Geal Ali Crónicas: Poder Absoluto.

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 12. (Geal)

GEA

Capítulo 12, Poder Absoluto.

¿Dónde está mi hermano?

No podía ver a nadie sólo naves atacándose frente a mí, sin tocar la Tierra el campo espiritual que me protegía también lo hacía con el gran globo azul, el hogar de los humanos no tenía el control. Miré mis manos crear luces y comencé a atacar a las naves enemigas eliminaba una tras una más rápido que los Alpos aleados. La Tierra se encontraba a salvo, las naves aleadas se introdujeron en la nave madre Alpo. Una nave se acercaba a mí era un Alpo tan pequeño, no debía acercase tanto no tenía el control de mi cuerpo.

— ¡Cúbranme! — escuché en mi oído, las voces del comunicador— ¡Me escuchan! ¡Cúbranme! — la voz de Ryan.

—Tranquilo Napaleano no hay enemigos- menciona Axtrex— Los acabó, el GL. El Absoluto.

—Tenemos que hacerla reaccionar- era el príncipe Arcry— ¡Frerick está en la nave enemiga, lo siento agitado! Su nivel extremo está al máximo. Debe estar peleando.

—Igual yo lo siento así— termina Are.

—Tenemos que pedir ayuda- menciona Ryan, de la nave que tenía enfrente. Se dejó ver el Napaleano como si eliminara el cristal polarizado a uno transparente— ¡Geasul!

Dijo mi nombre terrícola cada vez que lo menciona me empieza agradar, pero por cortos momento.

— ¿Eres tú?

—No— pero no era yo quien hablaba— Y sí.

— ¡Está de locos! — menciona el Napaleano con una mirada extraña en mí— ¿Escucharon?

— ¿Qué cosa? — pregunta su hermano Are, al parecer Ryan era el único que me escuchaba.

— ¿Qué es lo que deseas? — repetí.

—El hermano de Gea está en peligro— el Napaleano tenía la voz y el rostro de incredulidad— Necesito ayuda.

—Esto no es un genio que cumple deseos— mencioné o lo que fuese que me controlaba- Ella morirá en un abrir y cerrar de ojos. ¿Salvarías a Frerick o la joven?

Para el Napaleano eso le importaba menos, su mirada era seria y yo no quería morir, pero sí es mi vida por la de mi hermano preferiría que lo salvara a él. Ryan quitó la mano de su gráfica y abrió la boca con suavidad.

—A ella la necesito viva— menciona — Y ella necesita a Frerick. ¡No me hagas elegir!

—Entonces te ayudo— una luz brotó de mi cuerpo y nos segó a ambos.

No podía ver más que luz después de un minuto volví a ver la nave con un aturdido Napaleano.

— ¡Te mostré el futuro! — el GL mencionó— ¿Ahora a quien vas a salvar?

— ¡Yo no soy así! — Gritó Ryan desconcertado por una leve visión que yo no vi— ¡No soy así!

— ¿A quién salvaras?

— ¡No me hagas esto! — Ryan grita desesperado— Frerick está en la nave enemiga pueden acabarlo en cualquier momento, por favor.

—Tú tienes la decisión.

— ¡Ese futuro! — dijo Ryan— Pero mi pueblo se levantará contra mí.

—Si eres buen rey no tiene por qué estar en tu contra por tus decisiones.

—Con Frerick y sin Gea sería horrible— Ryan no decidía nada aún.

—Yo preferiría mil veces ese hermoso futuro. ¿Tú no?

— ¡A los dos será!

— ¿Cuándo acabara tu soberbia? — menciona el GL dentro de mí— Pero te daré una oportunidad más por tú Fe. ¡Suerte al salvarlos! ¡Nos veremos siempre!

Sentí el campo espiritual desapareciendo Ryan se movió dentro del Alpo buscando algo. Pasaron segundos y encontró dos máscaras de oxígeno, se colocó una. Salió de su nave, la ventana se estaba agitando y el parabrisas derritiéndose como mercurio, con su don Ryan movió su cuerpo hacia mí posición colocándome la máscara de oxígeno en cuando me tuvo en sus brazos. Me estaba congelado y él también.

Comencé a respirar, me vi entrando a la nave con él, la ventana se cerró con rapidez. Ryan me quitó la máscara de oxígeno y él también hizo lo mismo. La nave se llenó de oxígeno para ambos. En nuestra piel había trocitos de hielo, a Ryan le afectaba más no aguanta temperaturas bajas temblaba, pero el calor de la nave lo hacía sentirse mejor.



Geasul Oropeza

Editado: 14.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar