Fate Brought Us Together

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO 4

NARRA NATALIA

Cuando la señora Sandra entró a la casa se veía bastante triste por lo cual entendí que le había dicho todo a su hijo y la verdad no la culpo lleva muchos años guardando me el secreto.

La verdad esto es un poco doloroso para mi "un poco no seas mentirosa te volvió #&$#$ volverlo a ver" está bien si me hizo mucho daño la verdad aun que ustedes crean que es estúpido aun lo amo y mucho.

Las cosas no son tan fáciles imagínense ustedes nunca haberse querido enamorar de una persona que sus pensamientos hayan sido siempre estar sola gozando de la vida y no rendirle cuentas a nadie pues eso era lo que yo pensaba quería estar sola y pasar un buen rato con diferentes hombres, pero no todo cambió cuando le hice caso a esa persona que creía era mi amiga y todo por una maldita apuesta.

Flash back

Eran las 12 del medio día estaba saliendo del colegio hoy estamos a 27 de junio.

Yo iba con mi amiga Luisa ella era 4 años mayor que yo he iba en unos cursos más adelante.

Estábamos esperando la buseta que nos llevaría hasta donde vivíamos, en ese momento llegó Steven.

-Hola Natalia, hola Luisa- dijo dándonos una sonrisa.

-Hola Stiven, yo creo que los dejo hablando solos--dijo mirándome de una forma muy extraña a Stiven.

-Hola - dije yo de forma tímida

- mmmm, mira yo no soy bueno para esto, nunca lo he hecho así que no te vayas a burlar- dijo bastante nervioso - yo quería saber si tu querías ser mi novia- cuando dijo esto yo me puse mucho más nerviosa pues la verdad él no me gustaba y no quería tener nada con él.

Luisa que se encontraba unos metros más lejos de nosotros al darse cuenta de que no respondía me jalo lejos diciéndole a Stiven que esperara unos minutos.

- pero que te pasa, pareces una niña pequeña responderle algo- dijo ella aún más seria de lo normal.

- primero que nada, aun soy una niña tengo 10 años, segundo que quieres que le responda que no, mira lo ilusionado que está como le voy a decir que no me gusta, él es lindo, pero no se parece nada a mí- dije bastante seria

-por eso mira, hagamos una cosa dile que si inténtalo quien quite lo que digan por ahí sea cierto y los polos opuestos se atraigan- dijo ella con cara de soñadora

-Mira no le puedo decir que si no lo quiero--dije bastante decidida.

- está bien entonces hagamos una apuesta, te apuesto a que no eres capaz de estar lo que falta de año con el- dijo con una sonrisa maliciosa en la cara.

- y si yo gano que pasa al igual y si pierdo- dije yo pensándolo

-Muy bien si tu ganas te ayudo en la materia que quieras y si yo gano pues nada seré feliz por verlos juntos- dijo ella.

- muy bien acepto, me vendría muy viene ayuda en inglés--dije yo con una gran sonrisa en mi rostro.

Después me di media vuelta y me dirijo a donde minutos antes estaba Stiven.

- mmm, muy bien ya lo pensé y si acepto ser tu novia--cuando le dije aquello, el rápidamente se acercó a mí y me dio un simple pico y salió corriendo diciendo un simple Adiós

Fin flash back

Y así empezó lo que fue mi mejor y a la vez mi peor decisión, mi madre siempre me dijo que en muchas ocasiones es mejor estar sola y nunca le hice caso así que desde ese día empecé a sufrir por mi primer y único amor hasta el momento.

- mami- dijo mi hija sacándome de mis pensamientos.

- estas bien- dijo esta vez Dylan el cual me veía muy preocupado y con mi hija en brazos.

- si lo siento estaba pensando- al decir esto bajo la mirada, no sé qué hacer yo aún amo a Stiven y siento que al estar con el hermano lo estoy traicionando no sé qué hacer.

-Chicos, voy a salir a hacer las compras del mes, quieren ir conmigo--pregunto la señora Sandra saliendo de la cocina.

- yo si abuela--dijo mi pequeña saliendo se de los brazos de Dylan -puedo ir mami- dijo mirándome.

-claro hija ve yo te espero aquí te parece- dije y ella muy feliz asintió varias veces, tomo la mano de su abuela y así se fueron, no sin antes darle un beso a su tío y otro a mí.

Después de varios minutos en silencio Dylan lo rompió

- estas así por él verdad, aun lo amas después de tantos años--dijo el viéndome fijamente.



Ceci

Editado: 14.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar