Esto es la Guerra

Tamaño de fuente: - +

"¡La Madre de todas las Guerras!" -Capítulo Final: 2° Parte

 

—¡Zoe! ¡Mi dulce niña! ¿Cómo estás?

—Podría ser peor, pero al menos estoy viva... ¿Qué tal Ed?

Respiré profundo al ver que entraba unas personas con aspecto de malvivientes, obviamente eran los rockeros "amigos de Zoe". Hice de tripas corazón, porque prometí que confiaría en los chicos quienes me animaron a seguir esta idea, pero en realidad ya comenzaba a sentir que había cometido un terrible error. Con todo me acerqué con mi sonrisa más cordial e intenté ser amable.

—¡Ven, Dominik! Déjame presentarte a Ed. Él es el líder y cantante de "The Four Stooge".

—¡Un gusto en conocerlo! —Le extendí la mano de forma educada, pero el tipo me quedó viendo raro y luego me sonrió.

—¡Eres lindo! ¿Tienes novio? ¿No te gustaría uno con una banda de rock?

—¿QUÉ...?

—¡Ya! ¡Tranquilo! ¡Sólo bromeo! Soy Ed. ¿Tú eres el que manda aquí?

—Si, mi nombre es Dominik Russell, soy el Gerente. —Le respondí con mucha seriedad.

—¡Bien, señor "Gerente"! ¿Me indica donde vamos a tocar? Hay que comenzar a montar el backline...

Lo guié hasta el sitio que preparamos para que pudiesen colocar los instrumentos, en eso Alex, Peter y Luke corrieron hacia nosotros y empezaron a comportarse como quinceañeras excitadas:

—Ed... ¿Me grabarías un mensaje de saludo para mi canal de You Tube? —Obviamente Luke  "el youtuber" entraba en acción.

—¡Ed! ¡Ed! ¿En serio eres tú? —Y Peter era más intenso que una believer.

—No, soy mi "gemelo pervertido"... ¿Qué tal, chicos? ¿Y cuál de todos ustedes  prepara las pizzas? Mis chicos y yo morimos de hambre...

—¡Yo preparo las pizzas! ¡Te haré la más genial del universo! —Gritó Alex mientras sus ojos brillaban como fangirl.

—¡Esperen! ¿Van a comer AHORA? Necesitamos que empiecen a tocar cuanto antes.

—¡Calma, lindura! No podemos tocar con hambre. ¿En serio quieres que nos desmayemos mientras estamos tocando?

Respiré profundo y tomé un papel y un lápiz para anotar cuantos eran.

—¿Cuantos son ustedes?

—Bueno... Somos cuatro en la banda: Jessie en la batería, Roger en la guitarra líder, Dan en la rítmica y yo en el bajo. Por algo nos llamamos "The Four Stooge", ¿no crees? ¡Ah! Y faltan dos miembros más...

—¿Dos más? ¿Qué no son cuatro? ¿Y quiénes son los otros dos?

En eso se acercaron dos chicos hasta nosotros. No parecían de la banda ya que lucían como chicos "normales". De hecho estaba seguro que ya los había visto venir en otras oportunidades como clientes.

—¡Ellos mismos son, señor Gerente! Chad es mi hermano y es..."nuestro Manager" y...Lucas es...él es... ¡El presidente de nuestro "club de fans"...y mi novio!

—¡ED! ¡¡¡No soy tu novio!!!

—¿Qué? Lucas, la presidente del "club de fans" siempre es la novia del líder de la banda, es la norma.

—¡¡¡Tampoco soy tu "novia"!!! ¡Soy un chico!

—¡Bien! Okey... Él es Lucas, presidente de nuestro "club de fan" y el novio de mi hermano.

—¡¡¡NO!!! ¡Chad y yo sólo somos amigos! ¡¡¡Deja de decir esas cosas delante de la gente!!!

—¡Cálmate, Lucas! Si eres el presidente de nuestro "club de fans" debes ser novio de alguno de los dos, o de los dos...es la norma.

—¡Olvídalo! ¡Pagaré mi maldita pizza!

—No le haga caso, señor Gerente; Lucas anda de muy mal humor en estos días... Serian entonces seis pizzas y dos refrescos de dos litros. ¡Y si añaden unos brownies no nos quejamos!

—¡Bien! Pero no se echen toda la tarde almorzando, estamos ya en la hora pico pasado el medio día, tenemos que aprovechar para atraer los clientes que todavía buscan un lugar donde almorzar.

Entonces Alex se me acercó y me apartó de los rockeros:

—¡Tranquilo, Domi! Peter y yo nos encargaremos de sus pizzas y de atenderlos, Luke ya está avisándoles a todos en sus redes sociales que la banda tocará en un rato aquí; ¡asi que verás que todo saldrá bien!

—Alex, espero que esto no se descontrole; el señor Carmelo confía en mí; no quiero meter la pata.

—¡No te preocupes! ¡Nosotros nos encargamos! ¡Sólo confía en tus empleados!

¡Y justamente eso era lo que me preocupaba! Porque este lugar en vez de una pizzería parecía un "Kindergarden" de niñitos locos. Pero, luego de que los miembros de la banda se comieron sus pizzas y se prepararon para empezar a tocar, fue como si literalmente todos los estudiantes de la ciudad se "materializaron" en la entrada del local: ¡Y eran cientos!



Luzbel Guerrero

#629 en Otros
#167 en Humor
#432 en Joven Adulto

En el texto hay: amor y odio, comedia romantica

Editado: 19.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar