Estocolmo

Tamaño de fuente: - +

Día 020 (Parte III)/ Día 021

Triste realidad

Se vivía un ambiente muy deprimente en ese sótano. A tal punto que ellos comenzaron a llorar. Primero empezó Smart, luego se le unieron Romantic y The Older. Suspirando, me acerqué a los dos últimos y los rodeé con mis brazos. Se aferraron a mí como si fuera su único salvavidas en ese navío que comenzaba a atravesar una tempestad.

Todo estará bien. Los ayudaré a escapar– Sentí cómo sus brazos me sujetaban más fuerte, para luego soltarme. Romantic tradujo la parte en ingles que había dicho y su compañero me dio una amplia sonrisa.

– ¿Te gustaba tu trabajo en ese bar?– Smart estaba detrás, extendiendo sus brazos hacia mí. “¿Así que tú también necesitas un abrazo?”

–Unos de mis sueños siempre fue trabajar de mesera en ese bar. Tengo lindos recuerdos de cuando era pequeña. Mi padre solía llevarnos allí ya que cada primer domingo al mes se celebraba una fiesta latina. Era muy lindo. Bailábamos música típica, comíamos comida tradicional, algunos hasta se vestían como sus antepasados. Es muy divertido– Sonreí y me aparté de su cuerpo, mientras oía cómo finalizaba con su traducción.

–Me gustaría ir– Angel me sorprendió hablando inglés fluido.

–¿Comprendes inglés?– Comencé a sentir cómo mis mejillas se tornaban bordó.

–No– respondió Smart–. Algunos de nosotros nada más podemos decir ciertas palabras. Los demás solo saben cosas básicas. Pero no entienden mucho lo que ustedes dicen–. Me volví a acercar a Angel y lo rodeé con mis brazos. 

–Si alguna vez salgo de prisión, los llevaré… A quien quiera ir– Oí que Smart le traducía y Angel me sonreía a cambio. 

Me alejé, ya que comenzaron a hablar entre ellos, y me dirigí hacia la cocina. Vi a Dancer sentado sobre una de las encimeras, mirando a Grumpy cocinar. Tenía sus piernas separadas y engullía algo que su amigo había preparado. Grumpy lo miró de una forma asesina, lo que provocó que Dancer le sonriera como un niño que había sido atrapado haciendo una travesura. Grumpy sonrió a modo de respuesta. Eran muy cercanos.

Sin dudarlo, me acerqué a Dancer y me coloqué entre sus piernas, a la vez que rodeaba su cuerpo con mis brazos. Enterré mi rostro en el hueco de su cuello que quedaba a mi altura. Lo noté tensarse por la inesperada reacción. Este dejó a un costado lo que tenía en la mano e intentó zafarse de mi agarre.

–Solo… necesito un instante…– dije débilmente, sentí mis ojos llenarse de lágrimas. Amapola podría ser una bruja pero no mentía… Él nunca sentiría lo mismo que me pasaba a mí, y era con una realidad con la que debía vivir. 

Oí que Leader traducía mis palabras, algo que no tenía idea como había sucedido, ya que creía que estaba junto a Smart, pero al parecer se encontraba al lado de Dancer y no lo había notado. Estaba cegada por la fuerte necesidad de ser reconfortada por alguien, pero ese alguien no parecía querer nada conmigo.

Dancer dejó de forcejear, pero aun así no me devolvió el abrazo. Lagrimas corrían por mi rostro. Sabía que ellos no habían entendido las palabras que Amapola había dicho en español, pero eran tan reales que provocaban que mi pecho doliera.

–Lo siento– Me alejé de él limpiando mis lágrimas. No quería que ninguno me viera débil, pero no podía contenerlas. En un intento por calmarme, me aparté del atónito Dancer para dirigirme al baño a desahogar mis penas en solitario.

Sin embargo, Joker aguó mis planes. Ese joven alto me sujetó de la muñeca, me acercó a él y me rodeó con sus brazos. Mi rostro estaba contra su pecho, podía sentir el calmado latir de su corazón. Deslizó su mano por mis cabellos que, como siempre, estaban sujetos en una cola de caballo. 

–Llora si quieres– Susurró en mi oído. Sin poder resistirlo, reanudé mi silencioso llanto. Él solo susurraba palabras en coreano que, al parecer, eran de aliento. No sé cuánto tiempo estuvimos así, o en qué momento cambié a Joker por Leader, pero luego de unos instantes me encontraba abrazada a Leader mientras que Joker seguía acariciando mis cabellos.

–Lo siento– Me separé de ellos con una sonrisa acuosa en mi rostro y con torpeza intenté limpiar su sudadera, que había dejado mojada con mis lágrimas. 

–Todos necesitamos desahogarnos, algunas veces– Leader me sonrió al decir eso, tenía mi rostro entre sus manos. Deslizo su pulgar en mi mejilla sana para capturar las lágrimas– ¿Duele?– Débilmente deslizó su otro pulgar por mi mejilla dañada. Solo asentí a modo de respuesta, a la vez que Joker buscaba algo en el refrigerador para mi mejilla. Cuando lo encontró y me lo tendió, en lugar de utilizarlo para mí, se lo di a Leader. Su ojo se veía muy mal. Este, en su lugar, acercó su rostro a mí y agregó: –Adelante– Sonreí colocándole la bolsa con hielos. Él me sonrió a modo de respuesta.



ChicaMisteriosa

#6828 en Novela romántica
#933 en Fanfic

En el texto hay: secuestro, kpop, yaoi gay boylove

Editado: 07.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar