¿ Estoy enamorada de un príncipe?©

Tamaño de fuente: - +

||CAPÍTULO 18||

⁂☳♥♦♦♥☳⁂

 

Doy una mirada hacia mí alrededor, hay muchas personas comprando trajes de baños, y todos están dando una mirada extraña a mi hermano, quien todavía está vestido de ese dichoso papel de princesa. ¿Por qué tengo que tener un hermano así? ¿Acaso no le da vergüenza que lo vean vestido de mujer? Ni que hablar de Efrén, él está sujetando trajes de baños femeninos, mientras se lo pone encima de su cuerpo y mira al espejo.

—¿Me queda? Si fuera mujer, lo luciría perfectamente bien —dice con una sonrisa en el espejo y modelando afeminadamente—. Woooo, ¿te imaginas? Tuviera un par de pechos matadores, me dijeran: “Ahí va la lady de los senderos”.

—¿Por qué tendrían que ponerte un apodo extraño?

—Es muy cool, a mí me gusta todo que suene cómico. O sea, capta la movida —Menea su mano de forma dramática—. Y comienza a elegir un traje, tu hermano te comprará uno.

¿Comprar uno? ¿Mi hermano? La ultima que compré un traje con él, estuvo tomándome demasiadas fotos.

No, no quiero eso.

—Me parece bien. Yo también compraría un traje de baño a mi hermana menor —habla el chico póker a un lado de mí. Sobresalto y mi corazón da un brinco al escucharlo tan de cerca—. Me alegro venir aquí, nunca he pisado un centro comercial.

Sí, y yo nunca he venido con tres personas que destacan en todo el bendito local.

Uno con aura demasiado atrayente sin expresión en el rostro, el otro con gestos afeminados; y por último, un chico vestido de mujer.

¿Puedo decir algo más que esto?

Quiero desaparecer.

—Eres todo un señorito de clase alta —dice Efrén, tomando un traje de baño y poniéndome por encima de la ropa para ver cómo queda conmigo—. No te preocupes, todo se acostumbra. Nosotros, te sacaremos a recorrer cualquier rincón de esta ciudad.

—Gracias —contesta el chico póker con un atisbo de calidez en el rostro. Nunca en mi vida he conocido a alguien que de ese estilo; más bien, todas las personas que con quién he estado rodeada, siempre fueron expresivas.

No como él.

Y eso lo hace ver demasiado extraño y único. Más con el secreto que le rodea, todo le queda a la perfección.

Chico atractivo sin expresión emocional.

—Me gusta —articula él. Parpadeo y me doy cuenta que lo dice por el traje de baño que Efrén me está poniendo por encima—. El color negro te queda muy bien

Sus palabras, hacen que mi rostro se pusiera demasiado rojo. No es la primera vez que me dicen algo por el estilo. La diferencia sería: Él lo está diciendo.

—Gra…

—¡Claro que sí! A mi hermana todo le queda bien. —Mi hermano lo empuja para que se aleje de mí—. De pequeña siempre he la quedado bien con todo lo que se ponga. Hasta la he visto vestida de papa. —Sonríe esplendorosamente, como si fuera algo maravilloso lo que tiene en mente—. Fue una papa demasiado tierna.

—No olvides que hasta le pusiste un traje de tomate para una de tus obras de teatro —añade Efrén con una risita.

—¡Perfecto! Nunca olvidaré cuando se paró en medio de la tarima y todos rieron. Ahí fue su primer vomito. —Suelta con tanta ternura que me estremece por completo—. Luego de ello, nunca más me quiso ayudar en mis obras.

Sí, ese fue el motivo que desató lo que soy ahora.

Mi pánico escénico, mis nervios a la hora de entablar conversación con un desconocido. Todo eso, fue producto de aquel día, donde todos rieron por el traje horroroso que me puso mi tonto hermano.

En total, mi pánico escénico, está relacionado con mi hermano.

—¡Deja de reírte! —exclamo al ver como mi mejor amigo se parte de la risa por los recuerdos que dijo mi hermano mayor—. Y deja de molestarlo. Debes tratarlo bien, hermano.

—¿A este chico? —pregunta, señalando al chico póker. Y en unos segundos, sus ojos se abren por completo, como si hubiera descubierto algo—. ¡¿Te gusta él, Elyna?!

Silencio.

Su pregunta fue directa que hace que entre en pánico. No puedo decirlo en voz alta, no a mi hermano, no enfrente del chico póker, y no me medio de tanta gente.

¿Qué hago? Pues lo que siempre hago en momentos incomodos, cuando entro en pánico y cuando entro en cuadro de tartamudez.



Señorita Yuuki

#246 en Otros
#75 en Humor
#704 en Novela romántica

En el texto hay: humor, realeza, amor adolescente

Editado: 11.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar