Estás en mí corazón

Tamaño de fuente: - +

03) Estás en mí corazón

Capítulo:3 

-¿Dónde estabas?—Susie la miró seriamente, era la primera vez que su hermana Sarah llegaba tarde a la casa y sin llamarla para avísarle que despejará su mente un poco.-estas preocupada pensaba que te había pasado algo y que no te volvería a ver.

Al principio Sarah no entendía el por qué su hermana Susie actuaba de esa forma y finalmente entendió que desde su operación Susie siempre cuidó de ella.

-Lo lamento mucho—Sarah sujetó la mano de su hermana gentilmente.-tienes razón debí llamarte.

-Olvídalo, ¿Dónde estabas?—Susie le volvió a preguntar, desde que sus padres morieron ella cuidó de Sarah y no sólo la considera una hermana si no que también es como una hija.

-¿Recuerdas cuándo estábamos en el centro comercial y tropecé con Nick?—Sarah miró a su hermana y esperó a que ella renpondiera.

Susie asintió lentamente.

-Sí, ¿Qué sucede con eso?

-Estaba con él—Sarah miró como su hermana abrió los ojos por la sorpresa.-estaba viendo unas fotos en el puesto de fotografías y él me reconoció hablamos y finalmente él me invitó a beber algo.

-¿Él no estaba con su novia?—Susie no quería que su pequeña hermana Sarah sufriera al enamorarse de un amor que podría see imposible.

Sarah la miró extraña

-¿Novia? ¿Cuál novia? 

-Aquella chica del centro comercial.

-Sarah permaneció callada

-Escucha Sarah no quiero que sufras por un amor imposible—Susie miró a su hermana seriamente.-a lo mejor esa chica es más que una simple amiga.

-Tienes razón, pero en mí corazón dice que él no tiene a nadie y si la tenía posiblemente esa persona especial él la perdió.

-¿En tú corazón? ¿A qué te refieres?

-Siento que lo conozco pero no sé de donde—Sarah miró a su hermana preocupada.-no sé lo que me sucede pero mí corazón se siente perturbado.

-Debemos hacer una cita con él doctor Jacob—Susie no estaba dispuesta en ver como nuevamente su hermana Sarah se volvía a enfermar.

Sarah estaba feliz que su hermana actuara de esa forma pero tenía miedo que ella se enfermara por estar cuidándola.

-No es normal que el corazón de una persona esté perturbado a menos que algo raro le esté sucediendo—Susie continuó hablando.-y no voy a quedarme con los brazos cruzados y ver como algo te sucede.

-Susie....

-Mañana a primera hora iremos a ver al doctor Jacob.

-No deberías preocuparte es sólo una incomodidad no es como si yo fuera a morir.

Susie sé sorprendió al escuchar como su pequeña hermana hablaba, desde que enfermó ella rezaba para que Sarah recuperara las fuerzas y volviera hacer una persona normal como los demás.

-No lo vuelvas a decir—Susie tenía su rostro pálido al escuchar ese comentario.-no quiero que vuelvas a mencionar la muerte.

-Susie, no tienes que por qué asustarte a mí no me sucederá nada.

-Bueno, eso tú no lo puedes asegurar—Susie la miró preocupada.-la vida da muchas vueltas.

-Pero yo estaré contigo—Sarah miró a su hermana con una pequeña sonrisa.-el transplante funcionó y me hace seguir luchando para vivir contigo.

-Papá y mamá, estarían orgullosos de tí te has convertido en todo una mujer.

-Eso es porque tuve a la mejor hermana para que cuidara de mí.

-Bueno, entremos a ver una película.

Sarah asintió con una sonrisa.

Aunque la única familia que ellas tenían eran ellas mismas, Susie desde que sus padres morieron ella cuidó de Sarah y desde que ella sé encontró con Nick Carter ella estaba preocupada por los sentimientos que su hermana podía empezar a sentir por él.

No era que él fuera una horrible persona, pero tenía dudas si él sentiría lo mismo que su hermana Sarah.

Sarah miró a su hermana extraña.

-¿Qué sucede?.—Sarah le sonrió amablemente.-¿Por qué estás tan callada?.

Susie negó con la cabeza y luego le devolvió la misma sonrisa amable a su hermana.

-Sólo piendo.

-¿Sobre qué?—Sarah nunca le preguntaba a su hermana sobre sus problemas pero por una extraña razón ella le interesaba saber qué era lo qué su hermana realmente pensaba.

-Ahora mí hermana está muy curiosa—Susie sé rió.-no es nada que debas preocuparte.

-Si te preocupas algo debes decirme a lo mejor yo puedo ayudarte—Sarah miró a su hermana seriamente.-los problemas se comporten así las demás personas pueden ayudarte.

-Soy tú hermana mayor y mí deber es no preocuparte con mis tonterías—Susie tomó el control remoto y detuvo la película para seguir hablando con mí hermana.-y tú deber es cuidar de tí como siempre lo haces.

Sarah asintió lentamente.

-Bueno, mejor sigamos viendo la película—Susie no estaba dispuesta en preocupar a su hermana y mucho menos permitir que ella salga herida por un sentimientos que posiblemente no pueda ser correspondido.



BessyRod

Editado: 11.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar