Eternidades

Tamaño de fuente: - +

IRA TOTAL

La tarde sigue en la vieja casucha y finalmente llega la noche, ya ha llegado Alejandro y la cena esta casi lista, Alastor y el viejo ya están sentados y con la mesa lista, solo falta Limo quien después de preparar y servir los alimentos sale a asearse un poco, una vez fuera se dirige a la oxidada llave de donde sale un chorro de agua en el instante  en el que la abre, enseguida se moja las manos y comienza a quitarse los ingredientes de la comida que se quedaron pegados a sus manos, después una vez limpias sus manos se lava un poco el rostro y por ultimo comienza a buscar un trapo para secarse la cara pero una vez que lo encuentra y se seca al descubrirse el rostro frente a ella se encuentra un extraño ser que le sonríe, otros dos seres iguales la toman de la  manos por los que inmediatamente Limo grita y es escuchada por sus acompañantes los cuales salen rápido del lugar para encontrarse con el aberrante cuadro, Alastor  los reconoce de inmediato y le pide a Alejandro que pida su arma al portero mientras él los distrae, el viejo aun sin comprender del todo lo que está sucediendo le obedece y corre tan rápido como puede en busca del hombre que le dará el arma, mientras el guerrero quien también ha sido reconocido por uno de los captores trata de retenerlos a como dé lugar.

- Veo que sobreviviste al incendio, nuestro señor estará feliz de saberlo - vocifera uno de los vampiros

- ¡Miserables! Nunca se saldrán con la suya, no me quitarán a nadie más, antes los destrozaré y esparciré sus pedazos por el infinito -

- Y ¿por qué no lo has hecho ya? Acaso no tienes fuerza para hacerlo o eres un cobarde -

Alastor sabe que es cierto lo que dice el ser, no tiene las fuerzas necesarias para vencerlo, pero debe demostrar todo lo contrario y es por eso que acepta el reto lanzándose contra el rival que con cierta facilidad lo esquiva una y otra vez mientras los otros dos seres sujeta a la chica, el ser poco a poco comienza a tomar la ofensiva y consigue golpear en varias ocasiones al guerrero el cual sigue haciendo tiempo para que llegue con el arma el viejo, los otros dos al ver lo débil del rival deciden soltar a la chica pensando  que es mejor regalo para Belquero el cuerpo inerte del ser que más odia que una nueva  víctima así que deciden contribuir con la golpiza hacia Alastor el cual ha dejado de defenderse por completo, sin embargo en el momento en el que comienzan a golpearlo este se levanta y detiene los golpes ya que lo que estaba haciendo era una treta para que soltaran a Limo por lo que una vez libre la chica esta corre hacia un lugar seguro mientras Alastor lucha dificultosamente contra los tres enemigos hasta que un ruido se escucha y uno de los vampiros cae herido, al ver esto los otros dos miran hacia donde salió el disparo y descubren al anciano con un arma que les es conocida ya que es la misma con la que mataron algunos de sus hombres, al identificarla, como pueden los tres salen corriendo para dar aviso a su amo, inmediatamente Alastor se dirige a donde se encuentra Alejandro, le pide el arma y rogándole que busquen un lugar seguro se despide de los dos prometiéndoles que volverá, de este modo sale en persecución  de los tres seres.

La negra noche sin luna es testigo silenciosa de la persecución de tres individuos que corren llenos de desesperación como bestias acorraladas, uno de ellos poco a poco se rezaga ya que una herida le impide correr con toda su velocidad, detrás de ellos como sombra silenciosa va el cazador que les sigue el rastro muy de cerca, él sabe que no puede escapar ni siquiera uno ya que eso implicaría problemas nuevamente a sus seres queridos y lo pondría a descubierto de su enemigo Belquero, debe acabarlos y nada más está en su mente, de pronto consigue ver al ser que va rezagado y toma su arma mientras corre a toda su velocidad, le apunta lo mejor que puede, el ruido de una explosión se escucha y fulminado cae la primer presa inerte, en cuanto cae comienza a desvanecerse en el aire convirtiéndose en una espesa nube de polvo que es atravesada por Alastor el cual sigue con la persecución, pero los seres al ver que el captor es tan insistente deciden separarse para que por lo menos uno de los dos sobreviva y darle la noticia a su amo, al ver esto Alastor sabe que es inminente una nueva batalla contra Belquero así que solo decide seguir al más cercano y así lo hace por un rato mientras la noche continua su transcurso y un nuevo día inicia.

El día finalmente llega y cada vez se alejan más  de la ciudad hasta que finalmente llegan a un bosque donde el monstruo decide dejar de ser seguido y ataca nuevamente al guerrero en varias ocasiones de manera desesperada sin lograr nada más que perderlo por algún tiempo hasta que es nuevamente encontrado. Esta situación también comienza a ser desesperante para Alastor ya que no puede derrotarlo con sus propias fuerzas y solo puede esperar a que el ser se descuide para acabarlo de un solo tiro del arma, pero eso está lejos de realizarse ya que la persecución por el bosque se alarga hasta ya tarde y aunque Alastor sabe que eso es una trampa no puede dejar vivir a su presa ya que igual que él siente deseos de alimentarse el vampiro tiene deseos de energía vital y eso lo hace más peligroso, por lo que trata a toda costa de eliminarlo, espera a que su presa cometa un error y la espera no es larga ya que el deseo de alimentarse lo hace cometer el error de salir del bosque hacia la carretera donde encuentra una víctima a la cual se abalanza como bestia hambrienta, pero segundos antes de conseguir su objetivo es tirado por una bala que proviene del arma de Alastor, en ese momento el rescatado reconoce a su salvador ya que no es la primera vez que lo ve y rápidamente lo interroga sobre su identidad pero Alastor prefiere no decir nada para no arriesgar más gente y presintiendo lo peor para su nueva familia, se aleja del lugar lo más rápido posible.



Iván Quiroga López

#934 en Ciencia ficción
#4808 en Otros
#553 en Acción

En el texto hay: misterio, drama, fantasia

Editado: 08.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar