Hay un poeta en mí ©

Tamaño de fuente: - +

Prefacio: Antecedente

—Entonces, ¿Este es el adiós? —le pregunté con una profunda congoja.

Es lo mejor para ambos. Estoy demasiado quebrada y no quiero arrastrarte conmigo.

Entonces destrúyeme una última vez con tu sonrisa, el caos se produce cuando en tus labios se dibuja esa perfecta curvatura.

No hagas más difícil esto para mí, por favor.

Sonríeme solo una última vez, quiero guardar tu imagen con esa sonrisa en mi mente para siempre. Serás la inspiración de mis versos.

Tú podrás escribir conmigo o sin mí, eso no lo dudo.

No lo dudes, pero todo me saldrá mejor cuando tu recuerdo me invada los sentidos.

En ese momento, después de lo último que dije, una gran sonrisa se dibujó en su rostro. Si pudieran observar con sus propios ojos aquella sonrisa que hasta hoy vive en mi mente entenderían porque todas mis letras le pertenecen.

¿Y ahora qué?

Ahora mis mejores armas serán un lápiz, un papel y mis letras. Las llevaré a todos lados porque cuando tu recuerdo ataque mi mente en el momento menos esperado, es ahí donde te convertiré en poesía.

No sé si lo merezca.

Tú mereces todo lo de este puto mundo, pero yo te daré lo más preciado que me queda, mis escritos porque mi vida te la estás llevando hoy con tu partida.

Suspiró con profundo pesar y respondió.

Espero entonces algún día leerlas todas.

Lo harás, créeme que si.

¿Y por dónde comenzarás?

Escribiré de todo, mi pluma no conocerá límites, pero mi línea de partida siempre serás tú y mi último verso siempre morirá en ti.

Entiendo.

—Te amo... —iba a pronunciar su nombre, pero en ese momento me desperté de aquel raro, pero tan real sueño.

Por fin sabía cómo comenzar este poemario, por el final de todo. 
Por el amor que expiró, pero que hoy me motiva a convertirme en poeta.



Phool Andherson

#8339 en Otros
#3236 en Relatos cortos
#12743 en Novela romántica

En el texto hay: poesia, versos, poemas

Editado: 14.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar