Eternamente juntos

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 8: Ángel y engaños

(~~~)

Ha pasado 3 meses Ethan y yo estamos de lo mas bien, hay que admitir que de veces en cuando  peleamos como toda las parejas normales, pero no tardábamos en reconciliarnos, el entraba a mi habitación o yo a la de él y nos pedíamos disculpa, después de eso, pasábamos a los besos y caricias…

Estaba en el bosque, sentada en una roca frente a un rio, eran alrededor de las 4 am, digamos que corrí muchos kilómetros hasta estar justo donde estoy, hay algo que no se siente bien, desde hace un mes he sentido que me han estado observando, es alguien igual que yo, algo sobrenatural, puedo sentir su olor, y hoy sea quien sea  lo iba a encarar

-Sé que estas ahí, ahora sal de una vez- escuche, unas ramas crujir, estaba bajando de uno de los arboles, una sombra negra, se acercaba hacia mi-¿quien eres tú?-

-¿A caso no me reconoces, Kate?- dijo una voz parecida al del profesor Davis al ver entre las sombras la figura iba cambiando de forma convirtiendo su voz algo chillona debo reconocer, al ver la chica que estaba bajo la luz de la luna, la reconocí de inmediato, era la chica que beso a Ethan en la fiesta.

-Como olvidar a la zorra que beso a mi novio frente a mí- solté, ella se acerco más a mí y bofeteo, tan fuerte que me corto en una mejilla, esta se regenero rápidamente.

-Cuidado con lo que dices eh- dijo agarrándome del mentón, me zafé y la avente contra un árbol, me acerque a ella.

-A mí no me amenaces, ¿queda claro?, ahora ¿porque me sigues?- ella se paró de su sitio y me miro sonriente.

 -Soy tu guardiana Kate y la de Ethan también, soy un ángel, mi propósito es protegerlos- dijo como si eso fuera lo más normal del mundo.

-Vaya guardián, primero besas a mi novio y ahora dices que eres nuestro protector.-

-Perdona por eso, quería que se fueran de alguna manera, ahí estaba alguien que pronto veras y traerá cosas malas, mi destino es protegerlos.-

 

- Ja! Y la mejor manera era besando a mi novio claro- dije de manera cínica-tonterías-dije alejándome para volver a mi casa, esto eran estupideces- estas son estupideces, quieres que te crea ese cuentico de que eres nuestro ángel, por Dios si se que existen pero los vampiros no tenemos alma para salvar- sabia que me estaba siguiendo.

-Una vez la tuviste, tal vez no en esta vida, pero la tuviste, antes de eso yo ya era tu guardián y el de Ethan. Kate, dime algo, cuando lo viste la primera vez, sus ojos cambiaron de color cierto, cambiaron a morado por unos segundos cuando sus miradas se conectaron- me  sorprendí.

-Nadie sabía eso, ¿como los sabes?-dije aun en shock, siempre busque respuesta, pero nunca las encontré.

-Porque estaba ahí, Kate, ¿quieres saber porque? Cuando las personas encuentran a su amor verdadero sus ojos cambian de colores, solo un ser sobrenatural puede darse cuenta de eso, Ethan es quien está destinado a estar contigo por siempre- me pare en seco.

-Digamos que te creo, Ethan no es sobre natural y además ¿de qué nos estarías protegiendo?,-dije con un poco de ironía.

-Además de ser tu protectora soy tu consejera, cada vez me necesites solo di mi nombre y ahí estaré y eso crees que Ethan no es sobrenatural, no sientes su aroma reconocido, pronto se desatara una guerra, tienen que estar preparados.-

-Lo pensare- dije y corrí a toda velocidad hasta mi casa, solo tarde 5 segundos.

(~~~)

Eran las 7 de la mañana y decidí ir a mi closet a cambiarme, me puse una blusa blanca de tiros, un jeans ajustado negro, botas negras y una chaqueta de cuero negra, deje mi pelo liso y me dirigí al refrigerador por sangre, tenía hambre, el timbre sonó, y fui a abrir la puerta.

-Hola, muñeca- dijo acercándose a besarme- ¿te llevo?- asentí y fui por mi bolso, salimos de mi casa y nos dirigimos al auto, ya en el- ¿donde estabas esta madrugada? fui a tu habitación y no estabas-me puse nerviosa de momento.

-Salí a correr-

-En la madrugada- asentí- estás loca, es peligroso Kate- no sabes lo peligrosa que puedo ser cariño – ¿como que lo peligrosa que puedes ser?- oh shiet! pensé en voz alta.

-Ósea, en que se cuídame sola, ya te he noqueado una vez- me fulmino con la mirada- ya perdón, perdón, no lo volveré a hacer si, es que no podía dormir y estaba muy enérgica y quería botar toda esa energía, además ¿que hacías tu en mi habitación?-odiaba tener que mentirle.

-Lo volverás a hacer-dijo mirando la carretera y luego a mi-

-¿Disculpa?- dije desentendida

-Lo volverás a hacer me estas mintiendo, confió en que me dirás que sucede, así que no te presionare, de acuerdo- no me había dado cuenta que nos habíamos aparcado en un lado de la carretera- y cuando estuve en tu habitación no tenia sueño y quería verte aunque sea dormir, cuando no te vi me asuste, y empecé a buscarte por toda la habitación, luego de unas horas vi que subiste por tu ventana y me tranquilice un poco mas- Lo bese, con tanta pasión, el se preocupa por mí, el por lo menos debería saber la verdad, el se la merecía, pero tenía tanto miedo de perderlo, el beso se intensifico a un mas, me puse a horcajadas en su regazo, sus labios bajaron hasta mi cuello, solté un jadeo, Ethan me presiono aun mas a su erección haciéndonos gemir a ambos, lo volví a besar en los labios



AngieS04

Editado: 10.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar