Hasta El Fin Del Mundo

Tamaño de fuente: - +

CAPÍTULO I: un dia brillante oscurecido

era un dia inusual, brillaba el sol mas de lo normal, sali a caminar por el bosque detras de casa antes de salir a casa de mis padres.

-ire a casa de mis padres cariño- dije mientras me asomaba por la puerta del estudio de mi esposo, este asintio ligeramente mientras leia documentos del trabajo.

deje todo a cargo de la empleada domestica, esta sin titubear se adelanto a todo antes que yo le dijera algo, me iria a casa de mis padres tres dias, era el cumpleaños de mi madre aunque era lo mas logico llevar conmigo a mi esposo, no podia hacerlo ya que era unos de los lideres del aquelarre mas importantes y politicamente hablando su funcion era de un vicepresidente, tenia a mas asesores pero "no confio en ellos para hacer mi trabajo" era alguien asi, a pesar de eso habia prometido asistir al evento.

ya era de tarde cuando el auto estaciono frente a la casa de mis padres, la pequeña susan (hija adoptiva de mis padres) salio para darme la bienvenida.

- oh! hermana estas aqui, que alegria papa y mama se alegraran ¿jugaras conmigo mas tarde?- dijo abrazandome por la cintura

- esta bien, esta bien, hoy estas muy animada- dije acariciando su melena rubia

-como no estarlo, al escuchar que vendrias me levante muy temprano para organizar el salon de juegos, tengo mil cosas  por enseñarte, ademas son ya  diesiocho meses desde la ultima vez que te vi.-dijo desanimada

-levante su menton- pero ¿no estoy aqui?-dije con una sonrisa ella asintio y tomo de mi mano para ir adentro.

-miren a quien traje- dijo animada todos voltearon sin poder evitar una cara de sorpresa y alegria, mi madre se acerco con los brazos abierto, mi padre tomaba una copa de vino sin despegarme la vista.

-mi bella princesa, estoy agradecida con el universo por poder verte hoy, que dicha que es en mi cumpleaños- dijo mientras recibia su abrazo.

-estoy aqui madre solo para ti- dije sinceramente.

-nuestra ingrata hija deja a un lado a sus padres y regresa como si nada, hay que darle credito por eso- dijo mi padre haciendo un brindis al aire con la copa.

-puede que sea ingrata pero dejarlos de lado nunca ¿acaso no reciben mis cartas cada semana?- dije incomoda, mi padre seguia enojado despues de dejar la sucesion al trono de nuestro aquelarre y casarme a escondidas con mi esposo, puede que no haya sido la mejor de mis ideas pero en ese momento no estaba pensando en nada mas, odiaba la idea de convertirme en la reina y casarme solo por politica con alguien mas sin siquiera conocerlo.

-¿crees que una carta cada semana apacigua la deshonra de lo que hiciste? al tu dejar el trono y huir de esa forma ¿pensaste que no hubo replesarias? tu hermano el menos indicado para esa posicion tuvo que hacerse cargo o de los contrario la siguiente linea real tomaria el control.

- basta lorens-dijo mi madre tratando de callarlo

-¡nuestra familia tuvo que pasar por la verguenza de ser señalados por los nobles debajo de nosotros, mis principios fueron pisoteados!, mirar por encima de los demas ¿como podia hacer aquello? nuestra hija la legitima y unica con el derecho al trono se fugo con un don nadie ¿y eso para que? ¿para vivir una pacifica vida? ¿como esposa, encerrada en su casa? (RISITA) no era lo que esperaba de ti, por lo menos fuiste prudente  en no traer a ese tipo aqui.

-¿por que no vamos al jardin a tomar una taza de té?-dijo mi madre al ver que estaba apunto de contestar, estaba molesta pero tuve que morderme la lengua para no arruinar su dia- asenti.

-no le hagas caso a tu padre, el aun esta un poco molesto, cuando sucedio eso en aquel momento quedamos devastados, sobre todo tu padre, ahora ya estamos bien, bueno eso crei- dijo mi madre sonriendo tristemente.

-lo-lo siento, yo.. no queria- dije

-dejemos las cosas asi ¿bien? no hay que recordar el pasado en un rato a tu padre se le pasara ¿quieres vino? dijo ante servirme en la copa.

-no madre, no puedo- dije sonriendo un poco

-¿no? ¿te pasa algo?-dijo en un tono preocupado acercando su mano a la mia, de pronto como si entendiera todo su rostro se trasformo en evidente sorpresa pense que sonreiria o se emocionaria, lo cierto fue todo lo contrario, horrorisada se puso de pie y se cubrio la boca como ahogando un grito, me quede estufecta ¿que ocurria? ¿no le alegraba?.

-¿mama que pasa? ¿no te alegra que este em...-antes de terminar la brazo ella apresuradamente cubrio mi boca.

-n-no digas eso, no digas nada... tu padre no puede enterarse- dijo en susurros, estaba asustada, sus manos temblaban.

-¿porque? ¿no deberia alegrarle? voy hacer madre.- dije en el mismo hilo de voz pero emocionada.

-ella nego con la cabeza repedidas veces- no, no, tu no puedes, no debes, tu...-no termino la frase, mi hermano mayor se interpuso antes que mi madre terminara la frase.

-¿interrumpo?-dijo mirando la situacion, mi madre se dio media vuelta

-tengo que ver como van en la cocina- dijo muy fria, su rostro habia oscurecido ¿que quizo decir con lo que dijo? realmente no entendia su reaccion.

-¿oye le hiciste algo a mama?, se ve realmente enojada- dijo mirando por donde se habia ido nuestra madre.

-negue con la cabeza lentamente, presentia que, el que estuviera esperando un bebe era la peor noticia que le pude dar- creo que no le gusto que no me quedare mucho tiempo.-menti 

-(sorprendido) ¿no? ¿por que? ¿esa persona te lo pidio?(enojado)- dijo oscureciendo su expresion- ha pasado un tiempo desde que te fuiste y apenas logre llegar y ¿debes irte? ahora entiendo a mi madre- dijo bajando en el rostro.



victorinus

Editado: 28.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar