Herederos: El PrÍncipe De Hielo

Tamaño de fuente: - +

XXVI

Josabet

Los preparativos de la coronación nos tienen a todos ocupados, tenemos poco más de dos semanas para eso. Dos cosas me tienen preocupada, el protocolo de ese día donde deberé apareceré en público por primera vez desde la rebelión y la insistencia de Hale para que hagamos publico nuestro compromiso, estoy realmente nerviosa con eso, tuve que amenazar a Bob para que mantuviera su boca cerrada, estoy feliz, más que nunca pero no quiero que esto se convierta en motivo para que se cree descontento dentro del país.

―Señorita Barrier la doctora la espera ― Kim la asistente de la doctora O'Brien sale por mí. Acepte tener terapia al igual que el resto de mi familia, camino hasta su oficina, el ambiente es cálido, invita a todos a sentirse en confianza, ahora que mi acompañante es un bastón puedo moverme con mayor facilidad, inclusive manejar y eso me tiene de muy buen humor. Llamo a la puerta y casi me caigo de trasero por la sorpresa cuando es el mismísimo Hale quien me abre.

― ¿Qué haces aquí? ― es lo primero que atino a preguntar, veo a la doctora intentar ocultar una sonrisa, que amenaza con sacarme de mis casillas.

―La presencia de Hale aquí se debe a un pedido expreso de el ― explica la doctora poniéndose cómoda en el sofá.

La observo con el ceño fruncido, Hale toma mi mano y me guía hacia adentro y nos sienta en el sofá frente a la doctora que nos mira curiosa.

»Hale está preocupado por tu rechazo a hacer pública su relación ― se acomoda las gafas mientras fulmino con la mirada a Hale ― la pregunta aquí es ¿a qué le temes?

Me mira directamente a los ojos y no sé qué responderle, es una pregunta que yo me la he formulado en muchas ocasiones, mi propia obsesión de hacer siempre las cosas bien es una de las causas, el fracaso, ¿quién no le teme? pero hay más, siento la mirada de Hale fija en mí. Él lo ha intentado, lo sé, no puedo culparlo por tenderme esta emboscada.

― Siendo sincera la respuesta a ello, sería que le temo al fracaso ― comienzo, esa es la parte fácil de poner en palabras ― pero no es al fracaso en sí, sino a las consecuencias.

― ¿Qué quieres decir con ello Josabet?

― Cómo explicarlo, cuando fracaso siento que todo se me vendrá encima ― la veo tomar notas en una libreta.

―Josabet en nuestras sesiones anteriores nos hemos enfocado en tu relación familiar, los abusos que recibiste desde muy pequeña es lo que te lleva a sentirte así. En tu subconsciente relacionas el fracaso con el dolor, explicándotelo con palabras simples.

»Cuando vivías con tu familia y fallabas en un encargo, eras golpeada o recibías un castigo, es normal que tu intentes protegerte de alguna manera ― observa de reojo a Hale y luego vuelve a mí ― pero debes comenzar a entender que ahora tu vida no se rige bajo las mismas condiciones.

»Además, son los fracasos los que nos ayudan a avanzar más que los logros. Ahora ¿qué temes de tu relación?

Esta mujer sabía muy bien cuando debía incluir esa pregunta.

― De nuestra relación no tengo miedo, es la reacción de los demás a lo que no se si estoy preparada ― me remuevo un poco incomoda en el asiento, esto sería más fácil sin Hale aquí, siento su mano tomar la mía, dándome ánimos para seguir ― Cuando Hale llego a Ambur y comenzaron los rumores, nadie sabía que yo era una Barrier, especulaban que era una familiar lejana de los Lennox, nada más lejos de la realidad, no tenían ni idea de que hablaban de la hija de unos traidores ― sé que Hale ha intentado por todos los medios que la verdad no saliera a la luz pero era como intentar tapar el sol con un dedo.

―Tienes miedo a que te rechacen por tu pasado ― nueve palabras, no necesito más para decir exactamente lo que siento ― ¿has sentido que la gente a tu alrededor te trata diferente?

Niego con la cabeza, los Lennox conocían de donde venía desde el inicio y Bernard, que trabaja como asesor, nos ha aceptado a Bob y a mí con los brazos abiertos.

»Sí las personas que tienes cerca y digamos que las directas afectadas no han cambiado, ¿porque te importaría el pensamiento de los demás? Siempre tendrás oportunidad de demostrar tu valor y callar las bocas necias.

Sus palabras duras y coloquiales, me hacen dar cuenta cuanto tiempo he perdido pensando en todo esto, lo hace ver tan fácil y creo que si pongo de parte, realmente lo es.

»Hale por que no compartes con Josabet como te hace sentir todo esto.

Lo siento tensionarse junto a mí, recuerdo sus palabras el día que me pidió matrimonio luego de haber compartido la noche más importante de mi vida.

"Solo puedo prometerte estar a tu lado cada minuto de lo que me resta de vida y que juntos formemos el pilar que hora salir adelante a este país"

Veo a este hombre, que no solo será el próximo gobernante de este país, sino al hombre que al igual que todos, tiene defectos y virtudes, que es seguro de sí mismo pero en ocasiones el miedo lo hace flaquear y está dispuesto a hacerles frente. Han pasado doce años desde que lo vi por primera vez, en aquel entonces esos ojos grises me vieron como si en los míos pudiera leer mi alma, el mismo hombre que tiempo después parecía odiarme pero al mismo tiempo disfrutaba meterse conmigo, termino por ser el mismo que me abrazo cuando conoció mi pasado, en vez de juzgarme por él. Quien me acepta aun cuando el mundo piensa que soy indigna de él.



Kath B. Carlton

#926 en Novela romántica
#224 en Joven Adulto

En el texto hay: realeza, amor, principe

Editado: 18.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar