Eternamente bella.... ¡bella!.

Tamaño de fuente: - +

X

17 de noviembre 1707

Los observo con la confusion en sus ojos en ese momento les parecio que sus hermanos estaban ebrios de beber tanto vino, se sento en la cama con cuidado mientras se quitaba algunos lazos que amarraba su cabello, sus dos hermanos volvieron hablar mientras le relataba uno por uno todo lo que habia pasado en su ausencia lo que provocaba en la menor abrir y cerrar la boca, Maria Antonia se levanto de la cama y camino de un lado a otro intentando analizar por ultima vez todo lo que habian dicho.

- ¿Os habeis perdido la cabeza ambos?. - Hablo conmocionada. - ¿Una gitana y una plebeya?. - Nego con la cabeza. - Se que no soy la que deberia hablar de locuras por lo que hice pero esto es mas grande, sabes el infarto que le dara a vuestro padres cuando mire a la gitana, y tu Peter casarte con Lydia aunque estes enamorado de otra eso es muy cruel.

- Era eso Maria Antonia o que Duncan se casara yo solo hice para ayudarlo.

Esta nego con la cabeza y suspiro cansada.

- ¿Vosotro no sabeis quien es Lydia?. - Se acerco hacia ambos hermanos. - Lydia tiene un amor enfermizo hacia su hermana ella es capaz de lo que sea.

- ¿Como estais tan segura de eso Lydia?. - Pregunto Duncan.

Lydia se volvio asentar mientras con su mano derecha soplaba su cara.

- En las temporadas hablaban de que Lydia practicamente amenzaba a los caballeros para que salieran con su hermana pero cuando esta se aburria los tiraba como trapo viejo. Peter si te casas con ella es como casarte con el diablo no te cometas una locura.

- Pero Maria Antonia. - Hablo Peter. - Ya he dado mi palabra de caballero y no me pienso echar para atras.

- ¿Y cual es su plan?. - Levanto la ceja esperando una repuesta de ambos hermanos.

- Me casare con Diofranka este sabado y la presentare en la proxima temporada ante la sociedad.

- Mañana vuestro padres iran a visitar a la tia Lorie y vendran hasta la noche trae aqui a tu prometida para conocerla y hablar con ella lo mismo te digo a ti Peter.

- Os te aseguro que ella sera de tu agrado. - Sonrio Duncan.

........

Ambas feminas se vieron nerviosa mientras un par de ojos azules la observaba fijamente de arriba hacia abajo, Diofranka la observo igual para no sentirse intimidada por la gadjo, mientras que Ayla busca la mano de Peter porque estaba nerviosa a lo que este sonrio con cariño.

- ¿Y cual es vuestro nombre?.

-  Mi nombre es: Diofranka Caruso y soy gitana. - Hablo con orgullo.

- Yo soy Ayla Leal y bueno no se que puedo decir soy de una familia pobre pero muy trabajadora. - Sonrio.

Maria Antonia se levanto y abrazo primero a Ayla y despues a Diofranka estas se sorprendieron y correspondieron el abrazo con el mismo cariño a como ella lo habia dado, Maria Antonia se tambaleo lo que hizo que Duncan la tomara de los brazos esta sonrio con cansancio y se sento de nuevo en el sofa.

- ¿Estais bien?. - Pregunto Ayla nerviosa.

- Si estoy bien solo estoy algo cansada por el viaje.

- ¿Tu estas embarazada verdad?.

- ¿Como lo sabes?. - Pregunto con curiosidad mientras Diofranka se sonrojaba violentamente.

- Por tu olor. - Maria Antonia la observo confundida. - Tu olor es muy dulce como la manzana y emanas un aura a felicidad. Seras una gran madre.

- Muchas gracias. - Sonrio. - Os tengo que admitir que esto de que ambos se van a casar es muy dificil para mi pero ahora que ya las conozco se que ellos estan en buenas manos y eso me reconforta, pero eso no significa que tenga las cosas faciles y eso te lo a ti Diofranka. - La observo fijamente. -  Es mas aceptable y menos quejoso el caso de Ayla porque es plebeya y algunas damas lo fueron hasta algunas eran cortesanas, pero tu eres una gitana una blasfemia para la sociedad y para nuestras tradiciones por eso antes de la temporada donde Duncan te presente te volvera como todo una dama.

- ¿Os crees que pueda hacerme asi como una dama como tu?.

- ¡Por supuesto!. - Sonrio. - Os te aseguro que con mi ayuda seras la sensacion del baile todos te amaran.

Diofranka tomo la mano mientras observaba con emocion a Duncan este beso mi mejilla, sabia que la batalla apenas comenzaba para ambos.



Mary Ishakov

#443 en Otros
#72 en Novela histórica
#1116 en Novela romántica

En el texto hay: drama y romance

Editado: 08.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar