Huele a Tentación

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 2

Amy reacciono al momento de escuchar la campana sonar, se dirigió rápidamente a la dirección a buscar su horario y darse cuenta que su primera clase era matemáticas, corrió al salón 2A-13 y al llegar toco la puerta con un poco de vergüenza por el retraso. Aquel profesor alto, calvo, gordo y bigotudo que se encontraba detrás de la ventanilla le sonrió e hizo señas para que entrara.

Por un momento pensó que él seria malo igual a los demás chicos que había visto con anterioridad, pero luego se dio cuenta que las apariencias engañan, éste la recibió con una gran sonrisa para luego darle la mano y anunciar ante la clase:

-¡Buenos días clase!. –Todos respondieron, algunos con un interés vago, otros entre dientes. –Ella es su nueva compañera, denle una cordial bienvenida a Amy White.

 

La verdad no era necesario tanto protocolo, pero el profesor Adrián siempre era así, él era ese instructor al cual todos o la gran mayoría piensan que es malo por la apariencia, pero al conocerlo se percatan de que es todo lo contrario.

 

-Puedes sentarte donde gustes. –Expreso él señalando solo las dos mesas que se encontraban allí.

Las mesas eran compartidas,  en una de éstas se encontraba uno de los chicos del equipo de futbol que había mirado a Amy al llegar y aún seguía con la vista puesta en ella; en la otra, que estaba al fondo junto a la pared, se encontraba una chica recostada en modo de descanso. Amy caminó y se sentó junto a la segunda, trato de saludarla mas ella ni siquiera hizo un intento para hacer lo mismo, solo observaba su hermoso cabello lacio negro.

Al terminar la clase ella se levantó tomando sus cosas, pero vió que la otra chica seguía recostada allí sin intenciones de salir del salón. Se acercó para mirar su rostro y se dio cuenta que solo dormía.

-¿Hola? –Amy movió su hombro.

Aquella chica pego un brinco del susto, al instante Amy notó que ella era la chica que peleaba con la señora en el auto hace unas horas.

-¡Oh dios! Me asustaste. –Expreso colocando su mano en el pecho. -Pensé que había sido el profe Adrián.- Dijo entre bostezos.

-Lo siento ¿Estabas en modo de descanso, no? –Sonrió.

-¿Eh? –La chica la mira un poco extrañada y confundida lo cual le recordó que debía usar palabras normales como los demás.

-¡Dormida! Dormida… eso quería decir. –Sonrió apenada. –Solo quería avisarte que termino la clase y podemos irnos… Creo que es lo mejor que alguien puede decirte estando acá. –Soltó una corta risa.

-¡Esta bien!… -Ignoro la actitud, que le pareció un poco rara, de Amy. -¿Eres nueva acá? La verdad nunca te he visto… o al menos no he hecho el intento.

-¡Sí! Llegue hoy… ¿Siempre duermes en clases? –Preguntó mientras caminaban para salir.

-Las veces que puedo sí. –Se paró y miro un momento hacia el cielo para luego volver a mirar a Amy. -¿Sabes algo? Siempre me pregunto, ¿Para qué estudiar tanto si al final puedo encontrar a alguien que haga todo por mí? O en muchos casos, estudias algo y no terminas ejerciendo tu profesión… Es tiempo perdido.

Amy la miro por un momento un poco desconcertada, pero al notar que ella comenzaba a perder interés por la conversación le respondió su pregunta con otra.

-¿No tienes el más mínimo interés por ser una persona independiente y profesionalmente exitosa?

-¡Ay no! Qué pereza… ¿Podemos cambiar de tema? A ver ¿Cuál es tu nombre chica rubia?. –Tomó su cabello.

-Me llamo Amy ¿Y tú? –Le sonrió.

-Holly. ¿Y qué haces por acá? Este lugar es bastante aburrido. Nunca hay nada interesante.

-¿Estás segura de ello? Siempre hay algo para hacer, solo no lo hay cuando no se busca.

-Mmmm cierto. –Se recostó en una de las bancas fuera de la universidad. –La verdad no estoy muy interesada en hacer cosas que terminaran siendo un peso para mí.

-Amy se sentó junto a ella. –¿Cómo puedes decir eso? Nada es un peso. No creo que Dios coloque cargos en la vida de una persona para volverlas un “peso”. –Aun ella seguía desconcertada, pero trato de disimularlo frente a Holly a quien tenía que tratar con mucho cuidado para no alejarla.

-¡¿Qué?! ¿Eres religiosa o algo? –Se levantó rápidamente al decir eso.



JesusGmz

#13433 en Novela romántica
#6586 en Fantasía

En el texto hay: angeles, demonios, pecado

Editado: 24.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar