¿ Estoy enamorada de un príncipe?©

Tamaño de fuente: - +

||CAPÍTULO 12||

⁂☳♥♦♦♥☳⁂

 

Arrimo mi cabeza sobre el pupitre, y cierro mis ojos tratando de descansar un poco. No había podido dormir en toda la bendita madrugada, mi cabeza comenzó a trabajar sobre lo que sucedió. ¿Cómo me encontró el chico póker? Eso es un enigma que no encuentro resultado posible. Lo único que sé, es que él me había traído anoche en sus brazos y me dejó acostada como una princesa sobre mi cama.

¿Algo más que decir?

Mi vida es una porquería llena de problemas.

—Buenos días, Elyna. —Saludó el nombrado, haciendo que diera un pequeño salto en el pupitre. Los nervios despertaron como una alarma detonante dentro de mí.

—Buenos días —digo suavemente sin mirarlo. Estoy segura que si abro más la boca, voy a sacar idioteces que no vienen al caso.

—¿Dormiste bien? Anoche te encontré dormida en el césped. Así que te llevé a tu casa —El sonido de su mochila caer, hizo que ladeara el rostro, encontrándome con su mirada azulada. Mi corazón brincó, mi pecho se llenó nuevamente de esas emociones divergentes, se apiñaban y se remolinaban entre sí, formando un caos dentro de mí.

No puede ser posible.

Él no me puede gustar.

—Yo….

—¿Pasa algo? —pregunta con una mirada inocente en su rostro—. Estás extraña.

Sí que pasa muchas cosas. Una de ellas, es los sentimientos conflictivos que estoy sintiendo dentro de mi pecho contigo, tonto helado.

—Creo que necesito un vaso de agua fría —suelto rápidamente, él me mira impasible—. Digo, a veces necesito tomar agua fría para calmar mis emociones, ni que hablar cuando siento reventar, a veces como helado, y…… —Su mirada penetrante hace que sienta el calor abrasador en mis mejillas. Estoy segura que tengo las mejillas de color rojo—, gracias por haberme dejado en mi casa.

—No es nada. Tu amigo Efrén, me llamó al celular para decirme si sabía dónde estabas. Así que no se me ocurrió otro lugar, que fuimos la otra vez —explica pacíficamente. La razón se planta en mi cabeza, exponiendo la verdad de cómo me encontró en aquel lugar.

Efrén.

¿Desde cuando habla con el chico póker?

El recuerdo del evento de la boda viene a mí y daña todos mis pensamientos. No es que no esté a favor de las personas que les gusta el mismo sexo, solo que verlo besándose con su propio primo, hace que me revuelva las tripas.

¿Besarse con su propio primo?

Oh cielos, él a veces se pasa de chico loco.

—Buenos días, parejita. —Saluda el nombrado, viniendo hacia nosotros y besándonos la mejilla muy amistosamente—. ¿Qué hay? ¿Noviazgo?

—Efrén…

—¿Saben? Hoy siento que la suerte está rodeando por mí alrededor. —Se agazapa hacia nosotros y comienza a susurrar—. Creo que tengo una oportunidad con el papi chulo de atrás.

Entorno los ojos. Su obsesión con nuestro compañero de fila trasera, no se le borra por nada del mundo.

Ni su delicadeza al exponer su condición sexual, aunque eso me gusta de él.

—¿No me van a felicitar, chicos? —inquiere con tono divertido.

—Felicitaciones, Efrén —dice el chico póker con su rostro sin expresión—. Espero que consigas lo que quieres.

—¡Oh! Tu chico es un amor y un hielo. —Me da una palmadita—. Me alegro que ya se te haya pasado la molestia conmigo, mejor amiga. Sabes que no puedo estar lejos de ti, siempre extraño tu voz por las noches.

—Sigue diciendo pavadas y…—Sale huyendo con una risita hasta su puesto. Al último me tira un beso volado y comienza a conversar con sus demás amigos que tiene a su alrededor. Él siempre ha sido muy sociable; por ende, siempre tiene gente a su alrededor.

Aura poderosa.

—¿Son muy íntimos él y tú? —cuestiona el chico póker de repente. Choco con su mirada y de nuevo siento como su aura de chico es lanzada en mi rostro. No sé qué diablos pasa por su cabeza, ya que no puedo leer sus expresiones.

¿Por qué tiene que tener un rostro como un póker?

—Se puede decir que sí. Él es como mi mejor amiga, nos contamos todo —digo recordando las veces que me reuní con él para comprar ropa interior, él siempre me terminaba dando una demasiado sexi—. Solo que a veces ya se pasa de gracioso.



Señorita Yuuki

#241 en Otros
#73 en Humor
#694 en Novela romántica

En el texto hay: humor, realeza, amor adolescente

Editado: 11.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar