Hechizos Imprudentes

Tamaño de fuente: - +

CAPÍTULO 3

Violet

 

Pase toda la noche sin poder pegar un solo ojo mis pensamientos no me dejan hacerlo en toda la noche, más bien mis pesadillas son las que no me dejan hacerlo, hay días en los que amenezco y practicamente odio todo y a todos en el mundo...hoy es uno de esos días simplemente amaezco así de la nada no tengo una explicación del por que pero simplemente así pasa, me levante de la cama mientras me desvestía y me metí a bañar, cuando salí me seque, me vi en el espejo -Diablos- mis ojos estaban grises a más no poder, di un golpe en la pared, me puse un vestido y tome mis cosas para salir. 

Llgue a la universidad y saque unas gafas negras, me las puse y entre a clases tome mi lugar de costumbre, la clase comenzó la verdad aun no quería quitarme las gafas siento que mis ojos siguen grises

-Buenos días profesor, ¿puedo entrar?- Dylan sonaba tan nervioso 

-Traede joven, pero pase, allí hay un lugar disponible que desde ahora será suyo- el practicamente se sentó corriendo y empezo a inhalar aire lo más rápido que podía

-Hola Violet- toco mi hombro y sentí como mi piel se erizaba me sentí muy a la defensiva 

-¿Que te pasa?- me arrime un poco

-Nada nada- se encorbo un poco jugando con sus mangas -Perdón por tocarte- seguía tan nervioso

-No perdoname a mi- sonreí -Es solo que no dormi bien, no debí de ponerme así Dylan- 

-¿Por que no dormiste?- me miraba 

-Pues es que desperté en la madrugada y de ahí en fuera ya no pude volver a recuperar el sueño- sonreí un poco y entamente sentía como mis ojos se calmaban, empecé a buscar un espejo en mi bolso mientras sentía como Dylan me observaba, no se por que su mirada me pone tan nerviosa, por fin lo encontre y alce un poco las gafas, observe que mis ojos ya estaban azules como siempre, así que quite con seguridad mis gafas ylas guarde junto con el espejo 

-Si no te molesta ¿por que traiás las gafas?- me miro 

-Tenía mis ojos rojos por la falta de sueño- lo mire -No quería que lucieran feos mis ojos o pensarán que estoy ebria- rei un poco 

-Bueno, pues si te sirve de consuelo...tus ojos son muy hermosos estén como estén- sonrió, me quede paralizada ante su comentario no sabía que decir cuando escuche el timbre que indicaba el cambio a la siguiente clase, todos estabán empezando a salír cuando Dylan recogió sus cosas y estaba apunto de marcharse lo tome de la muñec repentinamente y la respiración de el se empezo a agitar 

-Gracias Dylan- mire su mano la cual temblaba y al poarecer mis dedos bacilaban al rededor de su muñeca ¿que demonios hago? 

-Yo...- el movia su pierna nervioso, su manga se alzó un poco y me dejo a la vista un moretón 

-¿Que te paso allí?- quería alzar más su manga pero el me arrebato su brazo

-Nada- se fue lo más rapidp que podía, guardium moví mis manos y  mis cosas se guardaron solas, me quedé parada allí y cerre mis ojos, despues me teletransporte hasta donde estaba Dylan -¿Como llegaste hasta aquí tan rapido?- me dijo muy asustado 

-Ya vez, ahora si dime que te paso- lo mire 

-Ya te dije que nada- me murmuro pero su tono era tan diferente al de costumbre 

-¿Por que no me quieres decir?- esto realmente me estaba molestando demasiado, tengo miedo de que mis ojos se pongan grises 

-¡Por que no!- levanto un poco su voz mirandome -Violet...- su rostro cambio a sorprendido 

-¿Que?- lo mire 

-Es mi imaginación o tus ojos se estan cambiando de color a grises- me intento mirar detenidamente pero me di la vuelta mientras comenzaba a caminar 

-¡Es tu imaginación, demente!- comencé a caminar, sentía como la ira corría por mi sangre, saque mis gafas de mi bolsa y me las puse.

De camino a mi casa me encontre a Mafer rondeando mis arbustos -Vaya, vaya pero miren que lindo perrito de la calle me encontre- me crucé de brazos 

-Necesito algo que tienes, querida hermana- se cruzo de brazos igual sonriendo

-Oh ¿y que es eso que necesitas?- la mire mientras la examinaba de arriba abajo 

-El libro de la abuela- me empezó a faltar el aire, me tire al suelo y comenzaba a asfixiarme -Y pienso conseguirlo- mi vista se estaba nublando, de momento observe como bigotes saltaba contra ella mientras la rasguñaba, dejo faltarme el aire, aunque me sentía muy atontada cuando tuve de blanco a bigotes lo mire 

-Animalis poderus amato animatus- sople en la dirección de bigotes y se comenzo a transformar en un humano, luego de aquello me quede inconsiente.

Desperte luego de un rato y observe que estaba en mi cama, me levante examinando mi al rededor -¡El libro!- me levante lo más rapido que pude y corrí en dirección al sotano observe que aun tenía la llave y seguia encantada la puerta, suspire de un gran alivio al saber que el libro aun estaba resguardado

-Tranquila ella se fue- una voz masculina me dijo desde el sofá, voltee lentamente y mire a un chico de tez un poco morena, su cabello negro pero demasiado negro y fisicamente ¡uf! nada mal -Por cierto gracias por hacerme humano es algo, grandioso sabes- sonrio abiertamente 



Fallen Archangel

#6549 en Fantasía
#1438 en Magia

En el texto hay: amor y magia, amorjuvenil, brujas y magos

Editado: 29.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar