Fria como el hielo

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 15: ¡¿Por qué me tapan los ojos?!

Jade 
 

No sé qué acaba de pasar. Pensé que nunca vería a Aarón de nuevo; y que, si lo hacía, lo golpearía hasta el cansancio. Pero no, resulta que me quede clavada en el piso sin hacer nada.  
 

En cambio, Grayson sí lo golpeo. Nunca pensé que Grayson fuera así. El escuchar lo que me hizo Aarón causo que enfureciera. ¡Le partió la nariz por mí! No me lo esperaba, pero Aarón lo tenía merecido. Y Lily, ¡OH DIOS MIO! Lily me impresionó, Lo que le hizo a Aarón fue aún más impresionante. Esa niña sabe con dar miedo. ¿Cómo es posible que tenga tanta fuerza? 
 

Nota mental: NUNCA molestar a Lily. 
 

Vamos muy callados en el auto. Nadie dice nada de lo ocurrido. Y, vamos, es muy raro que Lily no hable. Es decir, es Lily. 
 

Quiero decirle tantas cosas a Grayson. Contarle completamente todo. Sobre lo que me hizo Aarón y Sarah, la muerte de mis padres y por qué odio tanto el día de mi cumpleaños. Él tiene que saber que ODIO celebrar mi cumpleaños, y como falta poco para eso, no quiero llevarme ninguna sorpresa. Angie, Ben y Liv han intentado por años que lo celebre, pero nada da—o dará—resultados. 
 

—Jade. Ya llegamos—me avisa Grayson sacándome de mis pensamientos. 
 

—Eh… sí, vamos—respondo aun desorientada. 
 

Nos bajamos los tres del auto. Lily saltando, como siempre. Grayson y yo con las manos entrelazadas.  
 

No hemos terminado de llegar cuando Liv está abriendo la puerta. Pensé que estaba espiando por la ventana, esperando mi llegada, pero me retracto al observar que está abriéndola para despedir a Ben. 
 

Al parecer no se dan cuenta de nuestra presencia, porque Ben toma a mi hermana por la cintura y la atrae contra él. Cuando veo las intenciones de ese par, tomo a Lily y le tapo los ojos. Lily es muy pequeña y no debe ver ese tipo de demostraciones de afecto públicas.  
 

Por otro lado, Grayson y yo no podemos creerlo. Digo, si quieren hacer bebés deberían de ir a la habitación. A menos que sean exhibicionistas. 
 

Poco a poco, nos vamos acercando a las escaleras de la entrada, sin hacer ruido. Yo aun tapándole los ojos a Lily. Supongo que Grayson trama algo, porque le brillan los ojos tal cual le brillan a Lily cuando va hacer alguna travesura. 
 

Grayson carraspea, interrumpiéndolos en su escena de amor desenfrenado. Liv, al mirarnos, se sonroja y trata de esconderse atrás de Ben. A su vez, éste se ve apenado e igual de sonrojado. 
 

— ¡Vaya, Ben!—Dice Grayson—. Pensé que comenzarías a hacer bebés con mi cuñada, justo aquí—eso hace que el par de tortolitos se sonrojen más. Si es que eso es posible. 
 

—Yo… Ehm… Lo siento—Ja. Nunca había visto tartamudear a Ben, esto es gracioso. 
 

— ¡¿Por qué me tapan los ojos?! —dice Lily, muy exasperada y revolviéndose para que la suelte—. Jade, suéltame. ¡Quiero ver cómo se hacen los bebés! Ya no me trago el cuento de la cigüeña. 
 

—Está bien—la suelto. 
 

— ¡Ves!—dice Lily señalando a mi hermana y a mi cuñado—. Apuesto a que ya me perdí la parte emocionante—ahora tiene el ceño fruncido. Y, por cómo se remueven Ben y Liv, he de suponer que están incómodos y no saben dónde esconderse. Lily se gira hacia su hermano—. Grayson ¿cómo se hacen los bebes? Y quiero la verdad. 
 

—Ehm…—Grayson luce incomodo—. Pregúntale a mamá, pinki. Ella te explicará mejor que yo. 
 

—Ok—Lily asiente, pero aún tiene en ceño fruncido. A lo mejor está tratando de adivinar cómo se hacen los bebés, jajaja. 
 

—Sí, bueno… yo ehm… quería pedirte disculpas, Grayson. Ya sabes, por lo de “taladrar la pared”—dice Ben. 
 

—Descuida—Grayson le regala una gran sonrisa—. Entiendo lo que paso, así que, disculpas aceptadas. Además, creo que ya estamos a mano—señala con un gesto a donde Ben y mi hermana se encuentran. Recalcando que él fue quien interrumpió su momento, así como Ben interrumpió el nuestro.  
 

—Me alegro entonces. Sólo espero que, de ahora en adelante, caminemos con el pie derecho—Ben le sonríe a Grayson y estrecha su mano. Es un alivio, porque nada amaría más que mis dos hombres favoritos se lleven bien. 
 

—Sabes que si sólo usas el pie derecho para caminar te caerías, ¿verdad? A menos que vayas saltado sólo en ese pie, pero al final sólo te cansarías—le explica Lily a Ben. 
 

—Woww, eres un muñequita muy inteligente. Tienes razón—le sonríe Ben. 
 

—Siempre la tengo. ¿Quién eres tú?  
 

—Yo soy el novio de Olivia y el hermano putativo de Jade. 
 

— ¿Hermano putat… qué? 
 

—Jaja, putativo. Es decir, somos hermanos porque nos queremos mucho y en nuestro corazón es así, mas no hay lazos sanguíneos que nos una. Jade tenía a sus padres y yo tengo a los míos. 
 

—Ahhh… Ya entendí—Lily le sonríe brillantemente. 
 

—Bueno, es mejor que me vaya. Hasta luego—Ben nos da un beso en la mejilla a Liv, a Lily y a mí, le estrecha la mano a Grayson y se dirige a su camioneta para irse. 
 

—Grayson, creo que mejor te espero en el coche. Estoy cansada y tengo sueño—Lily bosteza. Se despide con la mano de Liv—. Chao, Liv—luego se dirige hacia mí y me hace señas con su mano para que me agache—. Hasta luego, Elsa. Me gustó salir contigo. Espero se repita— me abraza, me da un beso en la mejilla y luego se dirige al auto muy soñolienta.   
 

Liv espera que Lily se suba al coche para hablar. 
—Bueno… ahora si puedo hablar con ustedes dos. 
 

— ¿Qué? ¿Qué hicimos? —pregunto. 
 

—Oh no, no hicieron nada… Todavía—nos lanza una mirada de picardía y ambos nos sonrojamos—. En fin, más bien es una pregunta para ti, Grayson. 

—Ah, ok. Pregunta, entonces—le dice Grayson. Yo, por otro lado, miro a mi hermana intrigada. ¿Que estará tramando? Porque esa mirada de travesura es por algo. 
 



G. Spin

Editado: 22.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar