Herederos de una dinastia

Tamaño de fuente: - +

Mar de Fuego

 

 

Capitulo XII

Mar de Fuego

 

-¿Están bien?-pregunta Dominik con Kamilah entre sus brazos, la mujer apenas logra tener sus ojos abiertos.

 

-Kamilah.-dice Keith-Déjame-añade hacia Dominik mientras éste la deja sobre sus brazos, Kamilah se queja de dolor debido al movimiento.

 

-Estás herida-comenta Solana inspeccionando la herida, es profunda y tiene piel desgarrada, sangra en abundancia.

 

-Tiene que descansar, es notable que necesitará puntadas en esa cosa.-añade Iñaki.-Estás sangrando demasiado.-puntualiza visiblemente preocupado.

 

-No estamos seguros aquí.-dice Kamilah con dificultad dejando su mirada en Dominik.

 

-Debemos regresar al hotel-responde.

 

-Usemos un portal-dice Jaldev-No puedes caminar en ese estado.-añade.

 

-No, nos encontrarían más rápido sólo por favor regresemos.-susurra Kamilah apoyando su cabeza en el hombro de Keith.

 

-Vamos.-dice Solana tomando la misma dirección por la que llegaron. Todos emprenden el viaje de regreso, totalmente exhaustos a excepción de Solana y Jaldev quienes gracias a los brazaletes sus fuerzas no se ven afectadas por la reciente batalla. Dominik camina metros adelante no quiere estar cerca de Solana.

 

Poco a poco la temperatura comienza a descender y la luna aparece soberbia en el firmamento, Iñaki mira con insistencia a Kamilah su estado es grave una simple sutura no bastará para sanar el daño que esa bestia le provocó.

 

-Puedo caminar.-dice Kamilah en un susurro.

 

-Estás perdiendo mucha sangre.-responde Keith con seriedad.

 

-No tenías que cargarme tú.-comenta.

 

-Lo sé pero quise hacerlo.

 

Cuando el cielo es totalmente negro decorado con muy pocas estrellas y una luna llena majestuosa los tres jóvenes caminan hombro a hombro en absoluto silencio hasta que Iñaki abre la boca

 

-¿Duele?

 

-¿Qué cosa?-pregunta Solana con una sonrisa.

 

-Eso-responde señalando el brazalete-Es casi un tatuaje.

 

-¿Tienes tatuajes?-interroga de nuevo la joven.

 

-Sí pero es diferente, esa “tinta” parece ser de oro y muy elaborado.

 

-No es eso lo que duele.-dice Jaldev dejando su mirada en el firmamento hermoso y despejado.

 

Iñaki lo observa fijamente y decide no indagar más por respeto a lo que sea que su amigo haya atravesado y por temor a lo que él deberá enfrentar.

 

-Alcanzaré a Dominik, trataré de averiguar cómo cruzaremos toda la ciudad con Kamilah sangrando.-dice trotando alejándose de ambos.

 

-¿Qué viste?-interroga Solana.

 

-Oye-balbucea Jaldev con deseos de no hablar del tema-Fue…

 

-Vi a mis padres.-interrumpe Solana al notar que le cuesta trabajo abordar el tema de su pequeño viaje, así que comparte su experiencia para darle el valor.

 

-¿Los viste?

 

-Por primera vez en mi vida escuché su voz, tan dulce-hace una pausa al sentir que pueden ganarle los sentimientos-Mi papá-añade pasando un grueso nudo por su garganta.

 

Jaldev deja su mirada en Dominik y dice

 

-Lo vi a él.

 

Solana se sorprende entonces agrega

 

-¿Qué viste?

 

-No sé dónde estaba pero habían muchas personas muriendo. Luego apareció él y asesinó a mi madre-respira hondo y dice-Intentó hacer lo mismo con Elle.

 

-No pudo ser Dominik.

 

-Confías demasiado en él.

 

-Nos ocultó cosas pero no es un monstruo. Pudo ser su hermano.

 

-Posible.-responde dibujando un gesto demasiado analítico en su rostro.

 

-¡Oye!-exclama Iñaki golpeando levemente el hombro de Dominik.

 

-Dime.-responde con seriedad.

 

-¿Ya sabes cómo vamos a cruzar la ciudad?

 

-Kamilah tendrá que hacer un último esfuerzo.

 

-¿Solana o Jaldev no pueden hacer eso del campo protector?-pregunta con una sonrisa burlesca.

 

-No, existen habilidades que son únicas en cada persona y esa es una de ellas.

 

-Bien.-dice bajando la mirada. Por un momento guarda silencio necesita hablar con alguien de lo que ha visto pero no sabe si Dominik es la persona ideal para mantener esa conversación.

 

-¿Ocurre algo?

 

Iñaki alza la vista, llena sus pulmones de aire y responde

 

-La chica que me vio en el museo…

 

-Tal vez te equivocaste.-interrumpe Dominik.

 

-No, es verdad que me vio-dice con desespero.-Directamente a los ojos.-añade señalando con sus dedos los ojos de Dominik.

 

-De acuerdo te creo. Tenemos que averiguar quién es y por qué pudo verte.



Grace Santos

#1195 en Paranormal
#434 en Mística
#6560 en Fantasía
#2815 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: magia antigua magia elemental, magos

Editado: 16.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar