Helena ©

Tamaño de fuente: - +

Día 33 Con Helena

—Javi... ¿Quién es ese tipo con el que sales abrazado en la foto que subiste a tu Instagram a las 3 de la mañana? —Enmarco una ceja para darle dramatismo.

 

Helena empieza a reír frenéticamente.

 

— ¡Ya basta! — digo bastante molesto. Es el ensayo número 475 y sigo sonando como si estuviera celoso.

 

—Perdón—dice ella, conteniendo la risa—. Es que te sale muy cómico.

 

Sí, sí, muy cómico, ja, ja, ja.

 

A mi mascota espectral se le había ocurrido la genial idea de buscar a "su amado". ¿Cómo? Bueno, quería que yo buscara a Javi, como si nada, como si no lo hubiese estado evitando por más de una semana, como si no pensara que es un asesino psicópata, no. Quería que fuese así, sin más, a buscarlo y preguntarle dónde podía encontrar al tipo que estaba en la foto con él.

 

El tal Víctor no tenía mayor información en su Instagram que su nombre y apellido. Ni siquiera subía muchas fotos y su Facebook estaba muy privado. No podía ni agrandar la foto de perfil.

 

Todo esto me parecía demasiado confuso. Si la teoría de Javi "siendo un asesino" era acertada, Helena pudo conocerlo a través de Víctor, a quien conoció en el Discobery.

 

Pero si Helena (como dice recordar) amaba a Víctor, él pudo ser el tipo con el que salió en ese recuerdo del hombre sin rostro.

 

Si él y Javi eran amigos, no veo porque Helena saldría con Javi (a menos que la difunta no haya sido tan santa como pude llegar a pensar). Aunque no me podía caber en la cabeza que una chica tan aparentemente inocente como Helena (¡Usa sandalias de conejito!) jugase con dos amigos a la vez.

 

— ¿Cuál es el punto? —pregunto frustrado—. Así Javi me dijera donde encontrar al tal Víctor... ¿Acaso vamos a ir a buscarlo a mitad de la madrugada para que tú simplemente lo veas?

 

— ¡Tú no lo entenderías! —Vaya Mierda, ahora se enojó—. Si tú estuvieras en mi lugar, también quisieras... Aunque sea... verlo... Imagínate que alguien de tu pasado, a quien tú querías mucho, no... ¡A quien tú amabas!... Y que por causas mayores, dejaron de estar juntos, volviera a tu vida un día, ¿no te gustaría, por lo menos, volverlo a ver una vez más?

 

Por supuesto que sí. Si yo tuviera oportunidad de volver a ver a Marco, haría lo imposible por lograrlo.

 

—Pero sabes que existe la posibilidad de que tu "amado Víctor" haya sido quien te mató.

 

— ¡Estoy segura que él no fue! —grita furiosa.

 

— ¿Y cómo podrías estar segura?... Según tú, no recuerdas nada de tu vida, no podrías saber si él lo hizo o no.

 

—Estoy segura que él no fue... Porque así lo siento... Nunca pensaría que la persona a la que amo, o amé, es un asesino—Parece darse cuenta de lo que acaba de decir y trata de repararlo—. No lo digo por lo que tú pensaste de Javi... Es que...

 

—Está bien...— digo sin ganas de discutir—. Yo no tardé ni un minuto en relacionar Javi-Helena-Asesinato. Pensé que Javi era un asesino a penas te mencionó. Aunque no quise admitirlo, yo ya tenía certeza de eso. Si Javi no es... eso... nunca voy a poder perdonármelo.

 

—Enzo... no quise decir eso—dice entre dientes.

 

—Ya sé... Voy a tratar de hablar con Javi hoy, por la tarde. No sé si él quiera, pero voy a tratar... Y también voy a tratar de encontrar a "Tu Víctor".

 

Helena se acerca y me toma ambas manos con fuerza.

 

— ¡Gracias, Enzo! —dice con una sonrisa cálida y luego se esfuma.

 

 

****



R. A Bisso

#6652 en Fantasía
#2849 en Personajes sobrenaturales
#3786 en Thriller
#1668 en Suspenso

En el texto hay: humor, misterio, romance

Editado: 01.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar