Esto es la Guerra

Tamaño de fuente: - +

DÍA 1: "El día que terminó mi vida perfecta"

Yo siempre he dicho que "no hay un mal día, sino una mala actitud" y es cierto, mi vida no podía ser mejor. Claro, no es que fuera alguna clase de celebridad o algún playboy millonario, pero no me quejaba, era un tipo feliz. Mi nombre es Dominik Rusell, tengo veintiuno y soy un chico tranquilo, inteligente y muy genial... ¡Modestia aparte!

Soy de la clase de personas que cree que con una gran actitud y una mentalidad positiva se puede lograr grandes cosas. Mi familia es de clase media, papá, mamá y una hermanita de ocho años y yo estoy ahora en la universidad estudiando arquitectura. Adoro mi carrera porque tengo una gran imaginación y soy una persona muy detallista y dedicada. Odio la mediocridad, siempre trato de dar lo mejor de mí en todo y puedo ser a veces muy perfeccionista; así que me va muy bien en mis estudios y estoy seguro que mi futuro será muy prometedor.

Pero, como la mayoría de los estudiantes de mi país, trabajo medio turno por las tardes en una popular pizzería local: "Carmelo's Pizza". De esta forma puedo ayudar a mis padres con mis gastos estudiantiles y desarrollo mi potencial como un joven entusiasta y decidido.

¡Amo mi trabajo! Mis compañeros de trabajo son chicos muy simpáticos y por supuesto que me la llevo bien con todos ellos y mi jefe, el señor Carmelo Rossi, es una persona muy agradable y hace de nuestro ambiente laboral algo muy significativo para nuestro crecimiento profesional.

Pues sí, como ya lo he mencionado, mi vida es muy genial: Simple, pero muy bien encaminada. Mis padres me adoraban, era el héroe de mi hermanita, el empleado más destacado de la pizzería y un estudiante muy brillante. ¿Qué más podía pedir? ¡Ah! Una novia hermosa y muy sexi... ¡Y también la tenía! Melinda era mi novia desde secundaría, una linda pelirroja risueña que me gustaba consentir como a mi princesa. Sí, todo era tan "perfecto" para mi...hasta esta tarde:

—¡Dominik! ¡Dominik! ¡Ven acá muchacho!

Estaba en mi trabajo, yo era uno de los empleados de mayor confianza del señor Carmelo y como sub gerente tenía muchas responsabilidades en la popular pizzería, por lo que no era raro que mi jefe se apoyara mucho en mí. Pero al entrar a su oficina vi a otro joven muy sonriente sentado allí. Jamás hubiese sospechado que mi "vida simple, genial y perfecta" se arruinaría a partir de ese momento.

—Dominik, este joven es Jake...Jake Mills. Riley se nos va a la nueva sucursal y Jake le reemplazará.

—¿Riley se va? Vaya...Eso no me lo esperaba. Bueno, señor Mills, ¡espero que nos llevemos bien! Me encargaré de ayudarle a integrarse a la gran familia de "Carmelo's Pizza".

—¿Señor Mills? ¡Vaya! ¡Cuánta formalidad! Tú y yo seremos compañeros, así que simplemente llámame Jake, Y tú eres Dominik, ¿no es así?

—Si...Dominik, ese es mi nombre. Bien, Jake... ¡Te mostraré el lugar y verás cómo es nuestra metodología de trabajo!

Riley era también subgerente como yo, pero estaba en el turno de la mañana y yo en el de la tarde. Trabajábamos muy bien ya que él era bastante serio y responsable, y sobre todo mantenía las cosas según el "Manual de Procedimientos", que era nuestra guía sobre la rutina laboral. Pero al abrir la nueva sucursal, el señor Carmelo necesitaba a alguien de confianza allí y para Riley supongo era mucho más conveniente ya que quedaba sólo a una cuadra de su residencia. Ahora, mi deber era ayudar a este nuevo empleado a conocer y mantener nuestra rutina.

—Bueno, Jake... Aquí en realidad el trabajo es bastante simple, tenemos dos repartidores por turno, dos pizzeros que son los chicos que se encargan de elaborar las pizzas y en el mostrador esta una chica en la caja, un asistente de barra y el Subgerente. Así que te tocará trabajar con el público y supervisar que los empleados se mantengan en las normas y cumplan el "Manual".

—¿"Manual"?

—Sí. Como toda empresa dedicada a ofrecer un servicio y un producto de alta demanda y calidad, aquí en "Carmelo's Pizza" seguimos varias normas de seguridad, higiene, comportamiento y una estricta rutina de trabajo. De esta forma garantizamos que el cliente obtenga la mayor satisfacción posible y que los empleados tengan una rutina simple que seguir.

—Una pregunta... ¿Siempre eres así?

—¿Qué...?

—Te pregunto si siempre eres así... Tan "Formal" Y "Estirado". 

—¿"Formal y estirado"? Pues trato de explicarte como son los procedimientos y las normas. Vas a ser el Subgerente del turno diurno, así que debes manejar toda esta información para que sepas como son los procedimientos. Por cierto... ¿Has trabajado antes en algo similar?

—¡Sí! ¡Claro! De hecho estudio Administración de Empresas y Gerencia.

—¡Oh! ¡Vaya! Entonces seguro esta experiencia te ayudará mucho en tu crecimiento profesional. Y...¿cuál es tu expectativa con referencia al trabajo? ¿Qué esperas aportar al lugar?



Luzbel Guerrero

#639 en Otros
#164 en Humor
#444 en Joven Adulto

En el texto hay: amor y odio, comedia romantica

Editado: 19.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar