Guardián de almas ©

Tamaño de fuente: - +

EXTRA 1: PUEDO HACERLO

♦⁂⁂●⁂⁂♦

 

Zero hizo que me transformara en gato. Nunca me gustó esta apariencia. Aunque podía moverme más rápido en esa forma; sin embargo, siempre he estado más a gusto en mi forma humana. Desde que aparecí en el cementerio, había estado de esa manera. Ahora no podía estarlo más.

Suspiré, saltando en una de las bóvedas.

Elevé la mirada hacia el cielo, apreciando la luna en todo su esplendor. Muy hermosa. ¿Estará bien Alice? Ella presenció cómo me convertí en gato. No puedo estar a su lado de esta forma.

Solo me veía como un animal doméstico.

—«¿Tanto te molesta estar en esa forma? —preguntó Torin apareciendo a un lado de mí—. Nosotros los guardianes, amamos nuestra forma felina. ¿Tanto lo odias? ¿Acaso no te mueves mejor de esa manera?».

—«No es eso».

—«¿Entonces? Sabes muy bien que Zero es el líder de los guardianes, nosotros nos guiamos mediante reglas. Solo cumplimos y estamos tranquilos».

Tenía toda la razón, pero no podía quitarme lo decepcionado de mi apariencia gatuna.

—«No puedo estar a su lado de esta forma —dije agotado y con la mirada al cielo—. Necesito….

—«¿Te gusta Alice? —preguntó Torin a mi lado. Quedé callado ante su pregunta—. Desde la otra vez, te veo actuar extraño a su alrededor. ¿Lo que sientes es amor?».

¿Amor?

Lo observé, chocando con sus ojos amarillentos. No sabía sobre el amor. Nosotros, los guardianes, no sabemos el significado de esa palabra. Solo podíamos verlo, a través de los recuerdos de las almas, pero de ahí sentirlo….

No estábamos hechos para eso.

—«No lo sé —contesté sencillamente—. Solo quiero estar a su lado en mi apariencia humana».

—«Eres un guardián de almas. Si crees que con la forma humana, la igualarás…. Te equivocas, Nathan —recalcó. En mi pecho sentí un pinchazo, haciendo que abriera los ojos sorprendido—. Nosotros y los humanos, estamos separados por una brecha muy enorme».

Otro pinchazo y quedé estático, sin moverme.

Ciertamente, todo lo que dijo, era la pura verdad. ¿Por qué sentirme afligido? Soy un guardián de almas. Un ser que no debería de sentir nada de eso. Sí. No carecía de emociones y sentimientos humanos.

Pero….

¿Qué es lo que siento? ¿Por qué al escuchar sus palabras quedé con un peso en el pecho? No soy un humano, solo un guardián de almas….

Sí. Así es. Un guardián de almas que deseaba tener su apariencia humana solo para poder sentirme igual que….

—«Alice» —mascullé, mientras todo mi cuerpo comenzaba a brillar. Torin retrocedió y quedó mirándome fijamente. Necesito ir hacia ella. Me necesita. Cerré los ojos en unos segundos, sintiendo una calidez rodear todo mi cuerpo lanudo.

—«No puede ser». —Escuché a Torin hablar. Abrí los ojos y todo el alrededor se volvió más alto. Alcé una pata, apreciando una mano humana. Casi caigo atrás. Miré rápidamente todo mi cuerpo, dándome cuenta que había vuelto a la forma que deseaba.

—Soy yo otra vez.

—«Esto nunca ha pasado antes. Claramente Zero te transformó en gato. Debo informarle de esto, o sino…

—Hazlo. No me interesa en lo más mínimo. —Caminé a la punta de lo alto de la una de las bóvedas—. Iré a verla. Ella necesita compañía.

—«Nathan. Tú….

Y salté, aterrizando en mi forma de gato.

Corrí, alejándome de ahí y dejando atrás a Torin con la palabra en la boca. Salté la valla que separaba el cementerio con la vida de ciudad y hui de ahí, intentando llegar lo más rápido posible.

Sabía dónde vivía Alice. Mandé a uno de los guardianes a protegerla cuando tuvo mi insignia. Debo ir más rápido. Necesito decirle que ya puedo transformarme en mi forma humana.

Llegué justo cuando ella estaba en su habitación.

Maullé en señal de mi llegada. La ventana se abrió, mostrando su lindo rostro. Aprecié el alivio al verme. Me dejó entrar, mientras comencé a escrutar todo su cuarto. Muy normal para una chica como ella.



Señorita Yuuki

#18 en Paranormal
#46 en Thriller
#20 en Misterio

En el texto hay: cementerios, gatos, romance

Editado: 26.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar