Héctor (#4 secuestrada)

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 2

– Gracias por la entrevista -La chica se levanta no sin antes casi mostrarme sus tetas que a simple vista se sabe que son de silicona y ¿Quién soy yo como para declinar a su invitación? 


– No hay de que – Saco de mi bolsillo mi cartera y le entregó una tarjeta con mi número – A partir de las 9 – Ella lo toma y me sonríe saliendo de mi oficina  


Maldita sea con ella ya van 10 mujeres que vienen con el puesto y ninguna se mira que llenará un poco el puesto de Amelia 


– Buenas tardes señor, soy Evelyn Welter – Me entrega su documentación y lo inspeccionó rápido, parece una buena candidata y a simple vista se mira que quiere trabajar y no coquetear Lo que es bueno

  
– ¿Por qué quiere este puesto? – La miro a los ojos y ella habla sin ponerse nerviosa -Siempre he querido trabaja en sus empresas señor, Es muy bien conocido además de que me siento capaz de estar á merced de usted – Tan bien que íbamos  


– Muy bien, antes de irse de mi empresa vaya con la recepcionista y deje sus datos para contactarnos -Ella se levanta y agradece saliendo algo feliz de mi oficina 


Me levanto de mi asiento y camino para ver porque tarda la siguiente mujer pero no miro a nadie, gracias a Dios hemos terminado. Salgo de la oficina y decido ir a la planta de abajo pero una hermosa silueta llama mi atención, no hago ruido simplemente admiro todo de esta mujer de pies a cabeza, observó su cabello, su cintura, sus piernas, vaya quien diría que el gran Héctor Montañez siente su pantalón algo apretado, me acerco lo bastante a ella inhalando su perfume y poniendo mi boca cerca de su oído  


– ¿No le parece bastante atractiva la vista? – Ella voltea rápido y por lo que veo esta nerviosa -Emm Es bastante atractiva – Habla y observó su cara analizando cada detalle de ella, Dios es hermosa  


– Me preguntaba ¿Quién es y que hace aquí? – Ella voltea hacia atrás de mi y sigo mirándola – Yo soy Andrea Williams  y estoy aquí por una entrevista de trabajo –Frunzo el ceño y me dispongo a ir a mi despacho seguido por ella 


–Que raro hace un momento pensé que las entrevistas se habían acabado – Digo parándome en la puerta –Yo…Yo lo siento, no debí… –No te preocupes – Digo interrumpiéndola – Si vienes por el puesto de secretaria entonces pasa a mi despacho –Ella no duda y pasa dejándome ver su trasero –Siéntese por favor – Pido en cuanto me pongo tras mi escritorio 


–Bueno, me dice que usted viene a solicitar el puesto –Hablo una vez que tomamos estamos sentado y ella solo asiente  


– ¿No hablara? Digo la forma correcta de comunicarse entre dos personas es hablando ¿No cree? –Rueda los ojos y odio que hagan eso  


– ¿Acaso a usted no le enseñaron modales? – Enarca una ceja algo sorprendida – ¿Disculpe?  


–Esta disculpada, usted ¿Tiene alguna pareja sentimental ahora? – Digo rápido – ¿Acaso importa? –Responde y asiento – Claro que sí, usted tiene que estar a la disposición cada vez que lo requiera – ¿De dónde salió todo eso Héctor? Me pregunto mentalmente  


–Supongo que mientras este en horarios laborales sí, pero fuera de esto puedo estar con mi pareja – Habla mirándome fijamente a los ojos, vaya si que tiene unos ojos hermosos  


–Si yo necesito que usted me lleve a mi departamento unos documentos a las 12 de la noche los tendrá que llevar porque para eso usted es mi secretaria  


–Para eso se estipula un horario ¿qué no? –Me muevo y me levanto de mi asiento –Si usted es mi secretaria tiene que tener totalidad de tiempo para cuando yo lo requiera –Me quedo callado unos minutos –Entonces que señorita… 


–Williams –Dice rápido – ¿Tendrá total disposición para cuando yo lo requiera? –Me pongo frente a ella con unas pequeña sonrisa  


–Yo no creo, soy estudiante aun –Me alejo de ella y pregunto – ¿Cuál es su edad señorita Williams?  


–18 Señor –Me volteo y comienzo a caminar, por un momento pensé que seria menor de edad y no la iba poder seducir  


–Para que ¿Cuál es el propósito de que usted trabaje? –Situación económica –Responde rápido y la volteo a ver 


– ¿Sus padres no trabajan? –Ella voltea a el ventanal que está aún lado y hablan evitando mi mirada  


–Mi padre murió y mi madre lo hace pero no es lo suficiente –Me paro cerca de la puerta y la frase de la mañana vuelve a mi cabeza “Por tu culpa tuve que violar a mi esposa” Joder 


–Lo siento mucho –Digo y después de ver que no me responde miro que está entretenida analizándome –Puede tomarme una foto, así podrá observarla todo el tiempo que quiera –Andrea se sonroja y se voltea

  
–Sé que soy muy atractivo pero si usted trabaja para mí no podríamos tener nada más allá de lo profesional – Frunce el ceño y la miro más divertido  


–Aunque a lo mejor puedo hacer una excepción por usted –Ella abre su boca y me la imagino de rodillas ante mi esperando a que mi miembro sea puesto en su boca  


–Yo creo que mejor me voy –Dice y se levanta de su asiento – ¿Por qué? ¿La hice sentir incomoda? –Pregunto y miro como quiere abrir la puerta a si que la tomo del  brazo – ¿Te incomode? –Vuelvo a preguntar y ella asiente a los que rápido respondo –Podría jurar que alguien como tú no se incomoda 


– ¿Cómo yo? –Responde a la defensiva –Si – Vuelvo hablar – Eres una persona que se hace pasar por tímida, por respetuosa pero cuando alguien trata de acercarse a ti rápido puedes abrir tus lindas piernas –De pronto siento su mano en mi mejilla dejándome algo sorprendido  


–Pues si en esta entrevista de trabajo se han presentado mujeres así no es mi problema pero yo no soy como ellas –Abre la puerta y sale de la oficina dejándome parado con una mano en la mejilla golpeada, nadie se ha atrevido hacer algo así, salgo de la oficina para agarrarla pero miro que el elevador está cerrado, rápido comienzo a oprimir el botón que hace que el elevador se regrese pero no tengo suerte  –Esto no se va a quedar así maldita – Grito y me regreso a mi oficina  



Evequi17

Editado: 06.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar