción de esta norma se paga con un periodo de trabajo en las granjas de animales para que se aprenda la importancia del consumo de carne. La duración dependerá de la infracción y la reincidencia. Eso sí de cobrar nada, solo percibirán carne en las comidas obligatorias, es más, en las comidas hay militares que vigilan que te comes la carne o te obligan. Si al final insistes en no comer la pena pasaría a prisión y finalmente si se persiste en el empeño de no comer carne, la ejecución, porque la Unión considera que un miembro de la población que no acate las reglas y no se alimente con lo que ellos consideran lo esencial es un ciudadano inútil y la Unión no necesita ciudadanos inútiles que consuman los recursos. De hecho, la Unión solo quiere habitantes con todas sus capacidades físicas en buen estado. Ahora que lo pienso no he visto ni gente muy vieja, ni gente con discapacidad, ni nada por el estilo. Mm deberé de preguntar sobre el tema a Alicia más adelante.

Después de comer recojo y me dirijo a mi habitación. Digo buenas noches cuando me voy y Alicia me responde con un ligero movimiento de cabeza, sin apartar los ojos del libro que está leyendo. Mientras camino por el pasillo, con Bon entre las piernas, voy pensando sobre que he tenido que interceder por ella para que nos dejasen marchar de aquel sótano, aunque eso ella no lo sabe. A mí me han aceptado con facilidad, porque había estado recomendada por Kalindra, pero mi amiga era otro cantar. De hecho, he tenido que hacerme responsable de que ella no se chivará a la Unión de nuestro grupo, Al final con el apoyo de Kalindra lo he conseguido. De todas maneras, no creo que se sientan seguros o cómodos con ella, pero tampoco voy a dejarla al margen ahora que ella solita se ha inmiscuido en el asunto al seguirme. Supongo que todo necesita su tiempo.

Tampoco tengo claro que reportará todo esto realmente. A mí personalmente me servirá para entretenerme y lidiar con la frustración que me provoca nuestro gobierno... pero para ellos es algo más y no creo que sean suficientes para hacer un impacto real, más bien como una hormiga peleando con un elefante. Igual si fuésemos millones de hormigas... aun así lo tendríamos difícil, pero con los que somos... No tenemos nada que hacer. De todas maneras, ellos están convencidos, así que al menos los podré entrenar. Ahora que lo pienso cuando he llegado y los he visto entrenar como que se ha despertado algo dentro de mí, como si yo hubiera entrenado toda mi vida y supiera exactamente que estaban haciendo mal. De hecho, los he derrotado a todos y se desenas o centenares de técnicas...pero... yo no recuerdo nada, pero aun así Alicia me hubiera comentado si eh recibido algún tipo de entrenamiento... a no ser que yo por mi cuenta hay entrenado en mi habitación y sea autodidacta...La verdad es que estoy confundida en ese punto también, de hecho, estoy confundida sobre todos los aspectos de mi vida.

Entro en mi habitación y me pongo el pijama y me tapo con la manta, porque, aunque ya no sea invierno todavía hace fresquito.

Me despierto de buena mañana a causa da la insistencia del pesado del despertador. La verdad es que me dormí inmediatamente, supongo que estaba muy cansada. De hecho, el día que regresé de la expedición me encontré con Alicia que me estaba esperando me abrazo y me ayudó con lo que pudo. Esa noche me preparó una gran comida y luego de yo darme una ducha me fui a dormir. Esa noche también dormí muy a gusto, hacía semanas que no dormía en una cama. Lamentablemente tuve que trabajar en la carga al día siguiente y ayer me levante temprano para ver lo que quería que viera Kalindra. Así que realmente necesito dormir. Aun así, no estoy tan agotada como supongo que debería de estar después del trajín que le estoy dando a mi cuerpo estos últimos meses, des que perdí la memoria.

Salgo de la cama y me visto con la ropa de trabajar, abro la puerta y me dirijo hacia la entrada. Allí está Alicia comiendo, pero no me ha 'preparado nada a mí. Tampoco pasa nada ella no es mi criada, pero que no lo haya hecho significa que está bastante molesta conmigo. Como poca cosa y me dispongo a salir de casa. Alicia me sigue en silenció y cierra la puerta después de salir.



Verdepradera

#1167 en Ciencia ficción
#5919 en Otros
#680 en Acción

En el texto hay: distopia, tecnologia, chicas protagonistas

Editado: 24.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar