Experimento Auroa: Alba.

Tamaño de fuente: - +

Capitulo Cinco - Parte Uno: Un día relativamente normal en una ciudad como esta.

Miércoles 23 de Septiembre – Escuela Ejemplar – 9:00 AM

 

El timbre del recreo sonó y el primer módulo termino.

-Ya vuelvo- Como era lo habitual cuando sonaba la campana del recreo Noah se iba al baño. A mí se me dificulta un poco terminar una conversación una vez que esta iniciada, por eso aproveche que Noah pauso la charla y fui a charlar con Luria y Raid a la par que Azul y Guada se iban a la cafetería. Pero antes me asegure de que no haya muros en la costa

-¿Qué te pareció el lugar?- Me pregunto Luria mientras me veía como me acercaba.

-No estuvo nada mal. Aunque hay algo que creo que no me dijiste sobre ese lugar-

Sentada al lado de la  cuarto capacidad uno, Raid acerco su cabeza entre ella y yo -¿Qué fue?-

Podía sentir una carcajada sonar dentro de interior, tenía que aumentar mi voluntad para aguantar las ganas de reírme. Volví a analizar mí alrededor e igual a cuando lo hice la última vez, Isco no se encontraba. Deje salir una carcajada -¿Sabían que Isco trabaja ahí?-

Los ojos de Luria se abrieron como platos al mismo tiempo que su cuerpo se inclinaba un poco para atrás por la sorpresa –Whaaaat?-

Reafirme lo que dije hace unos segundos –Eso mismo-

-Qué raro, cuando nosotras fuimos no nos lo cruzamos- Agrego Raid.

-El problema es que cuando fui con mis amigos no pudimos ir a la misma hora que fueron ustedes. Tuvimos un pequeño contratiempo y llegamos como tres horas después-

-Ahhh- Al parecer la chica prodigio comenzó a formular su hipótesis –Seguro que él trabaja en otro turno. Igual me parece muy extraño que él trabaje en un lugar así, ya sabes, por la actitud explosiva que tiene-

De chico me enseñaron que hay cosas que no se les pregunta a las demás personas, aun a mis 17 años no entendía bien el porqué. Pero no pude evitar preguntarle igualmente a Luria –Sé que no debería preguntar eso, pero ¿De cuánto es la remuneración que te da la ciudad?-

-No te preocupes no me molesta que me preguntes cosas así- Acto seguido ella coloco su dedo índice entre sus labios, como si estuviera pensando en algo –Yo recibo una suma de dinero parecida a la que ganaría un jefe de distrito-

Una sorpresa asfixiante inundo todo mi ser, no podía creer que gane tanto –No creo que la diferencia entre lo que gana un capacidad uno y un capacidad dos sea muy grande ¿O sí?-

Ella lo dudo unos segundos antes de responderme –La verdad que si es mucha diferencia, pero igual sigue siendo mucho dinero-

-¿A dónde quieres llegar preguntando todo eso Julián?- Pregunto Raid.

-Con esa información en mente ahora tengo menos idea sobre porque Isco trabajaría allí. Por dinero no es-

Raid hizo una pequeña hipótesis –Nunca descartes ninguna posibilidad. A lo mejor quiere ahorrar mucho dinero para algo-

-Tienes razón respondí-

-¡LURIA!- Grito una voz sorpresivamente desde la espalda de la cuarta capacidad uno.

El grito hizo que Raid y yo saltáramos del susto, pero en cambio Luria ni se inmuto. En ese momento pude notar la gran diferencia que hay entre alguien con una habilidad estrella en capacidad uno y un don nadie de capacidad cero, o hasta con Raid que es de capacidad siete.

La chica prodigio se dio la vuelta, detrás de ella sentada en el banco de atrás estaba Alejandra. Una chica que va a segundo año con la habilidad estrella de teletransportarce, por si se lo preguntan su habilidad fue clasificada con capacidad siete.

-¿Qué sucede Ale?- Pregunto Luria toda calmada.

Ella recibió una respuesta de una forma muy agitada –Tienes que apresurarte, Mercedes e Isco están de vuelta en una pelea-

-Los capacidades dos son tan problemáticos- Dijo la chica prodigio mientras miraba a su mejor amiga, esta última le devolvió la mirada y de un segundo para otro las dos desaparecieron.

-Ni siquiera les dije donde se encontraban- Dijo la chica de segundo muy sorprendida.

Yo la mire -¿Primera vez no?-

Por la puerta del curso entraron todos mis amigos, Azul tenía tres grandes sándwiches y Guada dos botellas de gaseosa mientras que Noah cargaba una tercera.

-Discúlpanos por llegar tarde- Dijo mi mejor amiga.

-Es que había mucha fila en la cafetería- Agrego Guada.

-¿Nos perdimos de algo?- Pregunto Noah.

Con una sonrisa respondí –De nada- Luego los cuatro nos sentamos en nuestros lugares a comer antes de que acabara el recreo.

Me voltie para preguntarle a Ale si quería un poco, pero para mi sorpresa ella se había desaparecido.

 -Discúlpenme que no haya podido comprar uno para cada uno. Es que la Guada se olvidó de llevar más dinero-

-Fue tu culpa por llegar muy poco-

-No se preocupen chicas, no pasa nada- Intervine para calmarlas, aunque igual por experiencia sabía que la discusión no iba a llegar lejos.

Pero lo que si no me esperaba por experiencia fue la pregunta que Noah hizo después –Oigan ¿Alguien vio a Bruce?-

Parecía que fortalecer lazos con él para estudiar su habilidad no solo le afecto a el  < ¿Noah comenzara a hacerse más cercano a Bruce? ¿Nos pasara lo mismo? Sin duda será interesante averiguarlo>



Supra K

Editado: 18.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar