Game Over

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 47

Danielle
 


 

- ¡Dios mío Danielle! ¡Que trasero tienes mujer! - Me alaba Abby
 


 

Comienzo a reírme y a mirarme en el espejo
 


 

- Siento que es muy simple- Digo mirando la lencería negra que llevo puesta
 


 

- Le buscaré algo mejor - Avisa la empleada de la tienda y sale del probador
 


 

- Siento que voy para un funeral- Digo viéndome
 


 

- Claro, para un funeral con lencería que realza tus pechos - Dice Abby entre risas
 


 

- Cállate - Me río - Mi meta será revivir al muerto 
 


 

Ambas nos echamos a reír a carcajadas 
 


 

- Señorita Casper , he conseguido estos diseños que creo que le irán de maravilla - Muestra los diseños que tiene en manos
 


 

No pasan más de 5 segundos antes de que yo me fije en la lencería roja
 


 

- ¡QUIERO PROBARME ESA!- Digo emocionada
 


 

Al probarme la ropa interior con uno que otro adorno me doy cuenta de lo bien que me queda, se ajusta perfecto a mis medidas y hace que se acentúen mis curvas , mis pechos y mi trasero
 


 

- Ya pueden entrar - Aviso
 


 

- ¡Oh por Dios señorita Casper!
 


 

- ¡Danielle! ¿Eres tú? Yo te doy - Dice Abby mirándome detenidamente con la quijada casi por el suelo
 


 

Comienzo a reírme tímidamente mientras desfilo el modelo a las chicas
 


 

- Con un cuerpo así inclusive saldría a la calle desnuda todo el tiempo - Dice la trabajadora de la boutique
 


 

Me río
 


 

- Gracias 
 


 

- ¿Te has operado el trasero?- Pregunta Abby
 


 

- Claro que no - Me río - Toda yo soy natural - Explico
 


 

- Creo que no es necesario que se pruebe ningún otro modelo, señorita Casper - Habla Tammy la empleada
 


 

- Creo que ya he elegido - Me miro nuevamente al espejo sin poder creer lo que veo en el reflejo 
 


 

Luego de ponerme mi ropa de nuevo, vamos a la caja para comprar lo que he elegido
 


 

-¿Qué tal un cambio de look para ambas?- Propone Abby
 


 

- No estaría nada mal - Sonrío
 


 

- Ya tengo en mente que puedo hacer con mi cabello - Habla
 


 

Caminamos un rato en el centro comercial hasta encontrar un salón de belleza perfecto
 


 

- Buenas tardes chicas - Un chico joven con una camiseta y pantalones excesivamente apretados nos saluda - ¿Qué podemos hacer por ustedes hoy?- Pregunta
 


 

- Quiero hacerme unas trenzas en mi cabello- Habla Abby
 


 

- Yo quiero cortar mi cabello en capas para darle un poco de volumen, algo sencillo - Sonrío
 


 

- ¡Más que perfecto! - Chilla el chico de la emoción - ¡RICARDOOO! - Grita 
 


 

El tal Ricardo viene hacia nosotras con un caminado de pasarela y su melena larga
 


 

- ¿Quién será mi paciente hoy Sebastián?- Habla en un tono de voz extraño
 


 

- Ésta chica - Me señala 
 


 

- ¡Oh holaa!- Pone las manos al lado de su rostro enérgicamente
 


 

Parpadeo repetidamente para poderme acomodar al ritmo de energía de estos chicos
 


 

Tiempo más tarde Ricardo está haciendo su trabajo con mi cabello y resulta ser demasiado bueno en lo que hace
 


 

- El viernes es el juicio - Le digo a Abby quien está en el asiento de al lado mientras le hacen sus trenzas
 


 

- Todo saldrá bien amiga, no tienes que preocuparte por nada - Me alienta
 


 

Asiento tratando de convencerme a mí misma que será así
 


 

«¿Debí haber esperado hasta el juicio para mudarme con él?»
 


 

« ¿Y si la prueba de paternidad sale positiva?»
 


 

«¿Tendré que ver al pequeño y a su madre en nuestro departamento los fines de semana?»
 


 

«¿Estoy dispuesta a Compartir a Logan?»
 


 

- ¿Te gusta?- El chillido de voz de Ricardo hace que abandone mis pensamientos existenciales
 


 

- ¡Oh Dios mío!- Digo al verme al espejo
 


 

- ¡Has quedado preciosa amiga!- Exclama Abby
 


 

- La apoyo - Habla Sebastián mientras termina de Peinar a Abby 
 


 

- Creo que los cambios me sientan de maravilla - Sonrío al verme al espejo
 


 

- Y por cortesía de la casa, queremos obsequiar una manicura y pedicura para ustedes - Ricardo habla emocionado
 


 

- ¡Que genial!- Exclama Abby
 


 

- ¡Muchas gracias chicos!- Digo
 


 

- Chicas- Ambos hablan al tiempo corrigiendo
 


 

- Chicas- Digo sonrojandome un poco por la corrección 
 


 

Pasamos la tarde en el salón de belleza entre risas , charlas y demás, hasta que ya llega la hora de partir 
 


 

- Aquí tienes - Digo a la cajera mientras pago por todo lo que me han hecho hoy
 


 

Ella me devuelve el cambio y Abby hace lo mismo
 



Sophi Palacio

#343 en Novela romántica
#116 en Otros
#36 en Humor

En el texto hay: sexo, sentimientos, amor

Editado: 10.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar