Hey... ¡tú! Criaturita. (elrubius y tú)

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 19: ¿Irina?

—Tú también me gustas —dijo después del beso no pude evitar mirarlo atónita, me encontraba en estado de shok.

 

Una emoción se apoderó de mi cuerpo como en la noche que él me siguió en Twitter, y sabía cómo deshacerme de ella. Comencé a correr por todo el parque saltando y a veces en los lugares rectos me inclinaba hacia adelante como Naruto.

 

—¡No corras, hija de puta! —Escuchaba maldecir a Rubén mientras intentaba alcanzarme, solo podía causarme algunas carcajadas, me volteé aun corriendo y Rubén ya estaba a centímetros de mí.

 

—Pinche poste de luz —le maldije en la cara cuando paré de correr. Me besó otra vez y sonreí en medio del beso —. Te quiero mucho, Rubencio —hablé cuando terminamos el beso y lo abracé.

 

—Y yo a ti, Rubencia —respondió y me besó la cabeza, sabía que su rostro tenía una estúpida sonrisa burlona.

 

Deshice el abrazo y vi la hora en mi Apple Watch —y si, era la única mierda de Apple que tenía, porque era lo único para lo que me alcanzó, y además era de la serie dos—, vi a Rubén y le sonreí.

 

—¿Vamos a ver una peli? —Pregunté feliz—. Celebrando tu regreso a YouTube, que fue hace como una semana pero… ¡A tomar por culo! ¡Hay que celebrar! —Le enganché el brazo con el mío y corrí hacia Joaquín obligándolo a que él me siguiera.

 

Subimos y al estar arriba acelere a fondo sin miedo alguno, lograba escuchar los gritos de Rubius diciéndome que le bajara un poco y yo solo reía, llegamos al centro comercial en menos de diez minutos, aunque tuve que desacelerar al estar cerca de la entrada del estacionamiento.

 

—¡La puta madre, _____! —Dijo exasperado Rubius apoyando sus manos en las rodillas—. Te he dicho que le bajaras un poco a la velocidad, ¡hemos pasado al lado de una patrulla! —Gritó y yo comencé a reír.

 

—¡Venganza! —Grité y lo señalé—. Por todos los putos juegos con screamers que has jugado y has subido a tu canal.

 

—¡Pero nadie te dice que los mires, tía! —Se agarró el cuero cabelludo y luego bajó los brazos señalándome.

 

—Ok, ya no tengo argumentos contra eso —fruncí mis labios en una línea recta—. Perdón por acelerar tanto, me gusta sentir la adrenalina. En compensación yo pago los tickets del cine… —me lo pensé un poco y agregué—: ¿Te parece si vemos Venom?

 

Rubén asintió y ninguno habló de nuevo, vimos la película en total silencio, me encantan las películas de Marvel así que me hundí en la película desde que comenzó, y si Rubén me dijo algo en medio del rodaje, no le escuché.

 

Volvimos a nuestras casas y nos despedimos secamente, la había jodido, de verdad que la había jodido y no esperaba lo que se avecinaba las siguientes semanas, claro, nunca te esperas lo peor.

 

(Segunda semana después del regreso)

 

De milagro había llegado a la oficina, ya que últimamente había estado trabajando en casa, pero papá me pidió que tenía que estar ahí porque otros pasantes reprobados querían obtener puntos extras para lograr pasar el año.

 

Llegué con mi típica mochila de pikachu, un café de mi cafetería favorita en la mano y con un look hipster. Con una camisa de cuadros roja —muy típico de hipsters—, una bufanda café, una blusa blanca debajo de la camisa, unos vaqueros y unos mocasines negros, además de unos anteojos de armazón negra gruesa, ya que como pasaba demasiado tiempo frente al PC y mis años de desvelos de universidad no ayudaban, mi vista se comenzó a desgastar.

 

—Buenos días, chicos —dejé todas mis cosas en el escritorio vacío y los que se encontraban allí se acercaron—. Mi nombre es _____ Álvarez, tengo veinticuatro años y seré vuestra tutora por un par de meses —me presenté y los chicos me miraron con asombro— Ahora, presentaros vosotros.



Itzel Vega

#1482 en Fanfic
#6485 en Fantasía

En el texto hay: elrubius, elrubiusomg, rdg

Editado: 16.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar