Espinas de algodón

Tamaño de fuente: - +

7


Luego de aquella propuesta reciente salimos del parque y me llevaste a mi casa, teníamos las manos entrelazadas cuando llegamos a la puerta principal.

"Cariño, nos vamos mañana. ¿Si?" Me miraste expectante por mi respuesta aunque, ya tendrías que saber que la respuesta sería "Sí" para ti todo era un  "sí"

"Está bien" pronuncié de manera baja, todavía me faltaba asimilar todo, la palabra "cariño" se sentía tan bien cuando salía de tus labios.

Quedamos en un pequeño silencio, nuestras manos aún no tenían la intención de separarse, nuestras miradas eran persistentes, tu rostro se fue acercando al mío y me besaste por breves segundos.

Luego de eso te despediste para agarrar tu camino mientras aún sentía el olor de tu perfume a mi lado, aún podía sentir el tacto de tu mano con la mía, era un sentimiento lindo.

Cuando le conté a mi madre todo lo sucedido la palabra "Alegría" era pequeña para describir lo que sintió, se podía notar que estaba muy alegre por mí porque decidió celebrarlo conmigo diciendo:

"Vamos de compras"

En respuesta había asentido con entusiasmo y así terminamos en un centro comercial para regresar en la noche con unas bolsas llenas de prendas.

 

🥀

 

Pasó un mes y nuestra relación se estaba desarrollando, seguías siendo aquel chico que conocí en el gimnasio pero, no podíamos cambiarnos a horarios similares ya que no coincidíamos, así que todo era igual a diferencia de los lazos que hemos estado desarrollando en aquellos meses.

En ese momento recuerdo que preparé mi mochila para irme y te vi pasar por esa puerta, al verme sonreíste para dejar tu mochila caer al suelo. En ese momento no entendí aquel gesto pero luego tomaste mi cuerpo con tus manos y me cargaste por pequeños segundos.

"¿Todo bien?" Pregunté de manera confundida cuando me soltaste, como reacción dejé caer mi mochila la cual se estrelló en el suelo.

"De maravilla" te observé tomar aire para luego pronunciar "¿Qué te parece si acompañas a tu lindo novio a su partido y conoces a su padre? Te escuché decir animado y de manera un poco acelerada.

Al escuchar lo último quedé perpleja, ¿conocer a tu padre? ¿Mi suegro? Con solo pensarlo me daba escalofríos, se supone que no conocía a nadie de tu familia y esto significaba que lo nuestro sería más ¿Serio? Pensaba.

"Me parece bien" respondí no muy convencida, en cambio tú me sonreíste para luego besarme.

En ese día llegué a mi casa con algo de preocupación, tenía que dejarle una buena impresión a tu padre.

No duraste mucho para dejarme un mensaje de texto explicándome como sería todo, cuando lo leí suspiré para luego acabar con mis deberes personales y académicos.

Luego vería que ponerme para aquella ocasión.

 



Answag

#769 en Otros
#209 en Relatos cortos

En el texto hay: desamor, experiencias, erotismo y amor

Editado: 06.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar