Amor Mágico

Font size: - +

Capítulo 13 - Alana

 ─Buenos días ─saludé cuando entré a la cocina.

Me había alistado en menos tiempo de lo estimado para poder desayunar en paz y sin contratiempos. Esperaba que mi tía no decidiera hacer acto de presencia porque no me iría sin comer, y más aún cuando mi estómago estaba rugiendo del hambre.

 ─Buenos días, pequeña ─dijo mi abuela y me acerqué para abrazarla con fuerza.

 ─Las extrañé ─murmuré. Mi abuela rara vez viajaba.

 ─Y nosotras a ti, mi niña ─besó mi frente cuando me alejé de ella─. Ahora siéntate para que puedas desayunar.

 ─Gracias ─sonreí y caminé hacia el comedor.

 ─Te vestiste en tiempo récord ─dijo mi madre.

 ─Uh, sí.

Mi abuela colocó un plato lleno de tocino y huevo frito frente a mí. Sonreí en forma de agradecimiento mientras mi madre se sentaba a mi lado para tomar su taza de café.

 ─Coral me dijo que irás a la secundaria ─dijo mi abuela viéndome fijamente.

 ─Aja ─tragué lo que tenía en mi boca─. Tengo que entregar un trabajo importante.

Miré mi desayuno y ese era tan buen momento como cualquier otro para pedirle permiso a mi madre para la cita doble. Alcé mi mirada y tomé una fuerte respiración, mordí mi labio inferior pensando en las palabras correctas que debía utilizar. Esperaba que todo saliera bien y que ella no me hiciera demasiadas preguntas. No sabía si era muy buena mintiendo y rogaba que fuera mejor que ella en ese aspecto.

 ─¿Mami? ─pregunté dulcemente.

 ─Dime, cariño

 ─Rachel me pidió que la acompañara a una cita doble.

 ─¿Una cita doble? ─enarcó una ceja dejando la taza sobre la mesa.

 ─Sí.

 ─Explícame, ¿por qué una cita doble?

 ─Está bien ─mordí un pedazo de tocino y lo tragué antes de hablar─: ¿Se acuerdan de Josh? ─ambas asintieron─. Él ha invitado a Rachel en una cita, pero la mamá de mi amiga le ha dicho que le daba permiso siempre y cuando sea una cita doble. Rachel me pidió que la acompañara y que iba a buscar una cita para mí.

 ─¿Y quién será tú cita? ─preguntó mi abuela enarcando una ceja mientras tomaba asiento frente a mí.

 ─Uh, no lo sé ─me encogí de hombros y tomé un sorbo de jugo de naranja─. Rachel no me quiere decir quién es.

 ─Entonces no vas ─dijo mi madre con un filo de enojo en su voz.

 ─Pero mamá…

 ─Si no sabes quién es tú cita, lo mejor es no ir ─me miró fijamente─. Fin de la discusión, Alana.

 ─Mamá ─gemí haciendo que los platos se elevaran en el aire.

 ─¡Alana! ─bramó mi madre horrorizad.

Parpadeé mirando a los objetos en el aire. No entendía cómo podía haber sucedido esto cuando solo había gemido una palabra. Ni pensé en magia cuando había hablado. A veces, mi propia magia me asustaba. Tomé una respiración y lentamente bajé los platos.

 ─¿Cómo hiciste eso, Alana? ─preguntó mi abuela preocupada.

 ─No lo sé ─murmuré.

Ellas se miraron por unos tortuosos segundos olvidándose de que yo estaba junto a ellas. Suspiré y alejé el plato de mí, el hambre había salido por la ventana. Miré la hora en el microondas y me levanté de un salto, la conversación se había prolongado demasiado. Ubiqué mi mochila en mi espalda ya que tenía que ir a clases.

 ─Alana ─dijo mi mamá.

 ─Lo siento ─dije con sinceridad─. No sé qué paso, mami. Nunca antes había hecho algo así.

 ─No te preocupes ─me abrazó reconfortándome.

 ─Coral, creo que deberías darle permiso a Alana para su cita ─dijo mi abuela sorprendiéndonos a mi madre y a mí. Esperaba que ella estuviera de parte de su hija, no de la mía.

 ─Mamá ─gruñó mi madre─, no es lo mejor para ella en este momento.

 ─Estoy llegando tarde ─musité.

Mi abuela murmuró unas palabras y todo se congeló a nuestro alrededor. Suspiré esperando que todo esto terminara rápido. Mi abuela se tambaleó, y mi madre y yo nos apresuramos a ella para agarrarla antes de que se desmayara y cayera al piso.



Kath

#7 at Joven Adulto
#7 at Fantasy
#1 at Magic

Text includes: amor, brujas, magia

Edited: 03.11.2018

Add to Library


Complain




Books language: