Herederos

Tamaño de fuente: - +

RESCATANDO A DIANA

La noche de la toma de mando había llegado, a un lado de todos se escondían Eliana y Michael, esperando a que Víctor hiciera su aparición para que puedan  ir a rescatar a Diana, solo contaban como máximo dos horas, una vez que tuvieron luz verde, Eliana y el vampiro empezaron a correr hacía donde estaba la prisionera, Eliana era realmente rápida llegando a dejar atrás al vampiro en muchas ocasiones siendo alcanzada luego, cuando se emparejaron llegaron al lugar donde estaba Diana aun había un total de treinta  híbridos  resguardando el castillo, Michael tiro abajo el portón de la entrada y Eliana empezó a atacar a quien se le pusiera en frente, al verla luchar el vampiro recordó  la frase que dijo la hibrido “No son rivales para nosotras” ya que mientras que él atacaba a dos ella había matado a cuatro y se puso a pensar que es lo que tuvo que pasar aquella chica para que sea así de fuerte y no tenga ni un ápice de duda en matar a su propia especie con tanta agresividad, mientras tanto Eliana recordaba cuando niña  era obligada a matar a varias especies  y humanos para desarrollar sus poderes, era obligada también a beber sangre tanto humana   como la de  otras especies y cuando se volvía adicta a ello era confinada en reiteradas ocasiones para que sepa controlar su sed, ella  mordía y  quitaba los poderes y el ser de cualquier especie mientras Diana les devolvía su forma original, Eliana creaba imágenes irreales y Diana los hacía volver a la realidad, Eliana viajaba a distintos lugares para entrenar y volverse cada vez más letal, todo lo que ella era, se resumía en sangre y destrucción en cambio su hermana solo observaba y veía a través de los ojos de Eliana. Al terminar de matar a varios híbridos en la mayoría por ella,  Eliana comprendió que Víctor siempre había querido a una asesina y a su talón de Aquiles ya que siempre era ella la que mataba y Diana permanecía en cautiverio, consolándola cuando podía meterse en su cabeza, siendo su ancla para no convertirse en un monstruo.

La hibrido se adelantó a buscar y  rescatar  a su hermana, sacándola de la celda donde había estado encadenada.

  • Ella es Diana, mi hermana – dice saliendo con ella agarrándola porque estaba débil.
  • Es… tu… gemela – dice sorprendido el vampiro y ellas asienten.
  • ¿Podrás correr? -  pregunta Eliana a su hermana. – necesitamos llegar antes que la luna este en su máximo esplendor.
  • No creo que pueda – responde casi balbuceando.
  • Debes de alimentarte – con su garra se corta el brazo - ¡toma! - le indica a su hermana.
  • ¡Espera! – dice Michael – pero tu sangre…
  • Descuida con ella no funciona – sonríe y su hermana toma su sangre.

Una vez que Diana se repuso  iniciaron el camino de regreso  a donde se realizaba una batalla campal  entre vampiros, lobos  e híbridos.



April Ge

Editado: 06.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar