Eternamente bella.... ¡bella!.

Tamaño de fuente: - +

Capitulo XIII- Destrozada

28 de noviembre de 1707.

Ambos hermanos la observaron con la incredulidad en los ojos, parecía una broma de mal gusto que estaban escuchando, pero al ver las lágrimas que caían como cascada en los ojos de su hermana menor creyeron en su palabra. Duncan la abrazo tan fuerte que por un momento tuvo miedo de romperle un hueso, pero le afligía en demasía ver el llanto incontrolable de menor. Peter en cambio quedó en shock y alejo algunos curiosos quienes miraban con rareza a la menor de los Donhanall llorar desconsolada. María Antonia levantó la vista y limpio sus lágrimas llevándose el poco maquillaje que llevaba puesto en sus finos guantes.

- Por favor hermano mío os te pido que me llevéis a casa. - Suplico con los ojos llorosos.

Duncan sintió pena al ver la tristeza en los ojos de su hermana, la tomo de la mano a ella y a Diofranka y salieron del lugar. Peter ignoro algunos comentarios mal intencionados de algunas personas. Pero este tenía demasiada malicia para su propio gusto, se acercó hacía algunos de los nobles y sonrio como si nada hubiese pasado hace algunos minutos atrás.

- Os quiero que me contéis el rumor sobre un teniente llamado: William Hubert.

- Pues no sé mucho my lord. - Hablo un hombre con hipocresía. - Solo escuché que un pelotón había sido destruido por nuestros hombres, y que nadie quedó con vida, especialmente el hombre a cargo. - Río. - Se lo merecía ese maldito inglés, venir a tomar nuestra tierra.

Algunos nobles empezaron a reír sin saber que detrás de esas risas y burla de escondía el dolor de su hermana. Salió del círculo y se dirigió a la salida, Lydia tomo su mano y lo vio molesta.

- ¡Descarado!. - Gruñó molesta. - En toda la fiesta me habéis ignorado.

- ¿Y eso te molesta? , ¿Desde cuando jugamos a los novios enamorados?.

- No te gusta o no, desgraciadamente eres mi prometido y tienes que actuar como uno.

- No me importa y si me disculpa mi vida. - Beso su mejilla. - Cuídate mi vida y si puedes serme infiel, hazlo que probablemente eso haré yo.

- ¡Te odio!

(.......)

No dejaba de llorar, abrazaba con cariño y dolor la camisa de su esposo, beso la camisa y lloró de nuevo. ¿Porqué tenía que pasar esto?, Por primera vez se sentía amada, comprendida y lo había perdido absolutamente todo. Peter beso su cabeza y está sollozo, se incorporó de la cama y lo abrazo, este acarició su cabello.

- Por favor dime qué es una broma y que no es verdad su muerte.

- Os como me gustaría decirte que no mi vida, pero lamentablemente es cierto.

- Peter te puedo pedir un favor.

- ¡Por supuesto bella!, ¿Que puedo hacer por vosotros?.

- investiga donde puede estar mi esposa para darle cristiana sepultura.

- Eso será difícil pero lo intentaré.

-  Gracias y otra cosa quiero que os me dejéis llevar mi luto sola.

- Descuida mí bella. Hasta altura papá ya sabe lo de vosotros.

María Antonia se volvio a recostarse mientras abrazaba su almohada. Peter salió de la habitación y vio a Duncan con una expresión triste en el rostro, estos se dirigieron al estudio de su padre.

- ¿Crees que sea verdad?. - Hablo Peter.

- Si el rumor ya se extendió es porque debe ser real, lo más importante ahora es velar por la seguridad de María Antonia y el bebé.

- Si, haré lo que sea por buscar el cuerpo de William. - Peter se levantó y salió del estudio. Camino en todo el pasillo hasta llegar a su lugar favorito. Una Ayla despeinada abrió la puerta este se lanzó a sus brazos y lloró.

- ¿Que sucede?.

- William a muerto. - Ayla abrió los ojos y lo abrazo.

  • (......)
  • Tosió cansado mientras sentía su respiración faltar, este lo observó y sintió su cuerpo rendido. La mujer puso un trapo en la frente y empezó a curar sus heridas.- Debo irme mi esposa debe estar preocupada por mi.
  • - No aún, estás herido
  • Vi que alguien los estaba observando y sonrio.
  • - Vives
  •  



Mary Ishakov

#439 en Otros
#76 en Novela histórica
#1101 en Novela romántica

En el texto hay: drama y romance

Editado: 21.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar