Existencia VacÍa

Tamaño de fuente: - +

Cortes

Te cuestionas tu existencia, y crees que eres incapaz de sentir. Y solo hay una forma de conocer tus limites,y es a través del dolor. 
Siempre Creíste que era de cobardes, de gente queriendo llamar la atención, pero sientes curiosidad y quieres experimentar. Volver a sentir, sólo será una vez, es más no crees estar mal, después de todo, nadie lo sabrá.

No tienes con que, pero te las ingenias, y el primer corte perpendicular a la vena, deja el fluir de la sangre sobre tus piernas. 
No fue la gran cosa, una pequeña punzada posterior a la cortada. Tal vez fue la adrenalina del momento, o quizás realmente no lo sentiste, así que para comprobar, un segundo corte hay que efectuar. 
El segundo es menos penetrante, y casi no lo sientes, crees que te podrás acostumbrar. 
Por hoy lo dejas, tienes que ir a preparar la cena, pero te prometes que al siguiente día, el dolor sera menor. 
Llegó la noche, del día siguiente, has esperado este momento, hoy sucedió algo peculiar, y es que en el camino para ir comprar, te encontraste a unos malnacidos que de ti quisieron abusar, es lógico que solo te robaron pues era un lugar poblado, pero te hace recordar que odias a la humanidad, por tipos como estos, pero te odias a ti misma por no hacer nada para hacerles pagar. 
Y a esto le sumas, que de nuevo, tus padres han peleado, esta vez se paso, tu madre a ido al hospital, pero te llena de rencor tener que ver a tu padre con su cara de arrepentimiento, y tu impotente has preferido encerrarte en tu habitación.

Un corte por tu impotencia, y otro debajo por tu cobardía. 
El siguiente es por tu apariencia, que te atormenta cada día, aun no estas conforme y mas debajo le corresponde a tu torpeza.
Aun no te duele, pero lágrimas bañan tu rostro, crees que tras  cada corte te sientes mejor, te mientes a ti misma cuando lo único que quieres es consolación.
Un corte mas por tus falsos amigos, que tuviste que abandonar.
Uno mas por seguir gorda a pesar de la dieta que te impusiste, y es que eres débil, y has vuelto a comer. (Aunque frente al espejo, tu no lo sabes, te sientes deformada pero es sólo tu imaginación dándote una mala jugada)
Aun no terminas, el siguiente es porque no te entienden y estas sola. 
Y los dos últimos, son por existir y por permitirte llegar hasta aquí.

Ya no puedes mas, con la sangre brotando poco a poco de aquellos intentos de dolor, te tiras en el piso, y sabes que estas sola, y te duele saberlo, te duele pensar que a nadie mas le importa si dejas de respirar.

Comienzas a llorar, en el suelo, lo entiendes, te duele ¿Por qué tuviste que hacer esto? Es claro que sientes, y ojalá no fuera así, siempre resulta mas doloroso enfrentarse a sentimientos que ignorarlos y atormentarse por falsos pensamientos.



Violeta

#1792 en Thriller
#776 en Suspenso
#4411 en Otros
#1615 en Relatos cortos

En el texto hay: autoestima, suicidio, depresionadolescente

Editado: 26.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar