Esto es guerra, querido vecino

Tamaño de fuente: - +

29. Muerto o en coma

¡IMPORTANTE!: EN EL CAPÍTULO ANTERIOR AXEL HABÍA DICHO QUE LAS CARRERAS EMPEZABAN EN MEDIA HORA. ERA HORA Y MEDIA... ya aclarado esto, empecemos.

 

Lo único que sentía al mil eran los latidos de mi corazón. Quería pedirle a mis pies que se movieran. Pero el sudor que comenzaba a empapar mi cuerpo era casi mensajes de alerta para que corriera, o al menos caminara o que hiciera algo; lo que fuera, cualquier cosa, sin embargo mis piernas no respondían.

¡Muévete, Kelsie. Haz algo y corre!

Puse mis manos en mi pecho y sentí como mis muñecas no paraban de temblar, de seguro si ese tipo llegaba a escucharme estaba acabada. Y acabada con A mayúscula.

—Hey. —alcance a escuchar al chico con que Axel estaba hablando. Entonces sus pasos dejaron de sonar, dando media vuelta de nuevo y avanzando hacia el.

—Que —mencionó Axel un poco más apurado que antes —habla rápido.

 —¿Cómo quieres el trabajo? —¿A esta bajeza le consideraba un trabajo? —solo quieres un razpon o que corra sangre.

Axel le miró con seriedad, podía ver el tatuaje ubicado en su mano desde la parte del fondo de la pared y mi corazón no podía aguantar más.

—Qué corra sangre, o que al menos quedé en coma.

Y en ese momento reaccione. Tenía mucho miedo y angustia pero no podía quedarme ahí. Puse mis manos en mi boca, y corrí.

Regresé por el angosto pasillo. Finalmente llegué a la sala de la casa. Las personas acumuladas no me dejaban pasar ni pensar pero como pude llegué hacía Archie. No es como que si me gustara pedirle favores pero debía reconocer que la situación lo ameritaba.

—¿Dónde está Tyler? —me le tiró casi encima, bueno literalmente. Ya que me acercó a su rostro aprovechando que esta sentado en el sofá.

—Infidelidad —le escuchó decir a un par de chicos entre risas, sin embargo no le prestó atención. Tragó saliva y me acercó lo suficiente como para intimidarlo. O por lo menos esa llega a ser mi idea inicial.

Pero mi plan no parece funcionar ya que sigue sentando en el sofá de lo más comodo y sin mover un solo dedo. Su sonrisa aún esta en sus labios y sus ojos me miran directamente —¿Porqué debería de saberlo yo? Eres tu su ligue —esto es tedioso.

—Crei que... —Pero me corta de inmediato.

—No lo se. —Finalmente me rindo y alejó, es imposible razonar con este idiota. Fue una pérdida de tiempo, pero antes de que de un paso el habla —puede que Halen sepa...

Me doy medía vuelta y nuevamente le encaró, claro está, esta vez a distancia —¿donde esta? —el no responde con palabras. Simplemente me hace una seña con su mano.

Doy medía vuelta y no me puedo creer que halla sido tan ciega pasando de ella de esa manera; siendo que esta esta parada en una de las mesas con una botella de vodkca que no parece querer desprender de sus manos bailando sensualmente cerca de Brent. Llamando la atención de todos.

Me acercó a ella, y no puedo evitar taparme los oídos ya que están demasiado cerca del DJ.

—¡Halen! —le llamó pero ella sigue lo bastante ocupada pegando cada vez más su cuerpo al de Brent, si es que eso puede llegar a se posible. Entonces pongo mis manos alrededor de mi boca y gritó mas fuerte —¡Hal... Halen! —Brent parece alcanzar a escucharme pues agacha un poco la mirada pero rápidamente me ignora y sigue "bailando" Si es que a ese manoseo se le puede llamar baile.

Suspiró y la tomó de un pie para finalmente llamar su atención. Ella abre los ojos y se separa apenas un poco de Brent dejando de moverse. Le dice algo al oído y se baja encarandome.

Me mira con una sonrisa y me dice —quieres unirte a la fiesta —me toma de la muñeca, sin embargo yo logró pararla, esta un poco borracha ya que sólo esto hace que se tambalee un poco, por suerte la paró del hombro y ella se ríe como si le hubiera contado un chiste o algo gracioso.

—¿Dónde está Tyler? —Halen se encoge de hombros. Brent al mismo tiempo baja de la mesa y se reúne con los demás.

—No tengo ni idea —la chica de pelo verde le ofrece un cigarro. Esa chica quiere que todos fumen sus cigarros. Halen lo toma con una sonrisa, lo inhala y me mira —Blakelin sabe — dice llamándole por su nombre completó mientras lo apunta con su dedo.

Esta situación me harta, primero le dije a Archie, Archie me dijo que Halen sabía y ahora resulta que todo depende de Blake.

Me acercó a él quién está junto a Dustin —¿Han visto a Tyler? —ambos me quedan mirando como si se tratara de una demente para luego mirarse mutuamente.

—Esta... —Comienza hablando Blake pero se interrumpe para lo que parece ser tratar de pensar —esta en una de las habitaciones de arriba... eso fue lo que me dijo.

Respiro profundo para tratar de calmarme —gracias —le alcanzó a decir.

Me giró y escucho la voz de Dustin gritar —¡quiero ser tío de gemelos! —no le respondo nada, solo sigo caminando. Tenía asuntos más importantes que lidear con bromas de idiotas.

¡Debía apurarme, solo tenia una hora y media!

Subo las escaleras casi corriendo. Me sorprendo al ver que este piso es igual de grande que la parte de abajo, hay como siete u ocho habitaciones y Blake jamás me específico cual. Un tanto indecisa consigo caminar.

Tocó la primera puerta y musito —¿Tyler? —sin embargo descartó que sea el ya que sólo escucho jadeos y gritos. Es mas, en las siguientes cinco puertas lo único que escuchó son gemidos.

《Carajo, ¿pero que jodido problema tenía toda esta gente?》

Sin poder evitarlo al no escuchar ningún ruido extraño, por decirlo así, me encuentro girando el pomó de la puerta. Me quedó ahí parada con la puerta medió abierta, tomó aire y finalmente entró decidida. Por mí parte la puerta a logrado abrirse sin problemas. 

Mi cabeza esta hecha un caos cuando veo el cuerpo de Tyler de espaldas, por una parte me siento aliviada de que lo halla encontrado pero por otra parte tenerlo cerca y a solas lo único que hacía era que mi cabeza volviera a llenarse de esas imágenes de su boca presionando con fuerza mis labios.



Natalia Moreno

#5 en Otros
#2 en Humor
#4 en Joven Adulto

En el texto hay: novelajuvenil, comedia romantica, vecinos

Editado: 22.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar