Héctor (#4 secuestrada)

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 7

Comienzo a subirme el pantalón – Espero que con esto aprendas a portarse bien – Me subo la bragueta mientras la miro indefensa, lastimado y humillada – Ahora si eres completamente mía  


Andrea cierra los ojos cosa que hace enojarme – Cuando este cerca de ti tienes que mirarme – La tomo del cuello y comienzo aplicarle fuerza – Héctor – Dice mi nombre en suplica – Por favor – Comienza con la dificultad para respirar y la poca fuerza que le queda se está yendo  


-No te duermas maldita sea -Le doy una cachetada pero parece que no la despierta del todo, poco a poco cierra los ojos y decido dejarla, salgo de la habitación y voy a ducharme en mi habitación me quito la ropa y me pongo dejando del chorro de agua dejando que cubra por completo mi cuerpo, haciendo que se baya lo tenso, lo enojado, las preocupaciones, se pronto recuerdo Andrea y tomo mi miembro con mi mano derecha acariciándolo lentamente  


-Oh Andrea, si tan sólo me quisieras -Comienzo a ejercer fuerza a los movimientos, de arriba hacia abajo rápido pero a la vez lento, cierro mis ojos e imagino que es Andrea la que me está masturbando, Joder se siente tan bien  


Pongo más velocidad e imagino que Andrea esta de rodillas frente a mi, esperando a que llegue el momento, ese momento en el que me siento liberado, estoy tan excitado, mi respiración ya no es normal, esta agitada, muy agitada, ella me mira directamente a los ojos, me calienta más 


Los movimientos son tan rápidos que de un momento a otro me estoy viniendo y dejo que todo salga, un gruñido dejo escapar y me siento totalmente satisfecho , termino de ducharme y salgo para ponerme algo cómodo 


Al terminar de vestirme decido ir a la cocina y me encuentro con mi nana 


-Nanita hermosa ¿Hay algo para comer? – Ella me mira pero rápido quita la mirada en mi, tiene miedo -Nana, perdón por lo de hace rato, es solo que sabes que  no tiene que irse, yo jamás te golpearía, no se ni porque te hable de esa manera  


- Ya no importa Señor Montañez ¿Quieres que te cocine algo? -Niego -No ya no importa, gracias Carmen -Doy media vuelta y Joel llega agitado y golpeado  


-Señor Romel esta por tomar a la fuerza a la señorita Andrea – No espero que diga nada más y corro en dirección a la habitación donde deje a Andrea atada, Maldición ¿Por qué la deje Así?  


-Sabrás ahora si lo que es estar con un hombre -Escucho como Romel le dice Andrea y de una patada llego abrir la puerta golpeando rápido a Romel  y tirándolo al suelo -Jo -Le grito a Joel para que rápido venga y así lo hace -Patrón -Mira a Romel y sabe muy bien cuál será su destino  


-Quiero que amarres a este hombre, necesito llevar a mi mujer a otro lado pero mientras ocupó que este hijo de puta no escape -Joel asiente y volteo a ver a mi Andy  


- Ya, tranquila, todo va estar bien, perdón por dejarte aquí -La desató completamente – Ya levantaré -Intenta hacerlo pero no se levanta 


-Vamos Andrea, No tengo tu tiempo -la levanto y la dejo en el suelo, esta quiere caminar pero se toca el vientre -Duele – Dice y cae – Duele mucho -La cargo sin pensarlo y la saco de ahí llevándola a su habitación, una vez dentro la acuesto en la cama  


-Tranquila, te daré un baño y te Medicare para que te deje de doler el vientre, solo necesito que me respondas algo ¿El imbécil de Ro te llego hacer algo? – Ella niega y me mira  


-¿Estas Segura? -Asiente -¿Qué fue lo que te llego hacer? Y quiero la verdad -La miro directamente a los ojos y ella comienza hablar  


-Me llego a tocar las piernas diciéndome que era una maldita perra y que me iba saber que era el estar con un hombre de verdad – Me tenso y me acerco a ella -¿Sólo eso? – Ella niega -Llego a tocarme en mi zona intima – Me levanto y salgo de la habitación pero me regreso porque no quiero dejarla sola, no así como esta, tomo mi celular y le marcó a Jo 


-Quiero que lo sujetes, si es posible lo atas con cuerda o lo encadenas, no lo dejes salir  por tu bien no lo hagas – Cuelgo y la miro directamente a los ojos -Por favor no me hagas nada, me duele todo yo te juro que no te hare enojar y hare lo que me pidas pero por favor ya no me maltrates -Habla con miedo cosa que me gusta 


-¿Lo que yo quiera? Lo pensare así que ahora vamos al baño -Intento agarrarlo pero se aleja – No por favor, yo lo hago sola  


-Pero si ni siquiera puedes caminar -Voltea a ver a otra parte y algo dentro de mi se remueve, comienzo a enojarme, me voy a la entrada de la habitación -Le diré a Carmen que venga ayudarte y que te traiga algo para el dolor yo tengo un asunto que arreglar – Digo y salgo dejándola sola, llegó a la parte de abajo y miro a Carmen con los ojos cerrados sujetándose del lava trastes  


- Necesito que vayas a la recámara de Andrea, le ayudes a darse un baño y le lleves algo  que calme dolores fuertes – Ella rápido abre los ojos y asiente, pasa por un lado de mi y voy directamente a donde está el desgraciado quien al abrir la puerta me mira con algo de miedo  


-¿Cómo se te ocurrió tratar de meterte con mi mujer? -Pregunto acercándome a el -Responde imbécil – Lo golpeó y el no dice nada -Sabes muy bien que de aquí no sales vivo hijo de puta -Volteo dándole la espalda y voy por un cuchillo, pequeño pero con demasiado filo  
-Pues después de todo no somos diferentes Héctor -Volteo a verlo con el cuchillo en la mano -Tu violaste a esa niña, la hiciste tuya a la fuerza, le quitaste su virginidad, la hiciste mierda -Terminando de decir eso Romel me escupe y yo sonrió de un solo lado  


-Sabes no se me antoja hacer todo el trabajo sucio pero sabes, yo se que te gustará estar en manos de Iker -Abre sus ojos y comienza a rogar porque lo mate aquí  


- No, sabes que Iker estará encantado, el no falla en su trabajo, lo sabes bien -Joel me da mi celular y marco el número de Iker, un hombre despiadado que hace sufrir a sus víctimas tanto que aún después de muertos siguen sufriendo, bueno, es lo que se ha contado, siempre han pensado que es leyenda urbana pero nadie a excepción de Joel, yo, Romel y mi nana sabemos que Iker si existe 



Evequi17

Editado: 06.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar