Estás en mí corazón

Tamaño de fuente: - +

04) Estás en mí corazón

Capítulo:4 

Era 20 de marzo y primavera; Sarah se encontraba en un viaje en las montañas su hermana Susie al principio no quería dejarla ir a un viaje a las montañas por miedo a que tuviera problemas de salud.

La mano pálida de Sarah no podía alcanzar la pequeña azucena blanca, desde muy pequeña a Sarah siempre le había gustado las azucenas pero desde aquel jardín se le hacía imposible alcanzarla.

Se sorprendió cuando vió una larga y fuerte mano que alcanzaba la pequeña flor azucena, al ver quien era esa persona su corazón se aceleró al verlo cerca de ella.

-¿Tú?—Sarah habló finalmente aunque aún se le hacia imposible al verlo.

Él se alejó de ella con una sonrisa.

-Sarah, ¿Qué haces aquí?.—él finalmente pudo alcanzar la pequeña flor.-aquí está la flor que tú querías.

Él no sabía por qué aquella chica de piel pálida tenía un gran parecido con la personalidad de su difunta prometida Zoey.

-Hace tiempo conocí a una persona que amaba mucho la flor azucena—Nick sonrió al pensar en su difunta prometida Zoey.-era una persona muy amable y todas las personas la querían.

Sarah tomó la pequeña flor azucena que Nick le había dado.

-¿Qué sucedió con esa persona?—por una extraña razón ella tenía curiosidad sobre aquella persona que Nick había mencionado.

-Murió—Desde hace tiempo él nunca había hablado con una persona sobre su prometida Zoey.-ella murió en un accidente.

-Siento mucha pena por ella—Sarah caminó hacia un enorme árbol y luego miró a Nick con una pequeña sonrisa.-no sé por qué pero siento mucha pena por ella.

Él la siguió donde ella estaba.

-No te preocupes—Nick la miró seriamente.-ella aún está en un mejor lugar.

Sarah suspiró hondo

-¿Sabes qué significa la flor azucena?—Sarah se sorprendió al escuchar como Nick también se sabía el significado de la flor azucena.-exactamente 

-Sarah, desde que te conocí quería hacerte ésta pregunta.

Ella lo miró extraño

-¿Cuál es esa pregunta qué deseas hacerme?—Sarah sintió como su corazón se aceleraba al querer escuchar la pregunta que Nick le iba hacer.

-¿Nos conocimos alguna vez?—él miró como Sarah se sorprendió al escuchar la pregunta que él le hizo.

Ella caminó hacia él y lo miró con su cara pálida acarició el rostro de él.

-¿Sientes lo mismo?—ella se alejó un poco de él.-me refiero a la pregunta que me hiciste, tú también sientes que nos hemos visto pero no sabemos donde.

Sarah casi tropezó y pudo sentir las fuertes manos de Nick sosteniéndola por la cintura, ella estaba sorprendida al ver como él la sostenía.

-¿Zoey?—Al escuchar ese nombre ambos sé sorprendieron.-lo siento mucho pero eres muy parecida a ella.

Sarah frunció el seño

-Al parecer me parezco mucho a ella.

-Tú personalidad es idéntica a la de ella y dices frases que ella una vez ella dijo.

-¿Qué clase de frases ella dijo?—Sarah no entendía por qué estaba feliz al escuchar que aún Nick recordaba a su difunta prometida.

-Por pequeño que sea un deseo, te mantiene atado, toda la vida—él la miró seriamente.-esa frase ella siempre me la decía y cuando estaba molesto me decía; "No lastimes a los demás con lo que te causa dolor a tí mismo".

Ella estaba sorprendida al escuchar esas frases y no sabía por qué estaba triste aunque ella quisiera estar con él.

-No lastimes a las personas que te causan dolor a ti mismo—Sarah no entendía por qué esas frases le eran tan conocidas.-es una buena frase.

-Sí, es muy buena—él le volvió a sonreír.-¿Te gustaría explorara cada parte de éste lugar?.

Sarah asintió con una pequeña sonrisa.

Las siguientes tres horas; Sarah y Nick se encontraba en una pequeña cabaña comiendo una tarta de manzana, él estaba sorprendido al ver la forma de como aquella chica aunque no se pareciera a su difunta prometida Zoey su personalidad era muy parecieda a la de Zoey.

-Sabes lo mejor de comer una tarta de manzana es que te sientes como si estuvieras comiendo un gran pastel de la abuela.

-Tienes razón—él comió otro pedazó de la tarta de manzana.-sientes como que estás en otro lugar.

Ella asintió lentamente con una pequeña sonrisa.

-Exactamente sientes como si estás en la casa de tú abuela al recordar el sabor de la tarta de manzana.

-¿Qué piensas?—él sabía que Sarah estaba ocultando algo o le molestaba algo y que no era capaz de decirle.

Sarah se sorprendió al escuchar la pregunta que Nick le dijo.

-Estaba pensando si tú novia se molestará al estar tú conmigo y no con ella—ella dejó de comer la tarta de manzana y miró a Nick.-cuando la nos encontramos por primera vez me dió la corazonada de que yo no le agradaba.



BessyRod

Editado: 11.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar