Huesped Gatuno

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 22

Antes de salir de la habitación, me detuve de súbito cuando la escuché hablar de manera temblorosa y asustada.

— Por favor, detente.

Giré el cogote y miré en dirección a la cama.  

Brian estaba sobre Natacha con una mano por debajo de su blusa tocando una zona vergonzosa para ella.

— No tengas miedo — dijo él lamiéndole la clavícula de manera repugnante.

— No quiero… basta— ella intentó detenerlo, pero él era más fuerte que ella así que no se separó cuando intentó empujarlo, sólo se rio con diversión y algo de cinismo, mientras aprisionaba su muñeca con fuerza a un lado de su cabeza para dejarla inmovilizada en el lugar y ya no pudiera empujarlo de nuevo.  

— Relájate. Te gustará — y le presionó uno de sus pechos con demasiada fuerza haciendo que ella gimiera de dolor.

— Por favor, detente — le volvió a pedir ella, pero él no se detuvo, lo que despertó en Natacha el terror. Comenzó a temblar y sus ojos se convirtieron en aguaceros. Incluso así, él no se detuvo.

Sólo me bastó ver su cara llorosa llena de un sentimiento de terror para hacerme actuar de manera casi involuntaria.

Di un salto cayendo directamente sobre él y me prendí de inmediato al brazo que sujetaba una de sus manos con fuerza para inmovilizarla. Mis garras provocaron que tuviera que soltarla y yo me sentí más relajado al ver como ella retrocedía unos pasos hacía atrás hasta sentarse sobre el respaldar.

Rasguñé con fiereza su brazo y mordí su piel como si fuera un pedazo de carne. Intenté treparme por su brazo para llegar a su rostro, pero me fue difícil, ya que el gusano comenzó a golpearme para que lo soltara.

— Te quedarás sin esa cara tan linda que tanto presumes — le dije.

— ¡Suéltame, maldito gato! — dijo y recibí un golpe en la espalda por su parte, pero ni así lo solté. Quería matarlo por tocarla, por querer forzarla.

— Campanita, no — su voz me sorprendió.

Sus manos temblorosas me tomaron del brazo sangrante del gusano y yo no pude hacer nada. No quería lastimarla a ella, así que me dejé tomarme sin impedimentos. 

Natacha me separó de él, salió de la habitación conmigo en brazos y me dejó en el suelo de la cocina, lejos de la cama.

— ¿Qué haces? — le pregunté entre enfadado y extrañado por su actitud — ¡Déjame encargarme de ese asqueroso gusano!

Un segundo después apareció Brian por la cocina sosteniéndose el brazo sangrante con fuerza para detener el sangrado.

Natacha, algo temblorosa, miró la escena, debatiéndose mentalmente que hacer.

— Espera aquí — dijo mientras corría en dirección al baño, para volver segundos después con un botiquín entre manos —. Lo siento mucho — dijo mientras sacaba alcohol etílico y gasas del interior del botiquín.

— ¿Qué haces? — la miré consternado — ¡No lo cures! ¡Échalo de tu casa!

Obviamente Natacha ignoró mi reclamo y se dispuso a curar al imbécil.

— Nunca pensé que Campanita fuera capaz de atacar a alguien — dijo cubriendo su herida con un temblor casi incontrolable, mientras una lágrima se escapaba de su ojo.

Brian tomó su mano temblorosa de manera brusca para detener lo que estaba haciendo. Natacha se sorprendió por su repentino acto, lo que ocasionó que ella diera un pequeño brinco de sorpresa y lo mirara con ojos temerosos, empapados en lágrimas que no querían detenerse.  

— ¿Estás asustada de mí o de tu gato? — preguntó.

Al parecer el gusano es consciente de que intentó forzarla. Ese maldito. 

Brian me miró por encima del hombro de la temblorosa Natacha y yo le gruñí a modo de amenaza. A la siguiente que intentara no saldría vivo de esta casa.

Natacha no contestó a su pregunta de inmediato, pero era obvio para todos a quien le temía de verdad.

— Él sólo salió a defenderme — dijo ella mirando al suelo todavía algo aterrada por lo que acababa de vivir.  

— Lo siento, mi vida — dijo él tomando sus dos manos en un gesto tierno que me fue evidentemente forzado, y esperaba que para Natacha también lo fuera —. Es que eres tan hermosa que no pude contenerme.



Cynthia Soriano

#2506 en Fantasía
#5357 en Novela romántica

En el texto hay: comedia, gato, drama

Editado: 30.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar