Esto es guerra, querido vecino

Tamaño de fuente: - +

11. Mi chica

Ambos quedamos en un gran silencio.

¿Qué diablos acababa de decir?; todo fue tan improvisado e impulsivo que para cuando me di cuenta Luke se estaba acercando lentamente mientras yo retrocedía. Me tomo de ambas mejillas mientras me miraba con confusión; mis cachetes se aprisionaron entre sus manos con suavidad —¡Que! Eso es remotamente imposible.

Me separe de el con algo de fuerza —¿entonces crees que soy tan poca cosa como para ser novia del chico más popular del instituto?

Nuevamente me tomo, pero esta vez de ambos brazos. Agache mi cabeza, lo último que quería ver eran sus ojos, sin embargo, Luke levanto ligeramente mi mentón —¿pero de qué demonios hablas?, al contrario ¿crees que no lo recuerdo Kel?, recuerdo perfectamente como ambos nos burlábamos de él y su pandilla de tontos en las gradas de la cancha... ¿o es que mágicamente los recuerdos fueron borrados de tu mente?

 

FLASHBACK

Le arrebate con fuerza el sándwich que tenía entre sus manos —oye devuélveme eso ladrona de comida. —No pude reír mientras el forcejeaba contra mis resbaladizas manos. Teníamos la costumbre de comer en las gradas de la cancha, era un lugar bastante tranquilo alejado de los gritones de mis compañeros.

Nuestro momento divertido finalizo en el momento en que Tyler y sus dos amigos entraron a la cancha al parecer a entrenar; ambos nos le quedamos viendo en silencio.

—Es tan desagradable —susurre.

—Lo sé. Ese chico se cree... el centro del universo.

—Te juro algo.

Luke dejo de ver a Stone para pasar a mí —¿qué cosa?

—Jamás me atreveré a acercármele a ese idiota... eso lo podrías apostar

 

FIN DE FLASHBACK

 

—Yo... Yo... sabes, no debo explicarte nada. Mejor vete.

—Kelsie, no puedes hacerme esto.

En ese mismo momento explote, lo tome del brazo y no lo solté hasta dejarlo fuera de mi casa —siento mucho esto, pero recuerda no me gusta que jueguen conmigo.

—No trato de jugar con...

—Solo cállate ¿sí?, es lo mejor que puedes hacer ahora, callarte. Nos vemos después Luke —lo último que quería hacer era seguí viendo su cara así que teniéndolo en frente la cerré.

***

Extrañamente llegue más temprano de lo normal, había un par de estudiantes, pero nada más. Busque a Jack, y a Rebecca, pero al parecer aún no habían llegado; me doy por vencida y me siento en uno de los bancos para sacar un par de ejercicios matemáticos que no había podido terminar antes.

—Nuevamente nos encontramos Smith —levanto mi cabeza lentamente hasta encontrar sus ojos con los míos. Trago saliva un par de veces hasta que me atrevo a contestar.

—Stone... yo, yo estoy ocupada —le muestro la tarea, mis ojos nuevamente se van al papel lleno de números, pero esta vez su mano lo toma con rapidez.

—Pero... pero reprobare la materia.

—Te daré copia de los ejercicios —me toma de ambas manos mientras me paro de la silla, en ese momento Noa pasa junto a su habitual grupo de amigos.

"Ahora entiendo bien a que está jugando" no puedo evitar sentirme un poco sucia por ceder de cierta manera a todo esto.

Su mano se pone en mi cintura, mientras la otra acaricia mi mejilla, no puedo evitar sentirme tensa e incómoda por todo esto, acerca su rostro lentamente al mío para luego desviar su mirada a quien creo es Noa. Pone una sonrisa victoriosa de medio lado; su nariz rosa con suavidad la mía. Mi mano lo aparta lentamente, él hace lo mismo en el momento en que Noa se aleja y no puedo evitar tomar aire y abanicarme por lo que acaba de pasar.

Lo miro por unos segundos mientras me cruzo de brazos —dijimos no besos.

—¿Acaso eso fue un beso niña tonta?

—¡Oh cállate de una buena vez! —estoy tan furiosa por lo que acaba de hacer que podría perfectamente comprar un pastel y estrellarlo en su cara, aunque si nos ponemos a pensar eso sería un gran desperdició.

—No me pidas que me calle cuando muy dentro estas disfrutando igual o incluso más que yo el hecho de que tu ex sienta celos de ti.

—Pues... pues yo no.… quiero decir, esto es...

—¿Porque tienes que ser tan predecible? ¿ah? Smith. Tal y como lo espere de ti, solo balbuceos. Balbuceos y más balbuceos —se acercó hasta estar lo bastante cerca de mi como para sentir su respiración —¿porque sabes qué? Aunque ni tu misma lo creas, eres peor que yo, estas disfrutando cada jodido segundo torturando a tu ex y de paso divirtiéndote conmigo.

Lo empuje con brusquedad, pero por mala suerte el alcanzo a detenerme gracias a mi brazo —¿cada vez que te diga algo escaparas conejito? —hizo un puchero fingido para posteriormente sonreír —no me digas que cada vez que discutamos me dejaras con las palabras en la boca, eso no es digno de niñitas buenas como tú.

"Su ironía me da asco"

—Idiota.

—Ay que bonito, nuestra primera pelea de pareja. —Su nivel de estupidez es sorpréndete.

—¿Puedes callarte? —este alzo las manos en señal de paz —estoy tratando de ser lo más paciente posible.

—Clama calma solo bromeo. Hoy en la cancha a las 7 de la noche no se te ocurra olvidarlo.

De que se suponía que estaba hablando —que quieres decir.

—Quiero decir que hoy ejecutaremos el plan, hoy es el día para el campeonato contra Noa.

Lo había olvidado completamente, esa noticia no era nada buena para mí —pe-pero creí que sería en un plazo de tiempo más largo, no creí que todo fuera tan repentino.

Tyler no dijo nada solo se limitó a mirarme por par de segundos —. Bien, no importa. Nos vemos más tarde conejito.

Me la pasé toda la clase distraída pensando en lo que pasaría en la noche, era muy ilógico lo que estaba haciendo, ¿incluso se le podría llamar incorrecto?, el timbre sonó y con ello por fin pude volver a la realidad.

—¡Oye!!! —la voz gritona y chillona de Becca hizo que retumbaran mis oídos —te hemos estado hablando por más de media hora y tú no has hecho más que ignorarnos.



Natalia Moreno

#55 en Otros
#22 en Humor
#16 en Joven Adulto

En el texto hay: novelajuvenil, comedia romantica, vecinos

Editado: 05.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar