¿ Estoy enamorada de un príncipe?©

Tamaño de fuente: - +

CAPÍTULO 2

⁂☳♥♦♦♥☳⁂

 

El sonido de la alarma anuncia el receso para comer algo. En todo el trayecto de clases, mi cuerpo había estado tenso. No me gusta la idea de tenerlo mi lado. Hasta sentí su mirada en varias ocasiones. Quiere decir, que en toda la maldita clase, tenía a alguien que me lanzaba miradas indiscretas.

¿Por qué tiene que estar en mi clase? ¿Por qué tengo que encontrármelo justo cuando estoy muriendo de la vergüenza? Su aura es muy fría, parece un póker. Le rodea el vapor helado de un cubo de hielo. Sus expresiones son muy frías, como si fuera el presidente de una compañía. Todo en él, es sumamente rígido y áspero.

Aunque su rostro es otra cosa.

Muy atractivo, muy inteligente y también muy…..

Elegante.

Doy una mirada hacia su perfil, parece un personaje de un drama; hace que sienta como si estuviera dentro de una telenovela de adolescente. De esas que tan solo con ver al protagonista, queda uno enamorada.

—Las babas se te caerán —dice Efrén, poniéndose en mi visión. Lo miro con desesperación—. ¿Qué ocurre?

—¿Sabes que se siente que el problema viene hacia ti? —pregunto, mirando como el chico póker se levanta para alejarse del salón.

—No imagino esa pregunta. Sería tener mala suerte como….. —Mira hacia el chico de al fondo, está recogiendo sus cuadernos—, no tener a ese papichulo.

—¡Lo estoy diciendo en serio, Efrén!

—¿Qué pasa, niña pánico escénico? —inquiere, mientras pone su trasero sobre mi asiento—. Tienes la maldita suerte del mundo al tener al lado al adonis del extranjero. ¿Viste su rostro? ¡Ufff, está para comérselo con nutella! Como dicen el grupo que estoy metido: «Le cogería contra la pared y le follara hasta que me diga: Ay papi, siento tu cosa dentro de mi…

—¡Efrén! ¡Estoy hablando en serio!

Entorna los ojos y menea su mano por el aire para soplarse de su dichosa calentura

—Solo digo la verdad. —Se encoge de hombros—. No sé de qué te quejas.

—Ese chico es la persona que le dije como idiota: «Eres bonito», luego de salir corriendo como estúpida sin agradecerle. —Toco mi frente, masajeando para aliviar el estrés—. Por eso ni me toma en cuenta. ¿Crees que pensará que soy una loca?

—Nena, tú eres una loca de naturaleza.

—A veces no sé porque te tengo como mejor amigo.

Sonríe

—Puedo conseguirte a un buen hombre para que te enamores, y tengas tu dichoso primer amor de secundaria. ¿No crees, que te puedes quedar en la percha?

—Me importa un cuerno.

—Te va a salir telaraña en el…

—No. Ya no sigas, come faroles —digo, levantándome. No quiero seguir escuchando las barbaridades que salen de su pequeña boca. Solo escucho su risa sonora, acompañada de sus vítores para conquistar al chico nuevo.

No, no quiero meterme en problemas.

Sé perfectamente que tengo mala suerte para todo. ¡Absolutamente para todo!

❖♥♠♥❖

 

Camino tranquilamente, mientras llevo un pedazo de pan de melón en mi mano. O eso dijo la encargada de la cafetería. Miro a todos los lados, para no toparme con aquella personita póker. No estoy preparada psicológicamente, ni sentimentalmente. Ni sé que va a lanzar mi boca al estar cerca de esa persona.

Más lejos, mejor.

Nuevamente miro al lado derecho. Hay muchos estudiantes conversando por todas partes. Muerdo mi pan de melón, muy entretenida del bullicio de los chicos. No me doy cuenta que algo está caído, resbalándome para detrás.

Siempre era torpe, y en estos momentos, estoy comprobando las cosas que trae la vida para una chica como yo.

Unas manos se aferran a mi cintura, impidiendo mi caída sorpresiva. Abro los ojos asombrada, cuando miro aquellos ojos azules profundos. Sus facciones son perfectas, parece como si fuera esculpido por un artesano diestro. Su cabello le cae por el rostro de una manera muy sensual.

Ambos nos quedamos mirando fijamente.

—¿Estás bien? —pregunta, sacándome de la escena que estaba creando mi cerebro. Parpadeo varias veces y abro la boca para hablar. Me queda mirando esperando una respuesta de mi parte.



Señorita Yuuki

#241 en Otros
#73 en Humor
#693 en Novela romántica

En el texto hay: humor, realeza, amor adolescente

Editado: 11.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar