Hasta El Fin Del Mundo

Tamaño de fuente: - +

¿escolta?

Como... Cómo llegaste aquí? Acaso me seguiste?- dije sorprendida, esto era demasiado raro, porque él estaba aquí? Mire hacia la mesita cerca de la puerta de entrada, Maldije por lo bajo había olvidado que el arma la habia dejado en el escritorio del cap. Debía mantener la Calma o el se daría cuenta de que estaba nerviosa de  que èl estuviera frente a mi puerta.

- puedo pasar Primero me estoy congelando - dijo frotándose las manos, que se suponía que haría? Él era mucho más alto que yo, y su cuerpo se veía bien trabajado, además si él hubiese querido hacer algo ya lo hubiera hecho, asentí con la cabeza resignada, este me pasó por un lado mientras cerraba la puerta detrás de mí, mire que sonreía mientras se quitaba el abrigo, estaba feliz de quitarse el abrigo por lo que me di cuenta tenía copo de nieve sobre él, se acomodo en el sofá, me senté en un pequeño sillón frente de él.

- aún no me has dicho qué estás haciendo aquí, ¿Cómo lograste encontrar mi dirección? ¿de verdad me seguiste?-  su rostro se habia endurecido ¿qué era lo que estaba pensando? debia bajar la guardia y actuar, si queria  sacar toda la informacion sin salir lastimada.-  bueno- suspire- ¿quieres una taza de tè?- dije, este asintio su rostro se haba relajado, debia de ser astuta al elegir mis palabras si no deseaba enojarlo.

le pase la taza de tè, rozando levemente su piel, me sorprendi al notar que sus manos estaban muy frias era cierto que se estaba congelando, este tomo un sorbo- bueno, estoy por esto- dijo sacando un sobre de su chaqueta- este lugar no era lo que yo esperaba pero me conformo- agrego mirando alrededor y luego sonreir confiado ¿como que se conformaba? abri el sobre con prisa - basicamente dice que de ahora en mas seras mi escolta asi que ¿cual sera mi habitacion?...- se levanto para señalar mi habitacion sin darme tiempo de leer el papel que ya sostenia en mi mano.

-alto, alto! ¿escolta?¿de que estas hablando?- dije acercandome a el-

-asintio- si lee, alli lo dice- dijo señalando el papel, camine de vuelta al sillon mientras lei todo, mi sorpresa fue tal que me quede sin palabras.

-"...el testigo Harry Gabe Rowling debe ser custodiado hasta que finalice la investigacion y posterior, para ser llevado al tribunal de justicia para declarar ante la ley en contra de Jean Marco Michellini..." "...a cargo de cloe miller..."

-¿pero como..?- dije mirando a la nada-

-bueno, probablemente yo haya influenciado en la decision del jefe, le pedi que me dejara bajo el cuidado de la agente miller- dijo de manera tranquila.

-¿como... pero... porque yo? apenas nos conocimos hoy, ¿porque no postulaste a josh? ustedes se llevaban bien en el puerto.- dije indignada, aun no podia entender porque esta persona que apenas me conocia habia decidido que fuera su guardian

- bueno... eras tu o tipo gordo con hedor a tabaco barato.- dijo mirando con curiosidad una retrato en la pared que tenia de julie y yo cuando viajamos al lago a acampar.

-oh..- dije sin mas ¿entonces esa era la razon? no sabia porque pero me sentia decepsionada .-  pero yo no estoy en servicio, hoy me dieron vacaciones asi que- Me levanté rápidamente y tomé el abrigo que estaba sobre el sofá y se lo tiré sobre su pecho- Así que no puedo  ser tu guardaespaldas,- agregue mientras lo empujaba por detrás, me di cuenta de inmediato que su espalda era ancha y dura, sacudí la cabeza, qué  qué pensamientos lujuriosos eran estos en esta situación?

-  antes que pudiera decir otra cosa él agregó-  Yo le pedí que te dieran vacaciones, de esa manera  te podría tener  las  veinte y cuatro horas al dia  sólo para mí cuidado.- dijo y me detuve, este tipo está loco.

-suspire- ahora todo tiene sentido ¿vacaciones? que estupida broma habia sido- bien- dije resignada, tenia que aceptar esta nueva situacion, era trabajo y nada mas- espera un momento aqui- dije y me fui directo al cuarto de huesped era la primera vez que un hombre se quedaba en esta habitacion, mejor dicho que alguien  se quedara en este apartamento, nunca antes habia invitado a alguien aqui no porque no quisiera, era mas bien por desicion algo asi como una regla sin ser regla, al terminar de areglar la cama sali y me toque la bata de baño que aun llevaba, me golpè la frente.. como podia ser tan tonta, me daba verguenza darme apenas cuenta de que habia pasado todo ese rato frente de él en bata de baño, creera que soy una loca.

para pasar a mi habitacion debia de atravesar la sala donde se supone que él se encontraba ¿y ahora que haria?, aunque basicamente ya me habia visto asi ¿de que me preocupaba? él no se habia inmutado del hecho que vestia una bata de baño ¿habra algo raro en mi?- sacudi la cabeza- no puede ser que este pensando que no le atraigo sexualmente, bueno ya no importa, tengo que cambiarme y llamar a mi cap. definitivamente debia de hacer algo con esto, no estaba comoda estando con él bajo el mismo techo y que me tratara tan familiarmente no lo hacia menos incomodo.

lo vi mirar una revista que estaba sobre la pequeña mesa de centro aproveche el momento para apresurarme y llegar a mi habitacion... depues de pasar a algo mas comod, sali y  no encontre a ese tipo en el sofa, mire por todos lados sin exito hasta que me percate del delicioso aroma a comida, entre a la cocina y para mi sorpresa lo encontre haciendo omelet  y tocino.



victorinus

Editado: 28.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar