Historia De Un Suicida - Expiación

Font size: - +

CAPITULO III: EL PROPÓSITO

Son las ocho de la mañana, me he quedado dormido, mi alarma no ha sonado a las seis, a pesar que la he programado, la luz del sol tampoco me despertó ya que todo el cuarto está cerrado, creí haber dejado la ventana abierta. Me siento extraño, esto es un Déjà vu, mis días parecen iniciar de la misma manera.

Todavía me siento sorprendido y confuso por conocer a Douglas, sentí tantos deseos de golpearlo cuando me dijo que conducía en estado en ebriedad y que ese fue el motivo del accidente, me detuve al ver su rostro, su expresión era sincera, su aspecto lúgubre es muestra que la culpa lo está martirizando a como me ha dicho, por eso llega todos los días al hospital, para ver la evolución de Alice, rogando se recupere.

Cuando vi sus ojos también me pude ver reflejado en ellos, identificándome con él, una persona que no tiene propósitos en su vida, por eso estaba borracho ese día, ahogaba sus penas en alcohol y sospecho que intentaba suicidarse, pero en su intento de librarse de este mundo perjudico a varias personas, incluyéndome, gracias a él, mi hermano quedo con una lesión permanente, Alice en coma, y directamente atraso mis planes de suicidarme.

Se que dije que no cambiaría mi decisión, ni aplazaría el día pero no me siento bien dejar a Alice en ese estado, algo que me dice que debo de estar a su lado, talvez sea remordimiento porque fui yo quien le sugirió llevarla a su casa, o por lo que me dijo en el auto, sus palabras de cierta forma causaron efecto, me hizo recordar cuando estábamos juntos, las ganas de besarla me invadían en ese momento antes del choque, pero no puedo atarme otra vez, debo de cortar los lazos es lo mejor para todos, no puedo arrastrarla a mi mundo, la puedo contagiar.

Debería de suicidarme hoy mientras ella sigue en el coma, no sé cuándo despertara, pero cuando lo haga estará confundida y pasara un tiempo para que vuelva a ser como era, así que asimilara mi muerte de forma diferente, además podría hacer una carta pidiendo que cuando ella despierte le digan que morí en el accidente, es mejor eso a que le digan que me suicide.

Iré a visitarla al hospital por última vez, hoy partiré de esta vida sin propósito, siento una presión en mi pecho, desde el accidente me duele en ocasiones, pero esta vez el dolor viene acompañado con un recuerdo de mi infancia.

Me veo de niño intentando manejar una bicicleta, cayéndome por falta de equilibrio, llega a ayudarme mi padre, él sonríe y me hace cosquillas para que también me ría y así no llore por el golpe que me he dado, mi hermano en otra parte juega con su pelota nueva de básquet y mamá nos prepara unas limonadas para refrescarnos por este calor, es una escena que me genera calor en el pecho, mis ojos se humedecen no puedo evitarlo, pero tanto color de este recuerdo que de momento desaparece todo esta oscuro y me veo solo afuera de la casa sentado con la bicicleta al lado, mi padre ha muerto, mi madre y hermanos se han ido y estoy solo, monto la bicicleta, trato de alejarme lo más rápido posible, cierro los ojos y cuando los vuelvo abrir veo otra vez el accidente justo en el momento menos indicado, cuando parecía que Alice y yo nos reconectábamos, o ¿Habrá sido en el momento indicado?

¿Qué hubiese pasado si no hubiésemos tenido el accidente?

Dada la situación en ese momento, puedo suponer que lo que ella quería decirme es que después de todo este tiempo aún sentía algo por mí, talvez nos besaríamos ya que estábamos bajo los efectos del licor, pero ¿Qué pasaría después?, ¿eso sería suficiente para cambiar mi decisión? ¿El color regresaría a mi vida?, no lo sé, todas estas interrogantes me molestan, no debo imaginar lo que pasaría, porque nunca pasara, todo es una suposición, la realidad es que Alice está en coma y yo decidido a suicidarme hoy, así que iré a despedirme de ella.

Salgo de la casa y otra vez no vi a nadie, la fisioterapia de mi hermano es temprano. El dolor en el pecho a desaparecido así de rápido como aparece, cuando regrese hare mi carta con las indicaciones que tiene que hacer después de me suicide, no expondré las causas para evitar se sientan culpables, tampoco deseo eso, quiero irme en paz sin remordimientos.

Llego al hospital, me dirijo directo a la habitación de Alice, en el camino veo a la misma Jefa de enfermera, esta señora parece no descansar y es más activa que las jóvenes, su presencia por alguna razón me tranquiliza, veo que afuera del cuarto esta Douglas, pareciera como si se quedara acá día y noche por sus ropas me da esa impresión, la expresión lúgubre de su rostro no ha cambiado, le digo que lo invitare a un café después, siento la necesidad de hablar con él.

Al entrar en la habitación, Alice no está, me acerco a la estación de enfermería y no hay nadie, me doy vuelta y está la jefa de enfermería.

─ Tu amiga está en quirófano en estos momentos. ─



DARNOC

#216 at Otros
#61 at Relatos cortos
#32 at Paranormal

Text includes: depresion, amor complejo, suicida

Edited: 07.01.2019

Add to Library


Complain