Herederos de una dinastia

Tamaño de fuente: - +

Confrontación

Capitulo XVI

Confrontación

 

Mikael permanece de rodillas frente a un enorme hueco negro que está suspendido en el espacio, es una especie de puerta hacia otro mundo pero lo que hace en él es mucho más. Poco a poco siente cómo su cuerpo se llena de energía, sus venas arden con el paso de ese poder, los elementales sucumben poco a poco a la negra voluntad de Mikael.

Como un eco fantasmal se escucha una risa que incrementa su sonido cada vez más, alza sus manos para luego despojar su cuerpo de las vestiduras dejando al descubierto músculos tonificados y perfectamente cincelados.

 

********

 

En medio oriente la zona de batalla luce desolada, las personas han huido a zona segura aunque en el proceso algunos quedaron atrás, perdiendo sus vidas.

Un gigantesco brazo de arena emerge del suelo atrapando el cuerpo de Solana quien golpea sin piedad a Jaldev, éste aprovecha para atacar a la joven, lentamente una burbuja de agua la sumerge llenando de agua sus pulmones.

 

-Tú no acabarás con ella.-dice Keith abriendo la tierra bajo los pies de Jaldev, cae en el hoyo y es enterrado vivo.

 

Sus rostros lucen enfermos, ojeras apagan el brillo de sus ojos, sus labios se ven pálidos y agrietados, sudan en exceso, debilitándose cada segundo más.

 

-¿Quieres decir algo antes de morir?-susurra Keith en el oído de Solana.

 

-Sí.-responde con dificultad.

 

-Habla.

 

-¿Qué se siente ser el elemento más débil?-pregunta al tiempo que el cielo se abre con olas inmensas formadas de aire lanzándolo varios metros adelante.

 

Una mano emerge de las profundidades de la tierra atrapando el pie de Solana haciéndola caer, de un salto Jaldev sale de la tumba creada por Keith para luego patear sus costillas con fuerza sobrehumana.

 

La joven se retuerce pero posee la misma capacidad que los chicos. Jaldev intenta patearla de nuevo pero ésta detiene su pierna, cuando se dispone a golpearlo Keith la toma del cuello mientras Jaldev golpea sin piedad el rostro de Keith.

 

*******

 

-Angelique.-susurra Kamilah ante el rostro sorprendido de Dominik, ambos evacuan a los sobrevivientes guiándolos hasta el punto en el que abrirán el portal.

 

-¿Qué pasa?-pregunta con temor.

 

-No puedo sentirla.-responde con angustia.-Necesito ir.-comenta.

 

-Yo iré, tú debes irte no te queda mucho tiempo, debes llegar con Avan sólo él puede ayudarte.

 

-Pero…

 

-Pediré a Gadha abra un portal hacia Caen.

 

-Bien.-responde alejándose con las demás personas.

 

Dominik regresa al complejo en el que se encuentra Iñaki con Ketan, la puerta principal es resguardada por Omar.

 

-¿Dónde está Gadha?-pregunta al guerrero.

 

-En el templo.-responde.

 

Dominik camina en esa dirección pero Omar lo detiene

 

-No puedes ir, está pidiendo ayuda a los dioses, no puedes intervenir.

 

-Algo ha sucedido con Angelique, Kamilah dejó de percibirla, necesito ir allá y sólo ella puede abrir un portal ahora que Kamilah no está.

 

-Ten cuidado, puedes perder la razón si vez algo que tus ojos no deben.-responde permitiéndole marchar.

 

Dominik abre con cautela las enormes y pesadas puertas del templo, siente algo extraño en el ambiente pero eso no lo detiene entonces escucha una voz que inunda todo el lugar.

 

-No deberías estar aquí, es un lugar sagrado.

 

-Gadha necesito que me envíes a Caen algo ha sucedido con Angelique.

 

-¿Qué?-pregunta apareciendo ante él vistiendo hermosas y resplandecientes vestiduras blancas.

 

-Kamilah ha dejado de percibirla.

 

-Irás por ella y la chica-dice caminando hacia él mientras dibuja un jeroglífico en su muñeca-Están en la estación de policía-dice con pena.-Luego te diriges a España por Sara y su hijo, los llevarás a Inglaterra para su seguridad.

 

Dominik mira el tatuaje de oro en su piel mientras Gadha agrega

 

-Tengo entendido que Keith y Solana no tienen familias sólo amigos así que ellos están a salvo mientras no sepan nada.

 

-Bien.-responde caminando hacia la puerta.

 

La curiosidad lo embarga y decide ocultarse tras una columna para observar qué planea hacer Gadha para ayudar a los chicos.

 

La mujer se postra en el suelo de roca dejando sus brazos al frente, sus susurros en lengua antigua poco a poco se alzan creando ecos en el lugar. Lentamente ante Gadha aparece la imagen de una mujer muy hermosa con un escorpión sobre su cabeza.

 

-Sé que el mundo se encuentra en grave peligro y que los hijos de mis señores están a punto de caer en lo oscuro de la magia.

 

-Mi señora, puedes ayudarlos, puedes devolverle la respiración a sus cuerpos ahora poseídos, ayudarlos a renacer.-dice con humildad sin alzar la vista.



Grace Santos

Editado: 16.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar