Felicidad Fugaz

Tamaño de fuente: - +

AGRÍA MAÑANA

El sol entró por aquella ventana mal ubicada, no, tal vez lo mal ubicado era su cama... o tal vez era él? 
Al llegar el alba, siempre chocaban con sus párpados aquella estrella tan molesta, despertándolo levemente con el cabello revoltoso y un aliento tan agrió que lo termina por despertar. 
Corre al lavamanos del estrecho baño a su izquierda, que es lavaplatos a la vez. Sin puerta alguna hace que sea más fácil transitar por ahí, la dulce agua se vertía en su boca adquiriendo un amargo sabor que pareciera alejarse junto a la corriente mientras más bebiera, así que bebió, bebió hasta que el dulzor volvió, pero no volvió solo, consigo trajo los recuerdos del día anterior. 
Así que su sonrisa también regresó, no al instante, si no que gradualmente mientras cepillaba sus dientes con la mano izquierda y peinaba con los dedos de la derecha. Cerró la puerta con llave y fue a laburar, era tarde, el no tenía reloj pero lo sabía, era tarde...
 



Luva

#1669 en Otros
#136 en No ficción
#551 en Relatos cortos

En el texto hay: historiacorta, sociedad, relatocorto

Editado: 08.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar