Eternamente juntos

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 12:Ojo del huracán

-Te necesito- me quito la blusa, dejándole ver el sujetador rojo, que llevaba puesto, cada vez más baja sus labios, esparciendo besos por mis pechos, estomago…

-Ethan- jadee, volvió a subir a mis labios, luego me miro a mis ojos- te extrañé más que a nada -lo acerque para continuar besándolo, sus manos acariciaban mi cadera, luego bajaban a mis mulos lento y suave tomándose el tiempo admirar cada rincón de mi cuerpo, desabrocho mis short negros, hasta que desaparecieron, su erección roso con mi feminidad, haciéndonos gemir a ambos, clave mis uñas  en su espalda, el volvió a gemir, le quite sus vaqueros y nos di la vuelta, me acerque a su oreja…-Te amo, Ethan –le chupe el lóbulo es algo que me di cuenta le encantaba, seguido de su cuello, baje a sus pectorales, mis manos cada vez bajaba aun mas, antes llegar a mi objetivo, el me detuvo, tomo mi mano la llevo a su hombro al mismo tiempo que se sentó dejándonos sentados entre caricias y besos en medio de la cama, apretó mis caderas contra su erección, ahogue los gemidos con besos, besaba su cuello, mientras el acariciaba mi espalda, volvió y repito la misma acción.

-Quiero escucharte, grita para mi, preciosa- obedecí a su petición y gemí, Ethan nos dio la vuelta y quedo sobre mi cuerpo- ¿estás segura de esto?-asentí, estaba más que segura de esto, me entregaría completamente a Ethan- puedo parar si quieres- negué

-Quiero entregarme a ti, quiero ser tuya Ethan- no lo pensó dos veces, siguió esparciendo besos por mi cuerpo, nos quitamos la ultima prenda que nos separaba el uno del otro, Ethan me miro unos momentos, como pidiendo permiso el cual asentí, se posiciono entre mis piernas, cerré mis ojos por auto reflejo.

-Abre los ojos, preciosa, mírame a los ojos- hice lo que me pido, y se introdujo lentamente dentro de mí, empezamos lento para que mi cuerpo se acostumbrara a él, hasta que Ethan iba acelerando un poco más la embestidas, haciéndonos gemir de placer a los dos, tomo uno de mis pechos y jugó con él, subiendo por mi cuello y labios al llegar al orgasmo

-Ethan!!-Gemí su nombre, una embestida mas y el también llego, dejándose caer sobre mi pecho, cuando su respiración se normalizo se recostó a mi lado, pasando su mano por mi cintura atrayéndome más a él, coloque mi cabeza sobre su pecho- te amo, Ethan.

-Yo te amo mas, preciosa- dijo dejando un beso en mi cabeza y acariciando mi pelo suavemente hasta que se quedo dormido, yo a diferencia no duermo, por lo tanto solo me quede en esa posición por lo que resto de la noche…

Ethan seguía durmiendo, tenía un latido tranquilo, relajado, por suerte sus heridas no fueron graves, solo tiene una cortada en la frente. Anoche fue la mejor noche que he tenido en la vida, después de todo me entregue a Ethan en cuerpo y alma, ya no tengo porque mentirle mas, el me acepta tal como soy, no puedo pedir más, me encontraba acostada a su lado, pero aunque no pueda dormir, nunca me aburriría de verlo, de observarlo, tome su brazo que me sostenía la cintura delicadamente y la deje a un lado, necesitaba tomar sangre, por suerte traje una reserva de mi casa anoche, tome la camisa negra de Ethan, me la puse y luego fui al baño a tomarme la bolsa, no quiero que Ethan, me vea tomando algo que para él puede llegar a ser repugnante…

-Definitivamente mi camisa  te queda mucho mejor que a mí- brinque asustada de mi sitio y me gire a ver el causante, ahí estaba el recostado en el marco de la puerta del baño, con una sonrisa en su rostro, tome la bolsa de sangre y la sostuve con mi mano detrás de mi espalda, el camino hacia mi- no tienes que esconderlo de mi- tomo mi mano y me quito la bolsa , poniéndola a un lado, baje mi rostro de la vergüenza- Hey, mírame preciosa, nunca dejes de mirarme- su tono de voz era calmado y suave, acaricio mi rostro, para luego depositar un suave y corto beso en mis labios.

-¿No te da asco?- negó

-Nada de ti me daría asco, nunca te escondas de mi-sonreí al escuchar esas palabras, Dios este hombre era único, lo bese como si mi vida dependiera de ella- Kate- dijo separándose lentamente de mis labios y pegando su frente con la mía- muérdeme- lo mire un poco aterrorizada.

-Yo…yo no puedo Ethan, no quiero hacerte eso, no quiero que seas un monstruo como yo- me separe de el- no quiero esta vida para ti.

-Kate no eres un monstruo, que seas diferente no te convierte en uno, yo  quiero estar contigo y si me muerdes estaremos juntos, sé que tengo poderes pero no viviré para siempre, quiero estar contigo para siempre –dijo Ethan en un tono suplicante- sabes cuando estuve esos días en la bodega, solo pensaba en que lo único que quiero es pasar toda mi vida contigo, que inmediatamente viera como salir de ahí te iría a buscar, te iba a ser mía y nunca te apartaría de mi lado, Kate, mi lugar es contigo, déjame acompañarte siempre, déjame  ser parte de tu vida por toda la eternidad.

-Ethan…yo…-no sabía que decir, sus ojos se tornaban morados, Ethan era el  amor de mi vida en verdad- tu ojos se tornaron morados, ¿sabes qué significa?- mi voz se escuchaba  suave y dulce, Ethan negó a mi pregunta- cuando una persona encuentra al amor de su vida, su amor verdadero, los ojos se les tornan morados, solo los sobrenaturales podemos verlo, Ethan, tu eres el amor de mi vida- se acerco a mí y me dio un suave beso.



AngieS04

Editado: 10.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar