Eternity

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 1- El compromiso

La música era él protagonista de toda la fiesta sonaba a todo volumen y se hacia resonar por todas las paredes acompañadas con las luces que se prendían y se apagaban de colores arcoíris y hacia que tengamos todos un efecto de hipnosis que hacia que nuestro cuerpo se mueva con el sentido de la música del remix del rey bruno mars , yo mire todo el panorama del lugar mas alto casi en un pedestal y vi como la niebla falsa escondía mas de lo me hubiera gustado pero hoy no era el día para seguir con mis locuras, hoy no, hoy voy a disfrutar aunque el no haya llegado todavía aunque me sintiera insegura ya que era lo bastante grandecita como para depender siempre de alguien que ahora esta lejos pero no puedo negar que la fiesta estaba vacía sin el, él era él rey de las fiesta y se extrañaba esos músculos que se movían al ritmo de la música. Jessica me vio con una cara de decepción al otro lado de la pista y camino hacia mi 
-A moverte ya nena- dijo acercándose casi obligándome con su mirada a bailar  y yo la obedecí, comencé a moverme por toda la pista junto a Jessica que cuando pasaba todos se volteaban a verla ella era la puta reina del lugar, la puta ama era palabra mayor para todos lo que estaban en esa fiesta enloquecía a todos con su cabello rubio hoy teñido de celeste y su piel blanca  de porcelana, sus labios rojos y sus ojos verdes, lo peor de todo era que ella lo sabía, sabia que era una diosa, sabia que esa pollera corta y ese top enloquecía a todos pero a ella no le interesaba nadie de ahí porque él que ella quería era él que no podía tener y él que no va a tener nunca no importara lo tediosa que fuera 
-Vamos a buscar algo para tomar ya- grito 
-- si vamos ahora necesito algo que me voltee la cabeza- las dos fuimos saltando a la barra, él lugar era enorme y él dj no dejaba de tocar, en un momento pensé que no llegaríamos todos me saludan mientras pasaba creó que por primera vez me miraron mas a mi que a Jessica pero eso era algo obvio no? Al fin al cabo era mi fiesta 
-¿Que toman?- nos preguntaron 
-Elegí por mi – le dije a Jessica sabiendo que no era buena idea 
-Listo! – contesto ella- de un trago – me ordeno, yo agarre él vaso y me lo tome luego fuimos a la mitad de la pista y me di cuenta que cada vez él oxigeno era menor pero yo trataba de ignorarlo y seguir con él animo arriba hasta que sentí que alguien me agarro de la cintura y me llevo lejos de Jessica yo me quede callada pero quería gritar, maldita sea trate de zafarme de esa persona que no podía ver ¿Quién era este? No quería armar un escandalo así que agarre él vaso y se lo quise estampar pero él me soltó cuando me voltee vi a Peter y respire 
-Idiota era una broma y vos casi me asesinas- el rio como un estúpido 
-Sos un pelotudo Peter casi muero del miedo, como vas hacer algo así- él lanzo una carcajada como si lo que hubiera dicho yo fuera una pavada pero que me podía esperar del hermano de Jessica los dos no tiene mucho sentido de la cordura, una lágrima salió de mi ya estaba lo bastante nerviosa de encontrarme sola acá y que me estén mirando todos esos ojos pendiente de mi como para que me hagan un chiste. Salí corriendo de la pista a donde sea que hubiera una puerta, donde sea que haiga aire puro y pueda sentirme tranquila, pude ver una puerta de emergencia y salí por ella hasta un callejón todo sucio y con botellas de alcohol tirados en él suelo , yo me apoye en la pared y me senté, mire él cielo azul estrellado y pensé ¿En donde estaba parada? Pero cuando lo vi en él lugar menos pensado, en este lugar tan sucio una sonrisa apareció en mi rostro, el llevaba un pantalón apegado al cuerpo y una remera blanca junto a su infaltable campera  de cuero ¡por dios como era tan potro¡ 
-¿Que hace acá la cumpleañera?- Yo lo mire con ganas de llorar por favor no podía ser siempre tan nenita cuando estaba con él, lo abrace de un arrebató 
-Viniste- le dije 
-Princesa por vos hasta él fin del mundo- yo mire a Daniel que ya me había rodeado con sus brazos 
-Te necesitaba gracias por venir- yo alborote su pelo-deja de ser tan lindo que me da miedo tonto- él río y los dos volteamos cuando escuchamos la puerta abrirse para ver quien era, ella lo miro casi comiéndolo con la mirada y sorprendida que esté acá le dijo 
-Dániel no sabia que venias pensé que tenias un año mas en España– dijo toda embobada 
-No podía faltar a su cumpleaños además ya la extrañaba- dijo acariciando mi Cabeza y ahí fue él momento le di una mirada a Jessica y me escondí en él cuello de Daniel mientras él me agarraba de la cintura, lo bese en él cuello dejándole un chupón “ él es mío” dije sin palabras 
-Vamos adentro – dijo Jessica- la fiesta no puede seguir sin maya- yo no quise salir de los brazos de Daniel pero él me soltó y yo con una queja entre de nuevo a la fiesta pero ahora era distinto ahora si me podía divertir, Daniel bailaba con él alma pero de un momento a otro desapareció yo lo busque con la mirada pero no lo encontré hasta que escuche resonar su voz por todo él lugar 
-Hoy es él día que nació la persona mas maravillosa que pudo entrar en mi vida- todos voltearon a verlo, yo camine hacia él que estaba en el pedestal mientras una luz blanca me seguía y él me miraba con esos ojos dulces, ahora si me sentía segura- cuando a los 8 años entró por la puerta de mi casa con esas dos colitas y esas ventanitas en los dientes me dije, no quiero tener una hermana pero cuando me abrazo con esos pequeños brazos todo cambio. Maya hemos recorrido toda la vida juntos, buenos y malos momentos y aunque ahora este lejos te pienso todos los días preguntándome si estas bien o si no chocaste a alguien en la calle- todos rieron y yo lloraba de la emoción por sus luces palabras- pero lo único que realmente te puedo decir es, gracias por estar viva, gracias por existir. Te quiero- yo corrí y lo abrace – yo también te quiero- le Murmuré mientras a él también se le escapa unas lágrimas, nos separamos y él agarro de nuevo él micrófono y grito- Ahora a seguir la fiesta, a seguir la mejor fiesta de año, Los 21 de años de maya, de mi hermana, de mi compañera de mi vida 
-- feliz cumpleaños maya- se escuchó resonar por todo él boliche- y realmente la fiesta recién comenzaba, Daniel sin darme cuenta comenzó a bailar en bolas, era tan él, esa noche fue una noche que nunca voy olvidar, una noche que fui completamente feliz pero rápidamente termino y cuando me di cuenta estaba en la espalda de Daniel caminado a casa, en pleno luz de día llegamos a casa y él me tendió en la cama, se acostó al lado mío y yo abrí los ojos 
-- Muchas gracias por todo. Te amo Daniel- dije acariciando su rostro 
-- Yo mas mi amor- los dos cerramos los ojos sintiendo  él calor del otro, siendo felices.



E.V.Rouse

Editado: 27.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar